Suplementos nutricionales: ¿Necesidad o Fraude?

 
Related

¿Será cierto?: Revelaron los hábitos científicamente comprobados para vivir DIEZ AÑOS más

Enrique TF-Noticias
264 points

Las reinfecciones de Covid-19 son más frecuentes en unas franjas de edad que en otras

Enrique TF-Noticias
560 points



Most recent

El Mediterráneo que somos todos (En los cincuenta años del álbum MEDITERRANEO de Serrat

Pablo Emilio Obando Acosta
28 points

Las emociones

Enrique TF-Relatos
10 points

DUCENTÉSIMO ANIVERSARIO BATALLON BATALLA DE BOYACA

Pablo Emilio Obando Acosta
20 points

Nosotros somos los tiempos: Verano caliente... "On the beach"

Enrique TF-Relatos
8 points

Acacias 38 estrena su séptima temporada en Colombia por Más Chic

Avant Garde
10 points

Qué es el ticket BAI y cómo adaptarse a él

Mis Noticia
12 points

Fundir hueso con hueso

Enrique TF-Relatos
12 points

Grupo de ex alcaldes de Lima Metropolitana en pie de lucha por la democracia y la libertad

Ximena.oz
18 points

La pandemia, oportunidad para las MiPymes a entrar más rápidamente en la transformación digital

Juan C
12 points

Si Juro

pensamiento Libre
56 points
SHARE
TWEET

 Suplementos nutricionales: ¿Necesidad o Fraude?


27 mayo 2021

-Los suplementos vitamínicos siempre han sido y seguirán siendo, una solución no probada a todos nuestros males. ¿Son necesarios? ¿Es una vieja estafa?

-Dejo aquí un artículo que intenta aclararlo.
_______________________________________________________________________________

El 75% de los españoles consume complementos alimenticios, muchos sin eficacia ni seguridad demostrada

Lolita Belenguer NOTICIA 26.05.2021 – 14:51H

Así se desprende de un estudio realizado por la Academia Española de Nutrición y la Fundación Mapfre.

Los expertos consideran “necesario” crear un marco legal que regule la prescripción y compra de estos productos.

Advierten de que un exceso de estos nutrientes, también con efectos adversos, puede ser perjudicial para la salud.

Suplementos alimenticios Carlos Gámez

El 75,1% de la población española afirma haber consumido durante el último año algún tipo de suplemento alimenticio, según se desprende del informe Uso de suplementos nutricionales en la población española, presentado este miércoles por la Academia Española de Nutrición y Dietética y la Fundación MAPFRE. Entidades que han alertado de la falta de evidencia científica sobre la seguridad y efectividad de muchos de estos productos, consumidos principalmente tras la prescripción de un sanitario o por decisión propia del consumidor, y que han considerado “necesario” crear un “marco legal que regule la prescripción y compra de estos productos”.

La muestra empleada para realizar este trabajo se compone de 2.630 personas de 18 a mayores de 65 años (edad media, 48) repartidas por toda la geografía española (aunque el 40% de los participantes vivía en poblaciones de más de 500.000 habitantes) y a las que se encuestó a finales de 2019. Un 50% fueron mujeres y un 50%, hombres; el 44% tenía estudios superiores; un 57% trabajaba y los ingresos medios de los preguntados era de 1.720 euros al mes.

Uso de suplementos nutricionales en la población española, según un estudio de Mapfre y la Academia Española de Nutrición y Dietética. Carlos Gámez

El estudio, coordinado por el doctor Giuseppe Russolillo, presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética, y Óscar Picazo, experto en Nutrición del Área de Promoción de la Salud de Fundación Mapfre, es el resultado también de la revisión de la bibliografía científica de los últimos diez años relativa a los suplementos alimenticios y su impacto en la salud.

Una de las principales conclusiones de este trabajo, “libre de humos” y “necesario” por abordar un “tema obvio del que no se hablaba”, ha sido “poner sobre la mesa” que la evidencia sobre la efectividad y seguridad de muchos de estos productos “está en duda“, y por lo tanto “debería considerarse como un posible problema de salud pública“, han expuesto los investigadores.

THEFLAG simboliza tres valores: el 'wellness', la exclusividad y el dinamismo.

De los datos recabados se extrae que el 63,4% de los encuestados consume algún tipo de complemento nutricional (vitaminas -C y D, principalmente-, minerales -magnesio, hierro, calcio y zinc- y otros compuestos recogidos en la legislación española -como los probióticos o el omega 3-), siendo “significativamente más común entre las mujeres, en grupos de edad de 26 a 35 años y en personas con estudios universitarios”.

Además, un 29% ha respondido que tomaba productos de extractos a base de plantas (fibra, polen, jalea real y propóleo, principalmente); un 20%, productos para deportistas (batidos y sueros de proteínas, barritas energéticas y cafeína, sobre todo); un 15%, productos para perder peso (preparados para sustituir alguna comida); y un 30%, productos de uso médico con el fin de tratar una enfermedad o los efectos de su tratamiento.

¿Dónde se compran y quién los prescribe?

Estas cifras convierten a España en el tercer país cuya población más consume este tipo de productos, solo por detrás de EE UU y Dinamarca.

Los investigadores han hallado que las razones que llevan a la población a consumir estos productos son principalmente “mejorar el estado de salud”, “tener más energía o reducir el cansancio“, “mejorar el funcionamiento del sistema inmunitario“, “mejorar el rendimiento deportivo” en el caso de los complementos especiales para deportistas, o para tratar enfermedades como la osteoporosis, artritis, asma, problemas gastrointestinales, diabetes, resfriado, etc. en el caso de los productos de uso médico.

La mayoría de las personas que dijeron no consumir suplementos porque llevaban una dieta saludable eran mayores de 65

Las personas que han respondido que no consumían este tipo de productos alegaban que nunca se lo habían planteado o que una dieta saludable ya les aportaba todo lo necesario. Esta última razón era expuesta principalmente por los más mayores de la muestra (mayores de 65 años), según reza el informe.

Asimismo, los principales prescriptores de complementos nutricionales y de productos para usos médicos especiales son profesionales sanitarios no nutricionistas o dietista (en un 29% de los casos para los complementos nutricionales y en un 59% para productos para usos médicos especiales), aunque los nutricionistas y dietistas sí son los principales prescriptores de los productos indicados para perder peso (38% de los casos).

La autoadministración o los consejos extraídos de revistas, anuncios o promociones, las redes sociales e internet, y también las recomendaciones de amigos o familiares son los otros principales motivos que llevan a los consumidores a incluir estos productos en su rutina alimentaria, adquiridos principalmente en herbolarios o tiendas de productos dietéticos, farmacias, internet, supermercados o gimnasios.

“Problema de salud pública”

El presidente de la Academia Española de Nutrición y Dietética ha advertido de que muchos de estos productos, tal y como se muestra en el estudio, carecen de evidencia científica suficiente sobre su efectividad y seguridad. “Muchos cuya eficacia no ha sido demostrada se venden en farmacias“, ha señalado, y “sin prescripción, sin resultados y hasta con riesgo”.

“Esto se debe a que no hay estudios que analicen la seguridad de estos productos, y los que hay ofrecen poca o muy poca información que demuestre sus efectos positivos en la salud“, ha agregado Giuseppe Russolillo, que se ha mostrado “abierto a las terapias alternativas” cuando la evidencia es dudosa o se contradice (sobre la eficacia y seguridad de los productos), si bien ha reconocido que “a priori siempre” desconfía y consulta a “nutricionistas especializados en grados de evidencia”.

Con evidencia demostrada

El informe, de 134 páginas, incluye una amplia tabla que resume las características de las revisiones sistemáticas realizadas sobre el impacto de los suplementos nutricionales en la salud/enfermedad incluidas. De ella, los investigadores recalcan una serie de complementos con eficacia demostrada, con evidencia dudosa o sin ella. Sobre los primeros, los que cuentan con evidencia suficiente y efectividad demostrada, el informe resalta lo siguiente:

Ácido fólico: el suplemento nutricional más probado para la prevención de defectos del tubo neural (espina bífida) en el embarazo.

Cafeína: “sin duda uno de los que tiene más evaluaciones positivas y está demostrado que produce una mejora del rendimiento deportivo”.

Vitamina D: mejora el tratamiento de infecciones respiratorias en personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El uso de suplementos de calcio también puede tener efectos positivos para la prevención de la hipertensión, especialmente en hombres y menores de 35 años y el hierro puede ser eficaz en estados carenciales, como por ejemplo en caso de anemia.

Los productos de uso médico especial para la pérdida de peso en dietas muy bajas en calorías también son eficaces, aunque los expertos aconsejan utilizarlos siempre bajo control médico.
De “dudosa” eficacia y seguridad

Por otro lado, el estudio advierte sobre productos que cuentan, hasta el momento actual, con “efectividad dudosa“, y los especialistas aconsejan “poner en cuarentena” hasta que haya más evidencia.

Estos son los probióticos, pues “solo son eficaces en caso de rehidratación ante diarrea aguda o por consumo de antibióticos, pero hay pocas pruebas que indiquen que pueden ser eficientes frente a infecciones respiratorias, aumento de defensas o pérdida de peso”; los compuestos ricos en omega-3, sobre los que los investigadores concluyen que “en la mayoría de ellos no existen pruebas con calidad suficiente para sacar conclusiones definitivas, aunque se han observado efectos positivos a la hora de prevenir enfermedades cardiovasculares, tratar enfermedades gastrointestinales y mejorar la cognición, entre otros”; y los complejos de extractos de hierbas (en general), así como la glucosamina, el ginseng y el extracto de ajo, que “son los productos más estudiados”, mientras que las valoraciones relativas a la equinácea, los extractos de arándanos y la alcachofa, “son menores y no hay pruebas claras de efectividad”.

Con efectos adversos

Por último, los investigadores apuntan que “la percepción de que por tomar más vitaminas o minerales vamos a tener mejor salud es falsa. De hecho, un exceso de estos nutrientes puede ser perjudicial, como podría ser el caso del calcio o el hierro, y tener consecuencias muy graves, como sería el caso de la vitamina A durante el embarazo, que puede derivar en malformaciones congénitas”, recuerdan.

También subrayan que “se han registrado casos de toxicidad hepática aguda, e incluso ha habido fallecimientos, por sobredosificación de algunos suplementos, como el sucedido recientemente por consumo de ácido lipoico para la pérdida de peso”.

“Hay productos que reducen la efectividad de ciertos fármacos, como el Sintrom (anticoagulante) y la vitamina K u otros productos de fitoterapia”

Suplementos alimenticos – Carlos Gámez

En este sentido, el nutricionista Picazo ha agregado que “hay productos que reducen la efectividad de ciertos fármacos, como el Sintrom (anticoagulante) y la vitamina K u otros productos de fitoterapia”.

El estudio añade que entre aquellos que consumen suplementos, el 49% ha percibido el total o gran parte de los beneficios que prometen, “pero de modo leve o transitorio”, ha comentado Russolillo durante la presentación, y solo el 19% refirió que dichos beneficios fueran intensos y duraderos.

Por otro lado, un bajo porcentaje de los encuestados percibía efectos adversos específicamente identificados (3-16%) y entre los más mencionados aparecen el dolor de estómago o abdominal, diarrea o estreñimiento y vómitos (16%) o ritmo alto de pulsaciones–taquicardia (10%). Con todo, el grado de ese efecto negativo era, en su mayoría, leve o transitorio (entre el 63% y el 78%) y el efecto negativo considerado más peligroso fue el entumecimiento u hormigueo en brazos o piernas.

Antes de concluir, los expertos han advertido igualmente de que “algunas etiquetas no incluyen cantidades reales”, lo cual, han considerado, “requeriría intervención de la administración”. Asimismo, han instado a una alfabetización nutricional de la población general para saber interpretar el etiquetado de los alimentos, “mayor formación en farmacias sobre los suplementos” e implantar una “unidad de análisis de riesgo de productos milagro que se venden en las farmacias”. Russolillo se ha mostrado “partidario de llevar del supermercado a las farmacias” muchos de estos productos y ha propuesto crear un “marco legal que regule la prescripción y compra de estos productos”.

Por su parte, Óscar Picazo, ha añadido que este asunto “no es inocuo” y ha pedido hacer un “un uso responsable” de estos productos y consultar antes con un médico.

Fuente: https://www.20minutos.es/salud/estudio-mapfre-consumo-suplementos-alimenticios-espana-perfil-tipos-efectos-adversos-objetivos-prescripcion-lugar-compra-4708976/



Fuente: etf-cajon-de-satre.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content