La política energética del gobierno va a contramano del Nuevo Orden Mundial

 
Most recent

5 sectores que se están recuperando rápidamente tras la pandemia

Mis Noticia
100 points

¿A quién le importa acordarse de aquello que olvidó?

El diario de Enrique
10 points

¡Qué bello es vivir! - Una mañana en mi SPA favorito

El diario de Enrique
6 points

El software que está cambiando el mundo del ecommerce

Pluglin
12 points

Aviso: Una brecha de seguridad roba los datos de 1,2 millones de usuarios de WordPress

NOTICIAS-ETF
134 points

Si le han recetado aspirina para prevenir estas dolencias ¡cuidado!

NOTICIAS-ETF
224 points

La EMA aprueba la pastilla anticovid-19 de Merck para uso de emergencia

NOTICIAS-ETF
140 points

Una noche en casa ajena, grupo ajeno, tertulia ajena

El diario de Enrique
6 points

¿Cómo detectar un alimento ultraprocesado?

NOTICIAS-ETF
10 points

¿Debo llevar un control horario en el teletrabajo?

MaríaGeek
14 points
SHARE
TWEET
En la habitual columna de opinión que realiza en el programa “Punto de Partida” de FM 101.9, el secretario general del Partido Socialista Autentico local, Pablo Aceto, sostuvo que “el camino que está tomando el gobierno en materia de hidrocarburos es parte de las políticas de entrega del menemismo, con la nueva ley de hidrocarburos sólo busca hacer algunos dólares para afrontar una deuda externa que nadie quiere investigar, a pesar de que siempre se amenaza con ser investigada”.

La política energética del gobierno va a contramano del Nuevo Orden Mundial

Aceto hizo hincapié en que “las cuestiones energéticas siempre hay que evaluarlas de manera global, es el elemento que afecta y moviliza todo lo que es la política geo-económica. La energía es el elemento básico de todo el sistema productivo y tal parece que, en la Argentina, eso no importa, no se evalúa o, por lo menos, no se ve en evaluaciones en lo teórico ni tampoco en los hechos”.

Puntualizó que “el 10 de septiembre, ha ocurrido un hecho bisagra en la historia de la economía mundial, se culminaron las obras de construcción del gasoducto Nord Stream 2, que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico. Con lo cual los acuerdos de Bretton Woods ya quedaron en el pasado, Europa depende de Rusia para su sistema productivo y le va a proveer de mucha energía a través del gas natural abundante y barata. Esto deja en muy mala situación a Estados Unidos porque no sabe qué hacer con su producción, lo que tenía pensado vender a Europa era gas licuado de petróleo a partir de la técnica del fracking que, por supuesto, es mucho más caro no solamente para su producción sino también para su transporte”.

En tal sentido, destacó que “esto hace naturalmente que tanto Europa como China se alejen de la influencia norteamericana y tengan una producción y una matriz completamente autónoma. Es un camino sin retorno. A Estados Unidos se le está yendo de entre los dedos la posibilidad de mantener la influencia que ha ejercido desde la Segunda Guerra Mundial hasta ahora, por ejemplo, en Europa”.

El dirigente socialista consideró, además, que “este hecho bisagra tiene que ser analizado en la Argentina, que pretende tener una política exportadora, ya están los borradores de la nueva ley de incentivo de hidrocarburos para presentarlos en el Congreso antes de octubre, porque por lo común las petroleras planifican sus inversiones para lo que va a ser el año que viene a partir de noviembre, y quieren llegar antes de eso con una ley en el Congreso”.

Asimismo, planteó: “¿Está continuidad de las políticas de Menem, a partir de las privatizaciones, tiene sentido en este contexto internacional? Y no estoy hablando de la influencia de Rusia, también estoy hablando de la construcción de los gasoductos que van desde Nigeria a Europa. ¿La Argentina tiene la posibilidad de tener una ventana que le permita las exportaciones? ¿Van a venir las inversiones a aumentar la producción o va a seguir siendo el Estado el que garantice la rentabilidad a estas empresas?”

Subrayó que “es claro que la Argentina, y más allá que hay muchos convencidos de que esto es posible, no es exportadora de energía, nunca tuvo esa capacidad y nunca la va a tener, siempre el desarrollo energético argentino estuvo enfocado en el autoabastecimiento. No somos ni México, ni Venezuela, ni Arabia Saudita para salir a exportar energía”.

“Pero sí existe la posibilidad de tener un desarrollo autónomo para mejorar las condiciones de la producción en la Argentina, lo que no tiene es la posibilidad de una ventana que le permita las exportaciones ya que Nord Stream 2 y el gasoducto siberiano van a optimizar la producción tanto de China como de Europa, mientras nosotros, en el contexto de Nuevo Orden Mundial, vamos a tener una energía insuficiente, cara y una industria subdesarrollada y encarecida por los costos de la energía entre otras cosas”, concluyó Aceto.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content