La ceguera de Saramago y la alegría de vivir

 
Related

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF-Relatos
308 points

Cómo hacer una limpieza de colon

Enrique TF-Relatos
440 points



Most recent

Cinco falsos mitos sobre alimentación: desde el aceite de coco, hasta el alcohol, pan blanco y leche

Enrique TF-Noticias
152 points

Oleoducto Transandino - Tumaco: historia de una infamia regional.

Pablo Emilio Obando Acosta
12 points

¿Qué es la moda de crearle redes sociales a las mascotas?

MaríaGeek
104 points

¿Hacemos algo?: El cambio climático, la mayor preocupación de los europeos por delante de la COVID19

Enrique TF-Noticias
112 points

Cómo gestionar de forma eficiente las vacaciones de los empleados en una empresa

Mis Noticia
6 points

¿Un disparate más?: El dibujo de Leonardo da Vinci más caro de la historia, vendido por 10,3 MM

Enrique TF-Noticias
206 points

Colombianos pueden participar para ser chefs de El Gourmet

Avant Garde
8 points

Mario Fernando Patiño del Valle una historia de vida fascinante

charly lakes
40 points

El jugo del verano para adelgazar y bajar barriga

Enrique TF-Noticias
36 points

Precaución con la Variante Delta: Ofrece mayor resistencia a la vacuna Covid19, incluso tras 2 dosis

Enrique TF-Noticias
26 points
SHARE
TWEET

 La ceguera de Saramago y la alegría de vivir


06 mayo 2021

– Leía a Saramago esta madrugada y me quedé pensando en qué nos quiso decir en el arranque de su “Ensayo sobre la ceguera”:
“Un hombre parado ante un semáforo en rojo se queda ciego súbitamente. Es el primer caso de una «ceguera blanca» que se expande de manera fulminante. Internados en cuarentena o perdidos en la ciudad, los ciegos tendrán que enfrentarse con lo que existe de más primitivo en la naturaleza humana: la voluntad de sobrevivir a cualquier precio.”
– Pero la vida es o debiera ser, siempre, alegría ¿Verdad?
– Por ello no deberíamos, ni deberían los políticos del mundo entero, ni los medios de comunicación, ensombrecer nuestro ánimo con sus catastrofismos, sus previsiones de imprevisible y aceptada nueva “anormalidad” y su incapacidad para gobernar o ser oposición, y especialmente, de unos y otros, para alegrarnos la vida y la moral de subsistencia.
– Contaré aquí, a modo de anécdota anestésica epidural, que yo tenía una amiga, muy amiga, en una determinada etapa profesional, que cuando me veía algo bajo de moral me decía: “Venga Enrique, anímate que la vida son dos días y si son dos días quiere decir que hay una sola noche, por tanto … ¡¡¡Vámonos de marcha!!!”
– Era un ángel, tenía siempre grandes ideas para la recuperación venial, moral y social, de los compañeros y que hoy, sin duda y para este tiempo de coronavirus, esa actitud, (la suya), ofrece sugerencias que debieran ser posibles, aceptables y, fundamentalmente, aceptadas por todo nuestro entorno más cercano.
– Carpe Diem.

Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content