La trampa de productos como los yogures bajos en grasa o Cola light: ni son más sanos ni te harán a

 
Related

Alarma: La depresión se multiplica por tres entre los menores tras la pandemia

NOTICIAS-ETF
256 points

Secuelas: Los expertos aconsejan ejercicio y encuentros sociales para frenar la fatiga pandémica

NOTICIAS-ETF
258 points



Most recent

HUMO BLANCO EN CONCLAVE DE CENTRO

pensamiento Libre
94 points

Ventajas de la traducción simultánea

Mis Noticia
12 points

Tips para triunfar con una tienda online para expertos de un sector

Mis Noticia
10 points

¿Debo llevar un control horario en el teletrabajo?

MaríaGeek
14 points

Se busca hogar, Propuesta para adoptación de animales

Image Press
14 points

GRAN COLOMBIA ANUNCIA LOS RESULTADOS DEL TERCER TRIMESTRE Y DE LOS PRIMEROS NUEVE MESES DEL 2021

Image Press
10 points

Una noche en casa ajena, grupo ajeno, tertulia ajena

El diario de Enrique
6 points

Eduardo Romo Rosero y sus Semillas de Cambio social y espiritual.

Pablo Emilio Obando Acosta
14 points

Rodrigo Yepes Sevilla, un visionario urbanístico.

Pablo Emilio Obando Acosta
12 points

WHO IS LEE JAE-MYUNG?

pensamiento Libre
242 points
SHARE
TWEET

 La trampa de productos como los yogures bajos en grasa o Cola light: ni son más sanos ni te harán a


09 noviembre 2021

- Llevamos mucho tiempo, quizás demasiado, dejándonos arrastrar por las indicaciones de los gurús de las dietas bien mercantilizadas y que nos llevan a consumir productos con indicaciones de cero calorías, cero grasas o cero azúcares.

- Pues bien, hoy dejaré aquí un artículo, que no es uno más y que rebate en gran medida todos esos excelsos argumentos de esos pretendidos gurús de la cosa alimentaria.
___________________________________________________________________________

La trampa de productos como los yogures bajos en grasa o Cola light: ni son más sanos ni te harán adelgazar

Cristina Fernández Esteban
9 nov. 2021 5:45h.

A día de hoy desde los refrescos a la mayonesa o las patatas fritas todo tiene su versión light.

Pero lo cierto es que bajo estas etiquetas no siempre se esconden versiones más sanas, a veces ni siquiera más bajas en lo que prometen.

Disfrutar del mismo sabor, pero con menos grasas, calorías o azúcares suena perfecto. No es de extrañar que en el mercado proliferen los productos que prometen algo así.

Refrescos, yogures, salsas, patatas fritas todo a día de hoy tiene su versión "light", "bajo en" o "cero", normalmente asumidos como productos más sanos que su versión normal.

No obstante, bajo estas etiquetas a veces se esconde más una estratagema de la industria alimentaria, dispuesta a seducir a un número creciente de usuarios preocupado por su salud y silueta que un alimento altamente recomendable.

Lo que realmente significan etiquetas como "light" y "cero" o "Bajo en azúcares"

Desde Europa se imponen las características que debe tener un alimento para ser etiquetado como light o bajo en algún ingrediente:

Para que un producto sea considerado light: el alimento debe reducir el contenido de uno o más nutrientes en un 30% en comparación con su versión normal.
"Bajo en calorías" o "bajo valor energético": se aplicará a aquellos alimentos que no tengan más de 40 kcal por cada 100 gramos, si es un sólido, o de 20 kcal por cada 100 ml, en líquidos.
Sin calorías: se aplicará a comestibles con menos de 4 kcal por cada 100 ml.

La norma R1924/2006 también impone los criterios para que un alimento pueda anunciarse como poco azucarado:

Para que un producto pueda considerarse "Sin azúcares” este solo puede tener 0,5 gramos de azúcares como máximo por cada 100 gramos o 100 ml.
“Bajo contenido en azúcares”: este solo puede tener como máximo 5 gramos de azúcares por cada 100 gramos de alimento sólido o 2,5 gramos de azúcares por cada 100 ml en los líquidos.
“Sin azúcares añadidos”: el producto no puede tener entre sus ingredientes ningún azúcar ni usar otros alimentos por sus propiedades edulcorantes. Eso sí, en el caso de que no lleve azúcares añadidos, pero los contenga de forma natural, debe indicar “contiene azúcares naturalmente presentes”.
“Contenido reducido en azúcares”: se ha reducido al menos un 30 % el contenido en azúcares, comparándolo con un producto similar.

La legislación además establece que "cualquier mención que signifique lo mismo para el consumidor como “cero azúcares” en lugar de “sin azúcares”, también tiene que cumplir esta normativa".

Como se evidencia de la norma, para etiquetar como light un producto solo debe reducir algunos de sus nutrientes. Por lo que ha podido compensar añadiendo otros.

Es más que habitual que muchos de los productos anunciados como "bajos en grasas" conllevan más cantidad de edulcorantes o azúcar añadidos, para mantener el buen sabor y textura del producto.

Los productos light no ayudan a adelgazar y además podrían conllevar otros riesgos para la salud

La evidencia científica hasta el momento apunta a que los productos light no son una opción más sana y que incluso ni siquiera puede que ayuden con el propósito de no engordar.

Recientemente un estudio de la Escuela de Medicina Keck de la USC encontró que las bebidas que contienen el edulcorante artificial sucralosa pueden aumentar los antojos y el apetito en mujeres y las personas obesas.

La investigación mostró que, en este perfil de personas, se dio una mayor actividad en las regiones del cerebro responsables de los antojos y el apetito después de consumir las bebidas light en comparación con las bebidas que contienen azúcar real.

Previamente una investigación realizada sobre 1.454 participantes (741 hombres, 713 mujeres) durante 10 años vinculó el uso de edulcorantes bajos en calorías con "un mayor peso relativo, una cintura más grande y una mayor prevalencia e incidencia de obesidad abdominal".

Pero además podrían tener consecuencias negativas sobre tu organismo.

A pesar de su popularidad, las consecuencias para la salud de los edulcorantes artificiales todavía no están muy claras, sin un consenso sobre cómo impactan en el metabolismo de la glucosa, el peso corporal o la saciedad.

A este respecto, productos como la gaseosa light se ha asociado con el síndrome metabólico y mayores riesgos de apoplejía y demencia frente a aquellos que beben refrescos normales con gas.

En 2018 una investigación presentada ante la Sociedad Americana concluyó que los edulcorantes (como el azúcar, pero también la stevia o el aspartamo) pueden provocar obesidad y diabetes.

Años antes, en 2015 otro estudio determinó que las bebidas endulzadas artificialmente también podían relacionarse con un aumento de diabetes del tipo 2.

Que un producto sea más conveniente que otro no le convierte en saludable. Es decir, puede que tu Coca-Cola Zero lleve menos azúcares que la versión normal, o que las patatas fritas light que metes en tu cesta te aporten menos calorías. Pero en ninguna de sus versiones son aconsejables.

Para no dejarte seducir por la trama de los productos dietético piensa que todo este tipo de etiquetas se suele aplicar en productos ultraprocesados, que deberían consumirse solo ocasionalmente.

Fuente: https://www.businessinsider.es/trampa-productos-light-ni-sanos-ni-te-haran-adelgazar-961103



Fuente: etf-cajon-de-satre.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content