Un domingo de pandemia de final del verano

 
Related

Las mancha de desodorante en las camisas de los chicos se pueden quitar?

Enrique TF-Relatos
394 points

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF-Relatos
346 points



Most recent

Margarita del Val pronostica que la COVID-19 seguirá con nosotros, habrá más olas y reinfectaremos

Enrique TF-Noticias
12 points

ORINAR DE PIE O SENTADOS: ¿CUÁL POSICIÓN ES MEJOR PARA LA SALUD DE LOS HOMBRES?

Enrique TF-Noticias
310 points

La nueva solución de CCS brinda coherencia, precisión y visibilidad en las empresas.

Tecnologia
12 points

Estrés postraumático y duelo prolongado, secuelas de los familiares de los atentados terroristas

Enrique TF-Noticias
8 points

El laberinto de Tapachula, una cárcel a cielo abierto en la frontera sur: El País

rmnoticias.com
14 points

Fairy Creek: El bloqueo indígena a la tala de árboles centenarios el mayor acto de desobediencia

rmnoticias.com
10 points

Las ventas de Notebooks para gamers se disparan un 135% en el segundo trimestre y los monitores para

Juan C
10 points

Vinagre de manzana: las 5 grandes mentiras del falso "milagro" para adelgazar

Enrique TF-Noticias
308 points

Sistema de Gestión de Seguridad y Salud debe ser implementado por todos los empleadores en Colombia

Avant Garde
10 points

El 'superpescado' que tiene más calcio que el yogur, protege el corazón y cuesta menos de 1 euro

Enrique TF-Noticias
194 points
SHARE
TWEET

 Un domingo de pandemia de final del verano


05 septiembre 2021

– Presentí que iba a ser un gran día.

– Decido, bien temprano, salir a comprar unos helados pues el día lo pide. Mi adorable vecina del segundo, cruzándose en la puerta de sótano, zona de garajes, me interroga, como hace siempre.

– “Tienes mala cara, Enrique, si dices que vas al super del Juncaret está cerrado, no vayas, mejor acuéstate, no tientes a la suerte”.

– Sonrío, por no soltar fuego por la zona bucal y con ello ser condenado a un mes de … “Enrique debe tener una fulana, los domingo sale temprano con cualquier excusa a Dios sabe donde”.

– Llego al Super y, XD, está cerrado, es el primer domingo que no abre, se acabó agosto y con ello, al parecer, las ganas de comprar en domingo.

– Me iré al CC de Fontana, en la PLaya, allí está abierto todo, siempre – pensé.

– XD, el cajero del Banco está fuera deservicio, se quedó sin $. Una hermosa y linda jovencita de unos sesenta y pocos, me explica lo que parece evidente: “Esto no puede ser, oiga, el cajero no me responde, ¿podría ayudarme?, cada vez estoy más torpe”. El caso es que me lo pide como si fuera a venderme un juguete sexual. Vuelvo a meterme en la máquina, entablo contacto visual y verbal, con la linda vendedora de juguetes para el pecado y tras unos segundos de meditación me vuelvo al mundo de la santidad del día y dejo al satanás de hoy con un … “Sorry, la máquina está muy estropeada, quizás el de la Avenida funcione, está unos doscientos metros más allá, delante del mar.”

– Voy a comprar mis boletos de la lotería de la ONCE con mi viejo amigo de siempre pero no está. Mientras llega o no llega, (seguro que se ha ido a tomar su bacardi/cola al bar de Juan), llega Pancho, su precioso perrito y con tanto tiempo sin verme el animalito ataca mi pierna derecha con un frote sexual del que no hay forma de evadirse más que con un fuerte patadón. Las risas de los viandantes, (todos muchachitos que venían de empaparse en alcohol durante la fiebre del saturday night), hacen el resto del cuadro, patético, como toda mi marcha matinal. Pepe no viene y yo me largo sin dinero fresco y sin mi décimo de la ONCE.

– Finalmente, decido olvidarme del cajero y de los helados y voy a mi SPA de la Salud, (la farmacia).

– Mientras espero, y Levi, la linda farmacéutica, va preparando mi pedido, me pregunta y me informa: “¿Enrique, estás bien? – Me ha dicho la Señora Claudia, tu vecina, que te ha visto salir esta mañana, que ibas con muy mala cara y que parecía como si fueras a hacer algo malo por las prisas que llevabas”.

– Recordé una de las frases del gran Perich*: “Cuando nos peguen una patada en los huevos, es mejor ofrecer la otra mejilla, porque si repiten en el mismo lugar, vamos listos.”

*: Jaume Perich Escala, (1941-1995), popularmente conocido como El Perich, fue un escritor, dibujante y humorista español. Fue también el traductor de series francesas como Astérix el Galo, El Teniente Blueberry y Aquiles Talón, entre otras.

Fotografías de etf



Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content