María Elena, el Gallo Azul, el Párroco y las risas tontas en tiempo de pandemia.

 
Related

Las mancha de desodorante en las camisas de los chicos se pueden quitar?

Enrique TF-Relatos
394 points

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF-Relatos
346 points



Most recent

Entre la Sierra y el Mar: Mercure Santa Marta te invita a Celebrar el Amor.

Viajes y turismo
14 points

ORINAR DE PIE O SENTADOS: ¿CUÁL POSICIÓN ES MEJOR PARA LA SALUD DE LOS HOMBRES?

Enrique TF-Noticias
310 points

LA CONQUISTA DE EUROPA

pensamiento Libre
170 points

11-S 2001: la trama Bush, el pretexto para invadir Afganistán y deshacerse de Bin Laden

rmnoticias.com
210 points

La OMS estima que la pandemia estará controlada en marzo de 2022

Enrique TF-Noticias
346 points

La nueva solución de CCS brinda coherencia, precisión y visibilidad en las empresas.

Tecnologia
12 points

¿Qué intereses se esconden tras el negacionismo vacunal?: ¿quién se aprovecha de la charlatanería?

Enrique TF-Noticias
196 points

Recomendaciones antes de empezar con el entretenimiento en línea

Ocios y what!?
14 points

Vinagre de manzana: las 5 grandes mentiras del falso "milagro" para adelgazar

Enrique TF-Noticias
308 points

ZAG abre su primera oficina en América Latina

Avant Garde
8 points
SHARE
TWEET

 María Elena, el Gallo Azul, el Párroco y las risas tontas en tiempo de pandemia.


25 julio 2019

- Pasaba por delante del Kiosco, una linda cincuentañera, (nuestra María Elena), que al pasar y sentirse admirada por los chicos del SEU y/o del PREU, sonrió, redobló su esfuerzo para hacer notar su culamen y hasta se atrevió a decir un … :

“Hasta Luego Pepe … ¿Te acuerdas de mi?”

- El cura Párroco, siempre tan oportuno y tan al acecho, dijo burlonamente, quitándose la mascarilla:

“Vaya Pepe ¿Es tu nieta?"

- Pero Antoine, siempre tan ácido, dijo, partiéndose el culo de una risa tonta que costó quitarle en horas:

“Qué va, es la niña del bar de lucecitas, el Gallo Azul, de la curva de Villajoyosa que busca piso en Alicante y a algún viejo que cuidar”

- El cura, siempre tan sensato y bien pensado dijo:

“Me encanta ver como sois, ¡¡¡Todo amor!!!”

- Arturo, negacionista desde que se enteró de la muerte de Franco, decidió apostillar y, esta vez, no lo hizo con una frase de Vox, no, sólo dijo:

“Sois unos HdP, falsos hipócritas de la fe en la que no creéis, hijos del demonio, del placer inadvertido y de la falsedad de un amor infiel, sois como sois … sois amigos míos y eso os salva … igual que a mí”

- Arturo, a continuación, se puso a reír con una risa tonta que a mi, al menos, ni a ninguno, se nos ha quitado ahora, tras tres horas que hemos tardado, en tiempo de pandemia, para tomar un café descafeinado con sacarina y leche desnatada de cabra, en Nácara, con el Alcalde del 96 de mi querida ciudad y otras fuerzas del poder extinto, es decir, todos jubilados.

- Luego, ya sabéis, son tiempos de pandemia, mascarilla, nada de abrazos, ni besos, un metro y medio de separación, golpecitos con el codo a modo de saludo y puro “aburrimiento senil, venial y brutal”, sí, Misa, rosario sin sesentañeras minifalderas, muy de Misa ellas, y cánticos al más puro estilo sanferminiano hasta que el Párroco nos ha dicho … “¡¡¡CHICOS … YAAAAAAA!!!, basta ya de cachondeo, esta es la casa del Señor”. Lo que le contestó Antoine, siempre tan irreverente, hoy no lo puedo contar, será otro día, si cabe, y eso antes de que el joven cincuentón y Párroco amigo, nos excomulgue a todos.



Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content