Me quedé más a gusto que un marrano en un charco.

 
Related

Las mancha de desodorante en las camisas de los chicos se pueden quitar?

Enrique TF-Relatos
394 points

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF-Relatos
346 points



Most recent

El laberinto de Tapachula, una cárcel a cielo abierto en la frontera sur: El País

rmnoticias.com
14 points

ZAG abre su primera oficina en América Latina

Avant Garde
8 points

¡Alístate a vivir los más bellos atardeceres del Caribe en 1525 Restaurante!

Viajes y turismo
10 points

Las ventas de Notebooks para gamers se disparan un 135% en el segundo trimestre y los monitores para

Juan C
10 points

Iniciativa medioambiental Cada Abeja Cuenta busca creativo su imagen 2022

Avant Garde
6 points

EN MEXICO :¿FRAUDE PRESIDENCIAL PARTE 2?

REVISTA ECOS N.L-COA
26 points

Proteger tus ojos y tu celular al tiempo es posible con InvisibleShield On Demand.

Tecnologia
18 points

Cinthia Fernández cerró su campaña frente al Congreso, en portaligas negro

videos virales de Gemelo malvado
26 points

Fairy Creek: El bloqueo indígena a la tala de árboles centenarios el mayor acto de desobediencia

rmnoticias.com
10 points

Sistema de Gestión de Seguridad y Salud debe ser implementado por todos los empleadores en Colombia

Avant Garde
10 points
SHARE
TWEET

 Me quedé más a gusto que un marrano en un charco.


14 septiembre 2021

- Arturo por muy empastillado que ande no tiene un pelo de tonto y aunque parezca que “ya no toca”, siempre te mete un cuerno cuando le parece que algo no funciona bien a su alrededor:

“Pero Enrique ¿Qué te pasa? ya no escribes sobre ninguna coña, ni siquiera sobre tus aventuras de amor con el Párroco. Hablas mucho sobre la muerte y sobre no sé cuántas entelequias que solo tú y tus más progres amigos entendéis, … ¿No te estarás muriendo, ¿verdad?”

- La Loli, que es como los reporteros de calle de los DeLuxe Televisivos, se sale de la barra cuando ve que alguno de nosotros no mueve la cabeza cuando pasa la niña de la bella colita con sus contorneadas formas llevando cafés y copas de aquí para allá y de allá para no sé dónde y te larga un sermón de esos de hacerte subir las feromonas, aunque sea a base de tortazos o de besos, que de todo hay:

“No me digas, Enrique, que le has contado tu secreto a la Marta, esa HP de Sálvame, y que ahora ya lo sabe todo el mundo que es lo que ella, (la tal Marta, sabe hacer de PM, contar lo que le cuentas en secreto a “to quisqui””

- Pero la conferencia exprés de la mañana, la secuencia fonética que más hondo ha calado en mi alma, la ha soltado mi amiga Leonor, la veterana de los ochenta y no sé sabe cuántos más, vieja cupletista de El Molino barcelonés de los sesenta, maestra nacional retirada y viuda de honor del Cuerpo de la GC, sí, ha sido ella la que con sus bellas palabras me ha mandado, de una bella patada, hacia el cielo de mis recuerdos:

“No les hagas caso, Enrique, ellos no te entienden, bueno, lo cierto es que ni ellos mismos se entienden. Tú vienes aquí a escuchar historias y ellos a contarlas; tú vienes aquí a regalarnos vida y ellos a consumirla como si fuera hachís; tú tienes mucha vida y ellos … ay, ellos la quisieran tener; tú sabes cómo enamorarla y como mimarla y ellos apenas han aprendido alguna vez lo que significa sentir o tener sentimiento alguno; ellos están amargamente inmersos en su oculta soledad y tú estás lleno de vida en ti y en todo lo que tocas a tu alrededor …”

- Me levanté y sin dejarla terminar, me acerqué a ella, mi amiga Leonor, la más veterana de todas mis amigas, y le di un beso en el morro que produjo, tras el clamoroso silencio inicial, un griterío espectacular entre todo el personal del Ateneo con ojos para ver. Fue como cuando un torero entra a matar …y la clava hasta el fondo. Como diría mi amigo Manué: Me quedé más a gusto que un marrano en un charco.


Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content