¿Qué es el Tai Chi? HISTORIA & BENEFICIOS

 
Most recent

Estrés postraumático y duelo prolongado, secuelas de los familiares de los atentados terroristas

Enrique TF-Noticias
8 points

Inventan lámparas portátiles que funcionan con agua de mar

Enrique TF-Noticias
118 points

Lo más importante es creérselo

Enrique TF-Relatos
12 points

Blackout: Juego de video 2021

CeemTops
12 points

LA CONQUISTA DE EUROPA

pensamiento Libre
170 points

¿CUÁNTO CUESTA VER A UN HIJO?

Image Press
16 points

¿Somos unos hipócritas recalcitrantes?

Enrique TF-Relatos
12 points

Inspiración e Indulgencia: Maestros del Whisky llega a Sofitel Bogotá Victoria Regia.

Viajes y turismo
12 points

Cantarle a la vida

Enrique TF-Relatos
10 points

Fairy Creek: El bloqueo indígena a la tala de árboles centenarios el mayor acto de desobediencia

rmnoticias.com
10 points
SHARE
TWEET
Derivado de las artes marciales, el Tai Chi es una disciplina corporal que forma parte de los ejercicios energéticos de la medicina tradicional china. En esta hoja informativa, descubrirá más sobre esta práctica, sus principios, su historia, sus beneficios, quién la enseña, cómo se realiza una sesión y cuáles son las principales contraindicaciones.

¿Qué es el Tai Chi? HISTORIA & BENEFICIOS

El Tai Chi es una gimnasia energética global que consiste en realizar un conjunto de movimientos continuos y circulares ejecutados con lentitud y precisión en un orden preestablecido.

Esta gimnasia energética global está disponible en varios estilos: algunas escuelas se centran en el autoconocimiento a través de un enfoque interior, mientras que otras favorecen las técnicas de combate. La mayoría de las escuelas, sin embargo, han abandonado su intención marcial en favor del desarrollo de la flexibilidad y el despertar del Qi.


Para entender qué es el tai chi, hay que saber que forma, con el Qi Gong, una de las 5 ramas de la Medicina Tradicional China (MTC). Las otras 4 ramas son la acupuntura, la dietética china, la farmacopea china (hierbas medicinales) y el masaje Tui Na. Por lo tanto, es necesario abordar el tai-chi en el contexto más amplio de la MTC, que se presenta en la hoja del mismo nombre.

Los principios fundamentales

En el tai chi, es esencial aprender a reducir la velocidad. De hecho, es la extrema lentitud de ejecución la que permite detectar los bloqueos y sentir la corriente energética. Además, la conciencia de la transferencia lenta y precisa del peso del cuerpo de una pierna a otra y la alternancia de brazos y piernas concretan perfectamente el pensamiento chino basado en el equilibrio dinámico de las fuerzas del Yin y el Yang. Esta práctica también hace hincapié en la respiración, que debe ser lenta, profunda y regular. A medida que la práctica avanza, el individuo debe coordinar su respiración con la ejecución de los movimientos.

Practicado siempre en postura erguida, el número de movimientos de una secuencia completa varía de 24 a 48, y puede llegar incluso a 108, que corresponde a la forma original del Tai Chi. Durante las secuencias, son las manos las que guían los movimientos y captan y dirigen la energía para que el cuerpo encuentre su apoyo en el Tan Tien, el centro de gravedad situado ligeramente por debajo del ombligo. La esencia del Tai Chi reside en la búsqueda del equilibrio entre los dos polos de la energía, el Yin, procedente de la tierra, y el Yang, del cielo.

Los beneficios del Tai Chi

Muchos estudios informan de los beneficios de la práctica del Tai Chi para diversas dolencias. Sin embargo, los estudios suelen ser incoherentes, no cuentan con un número suficiente de participantes y presentan diversos defectos metodológicos.

Reducir el riesgo de caídas y mejorar el equilibrio de las personas mayores

En una revisión sistemática publicada en 2009, los autores concluyen que el Tai Chi puede reducir las caídas o el riesgo de caídas en personas mayores de 60 años. Sin embargo, señalan que el efecto es significativamente menor en las personas muy mayores o frágiles (aquellas con una enfermedad o condición que limita sus actividades diarias). También señalan que, para que sea eficaz, es esencial que el Tai Chi se practique con regularidad. Además de reducir el riesgo de caídas, se dice que el Tai Chi aumenta la velocidad de la marcha, mejora el equilibrio y proporciona mayor confianza al moverse.

Ayudar a controlar la hipertensión y reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares
Dos revisiones sistemáticas de pacientes con hipertensión han informado de una reducción significativa de la presión arterial en los practicantes de Tai Chi. Estos resultados sugieren que el Tai Chi puede ayudar a reducir la incidencia de ciertas enfermedades cardiovasculares, como el ictus y la insuficiencia cardíaca crónica. Otra revisión evaluó específicamente el efecto del Tai Chi en pacientes con enfermedades cardiovasculares. Los resultados de tres estudios clínicos realizados en 208 pacientes con enfermedad coronaria o insuficiencia cardíaca mostraron una mejora de la calidad de vida, una disminución de la presión arterial sistólica y diastólica y un aumento de la capacidad de ejercicio en estos pacientes.


Mejora de la capacidad funcional en mujeres que han superado un cáncer de mama

En una revisión sistemática que incluyó tres estudios, los resultados mostraron que el Tai Chi no aportó más beneficios que caminar, el apoyo psicológico o la atención estándar en la calidad de vida de estas mujeres. Sin embargo, una mujer mostró efectos beneficiosos sobre la autoestima en comparación con el apoyo psicológico.

Mejorar el sueño de las personas mayores

En 2004, un estudio clínico comparó el efecto del Tai Chi con técnicas de relajación (estiramientos y control de la respiración) en la calidad del sueño. Los participantes del grupo de Tai Chi declararon una disminución del tiempo que tardaban en dormirse (una media de 18 minutos), un aumento de la duración del sueño (una media de 48 minutos) y una reducción de la somnolencia diurna.

Mejora de la capacidad aeróbica
Los resultados de un meta-análisis indican que las personas que practican regularmente Tai Chi desarrollan una mejor capacidad aeróbica (la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo puede tomar del aire y consumir). Se observaron mejoras cuando el Tai Chi se practicó durante un largo periodo de tiempo. También parece que las personas inicialmente sedentarias se benefician más del Tai Chi que las que ya son activas.

Pero eso no es todo, otros estudios han demostrado que el Tai Chi también puede fomentar la salud mental y mejorar el bienestar psicológico, mejorar la capacidad pulmonar, reducir algunos síntomas de la artritis reumatoide, aliviar la artrosis de rodilla y mejorar la amplitud de movimiento de las extremidades inferiores.

Además, los resultados de otros estudios sugieren que el Tai Chi puede ayudar a controlar la hipertensión en las personas mayores, reducir la osteoporosis, reducir los síntomas de la fibromialgia, ayudar a controlar la diabetes, ayudar a reducir los síntomas de la enfermedad de Parkinson y ayudar a controlar el peso en las mujeres obesas. Sin embargo, se necesitan más estudios para asegurar la eficacia del Tai Chi en estas condiciones.

El tai chi en la práctica
Los especialistas en tai chi trabajan en centros especializados, centros comunitarios, clubes deportivos, YMCA o centros de ocio.

Curso de una sesión

Las clases de tai chi se imparten de forma individual o en grupo, normalmente con periodicidad semanal. Por lo general, una clase dura algo más de una hora y se divide en tres fases. Comienza con ejercicios de calentamiento y relajación durante unos veinte minutos. A continuación, el profesor puede integrar elementos de Qi Gong para reequilibrar la postura del cuerpo y canalizar su energía. El resto de la sesión consistirá en aprender los movimientos de Tai Chi y realizarlos lentamente, en orden. Mientras que las dos primeras fases suelen realizarse de forma individual, la última puede hacerse en pequeños grupos.

Convertirse en profesor de Tai Chi

No existe ningún organismo oficial que acredite a los profesores de tai chi sin embaro si puedes sacarte una titulación no homologada sobre profesor de taichi, qigong o similar. En https://yuyan.es/cursos/curso-presencial-de-monitor-de-qigong/ tienes más información sobre cursos online.



Historia del Tai Chi
A lo largo de los siglos, la sociedad china ha desarrollado una fuerte tradición marcial.

El Tai Chi era originalmente una técnica de lucha que se transmitía oralmente de maestro a alumno en el mayor secreto dentro de las familias campesinas. Su origen sigue siendo difícil de determinar; sin embargo, varios autores atribuyen a Zhang Sanfeng, un monje chino que vivió en el siglo XVI (o quizá en el XII), la creación de las 13 posturas básicas del tai chi. Se dice que se inspiró en una pelea entre un pájaro y una serpiente para diseñar las secuencias. Se dice que la serpiente triunfó gracias a su lentitud, a su flexibilidad y a sus movimientos redondeados que daban poco agarre a su adversario.

Con el paso de los años, la técnica del tai chi se ha vuelto mucho más sencilla y suave, aunque algunos maestros han seguido transmitiendo nociones marciales tradicionales (por ejemplo, el conocimiento de los puntos vitales letales). En 1976, con la reapertura de las universidades en China, el Tai Chi se convirtió en una disciplina accesible a las masas y se enseñó en los programas universitarios de educación física.

Ha perdido gran parte de su componente energético (trabajo del Qi). Hoy en día, millones de chinos practican el Tai Chi a diario, sobre todo las personas mayores, pero muchos lo hacen por razones de desarrollo interior que van mucho más allá del entrenamiento físico. Se introdujo en Norteamérica a principios de la década de 1970.

Fuente: yuyan.es
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content