LA ÚNICA COALICIÓN VIABLE ES PACTAR CON NUESTRA HISTORIA COMÚN

 
Most recent

La culpa de la obesidad la tienen los ultraprocesados, muy baratos y adictivos

NOTICIAS-ETF
10 points

TE DEJO PARTIR

charly lakes
42 points

Mercure Santa Marta celebra el Día de la Madre con un espectacular Brunch Caribeño

Negocios Hoy
6 points

Canjea tus puntos Marriott Bonvoy y vive la cultura y estilo bogotanos en Residence Inn by Marriott

Negocios Hoy
6 points

Halitosis: Olvídate del mal aliento a cualquier hora gracias a estos alimentos

NOTICIAS-ETF
110 points

Deficiencia de vitamina D: síntomas, causas y tratamiento

NOTICIAS-ETF
120 points

¿Qué ejercicios incluye Jennifer López en su rutina para mantener una figura esbelta?

NOTICIAS-ETF
88 points

Dale una bofetada ... ¿puedes?

El diario de Enrique
10 points

Viernes 13

NOTICIAS-ETF
6 points

13.400 bombas atómicas amenazan la vida en el planeta

NOTICIAS-ETF
174 points
SHARE
TWEET
La verdadera coalición que necesita Colombia, y el mundo en general, en las actuales circunstancias políticas y sociales, no es ni con la esperanza de unos pocos ni tampoco con la experiencia de unos cuantos, tiene que ser con la historia de todos, la cual se debe determinar por medio de un pacto, el cual tenemos que hacer viable entre todos los habitantes de un país y de un planeta urgido por volver realidad las soluciones de las necesidades comunes, y por intermedio de él poder ir dejando a un lado y atrás a una clase de pésimos dirigentes, los cuales se empoderaron, de los Estados y sus instituciones, a través de un comportamiento caracterizado por la indecencia y el egoísmo, con las cuales han expandido la corrupción hacia todos los rincones y niveles de unas sociedades que han estado, y hasta aceptado, mantenerse sometidas a ellos, lo que no se puede permitir que se extienda por más tiempo; además que estos dirigentes, con sus partidos y movimientos políticos, siempre se han comportado de una manera grosera e indolente con las oportunidades que requieren unas regiones y sus comunidades, que aunque sean bastante diferentes entre ellas, requieren todas de lo mismo, o sea estar cimentadas en la justicia y la equidad, a partir de educación, salud, cultura, empleo y recreación públicas y privadas pero con criterio social y comunal, algo imposible de alcanzar si seguimos con las actuales organizaciones políticas, o si nos permitimos permanecer indiferentes ante la actuación de quienes hasta hoy nos han dirigido igual a como lo han venido haciendo mal desde hace tiempo.
De allí que tenga que discrepar con todos aquellos que creen, e insinúan, que las soluciones se encuentran en el centro de los espectros políticos nacional y orbital, suponiendo que ese sea un punto concreto de una ubicación que contiene lo bueno de los extremos filosóficos que poseen los postulados en los que se basan las creencias y manejos políticos, siendo en realidad una manera de difuminar y desdibujar la realidad política y social, justificando con ella truncar los verdaderos y necesarios cambios totales que se requieren de manera urgente entre toda la humanidad para poder a través de ellos romper con los amarres que nos atan a unas injusticias sociales, hasta hoy fundamentadas y justificadas en la individualidad como opción incuestionable, cuando son impostergables las reformas que declaren lo común como la única disyuntiva que tenemos todos para sobrevivir, no solo la especie humana, sino todas las demás, lo cual necesariamente implica que los movimientos que traen entre sus políticas socializar las decisiones públicas y privadas son el único camino que se tiene que imponer sobre todo lo demás, el resto es reciclar la inconsciencia humana que hasta hoy viene dejando la estela de resultados que marcan un destino desagradable y sin futuro para los individuos, sean estos ricos o pobres, igualmente para el planeta y todas sus especies, por lo tanto para la humanidad en general, estando entonces, ante los próximos comicios, frente a la alternativa histórica interna de un pacto social que despierte y haga realidad la esperanza general. Ojo pues, estamos ante un momento clave de reaccionar para lograr socializar las políticas públicas.
______________
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content