Del vecino de mi amiga de toda la vida: DIARIO DEL GIMNASIO (ÍNTIMO)

 
Related

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF-Relatos
234 points

Cómo hacer una limpieza de colon

Enrique TF-Relatos
424 points



Most recent

La Covid-19 no solo ataca a los mayores: Derek Draper, más de un año luchando

Enrique TF-Noticias
22 points

AstraZeneca: ¿Una vacuna anti covid-19 o una lotería?

Enrique TF-Noticias
26 points

HyperX establece el récord mundial de overclocking DDR4 a 7156MHz

Turismo&Tecnología
6 points

Francia pondrá Pfizer o Moderna a los que ya tienen una dosis d AstraZeneca (En España:Tranquilidad)

Enrique TF-Noticias
54 points

GRAN COLOMBIA GOLD REPORTA RESULTADOS DEL CUARTO TRIMESTRE Y DE LA TOTALIDAD DEL AÑO 2020; PUBLICA

Image Press
12 points

Estreno en Colombia Agente Hamilton por Film&Arts

Avant Garde
14 points

GRAN COLOMBIA GOLD REMODELA LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA SANTO DOMINGO SAVIO EN SEGOVIA, ANTIOQUIA

Image Press
8 points

Proyecto Integral de la Reserva de la Biósfera Islas Marías, una iniciativa con objetivos de sustent

Turismo&Tecnología
6 points

Nolotil, ibuprofeno, aspirina y otros fármacos tienen más efectos secundarios que la vacuna de AsZe

Enrique TF-Noticias
12 points

Por fin podemos adelgazar sin esfuerzo gracias a la electroestimulación

jorgedihe
14 points
SHARE
TWEET

 Del vecino de mi amiga de toda la vida: DIARIO DEL GIMNASIO (ÍNTIMO)


02 abril 2012

- Me llamó una amiga de toda la vida y me dijo: "mira como me he puesto con tanto confinamiento" y me mandó una fotografía que no sé muy bien si es suya pues a mi me parece que sigue siendo ella la de la izquierda.

- Luego hablamos y hablamos a través de la VideoLL del rigor mortis y del intelecto, vigente y salió lo que le contó su vecino cuando decidió, dado su enorme barrigón, acceder a lo que le pidió su esposa, que a mi, como no, me suena a chiste, pero el caso es que cuando me lo contó me caí de la silla de tanto reír o llorar, y hasta quise creérmelo.

- Es un íntimo relato, no conviene que lo hagáis muy público, ya sabéis, solo a tres o cuatro:

DIARIO DEL GIMNASIO (ÍNTIMO)

Mi mujer me regaló para mi cumpleaños un vale para una semana con un personal trainer en el gimnasio al que va Jesús Vázquez.
Mi personal trainer, Vanesa, resultó ser una instructora de Aeróbic de 26 años, modelo de trajes de baño...

Lunes :

Empecé mi día a las 6 de la mañana. Fue bastante difícil levantarse, pero todo cambió cuando llegué al gimnasio y vi a VANESA esperándome. Parecía una diosa griega: alta, rubia, ojos azules, pechos increíbles y una gran sonrisa, con unos labios carnosos espectaculares. VANESA me mostró los distintos aparatos y me tomó el pulso después de 5 minutos en la bicicleta fija. Se alarmó de que mi pulso estuviera tan acelerado, pero yo lo atribuí a su malla de lycra metida entre sus nalgas... Disfruté viéndola dar su clase de aeróbic, después de terminar mi inspirador día de ejercicio. VANESA me estaba motivando cuando hacia yo mis flexiones, a pesar de que ya me dolía la barriga de tanto meterla para adentro, (la barriga), cada vez que la chica pasaba junto a mí...

Martes :

Un café doble bien cargado y ¡al gimnasio! VANESA me puso a levantar una barra de metal y después se atrevió a ponerle ¡¡¡pesas!!!. Mis piernas estaban un poco debilitadas por la cinta, pero logré completar ¡UN KILOMETRO COMPLETOOO!! La aprobadora sonrisa de VANESA y su guiño cómplice hicieron que todo valiera la pena... ¡Me sentía fantástico!... era una nueva vida para mí.

Miércoles :

La única forma de lavarme los dientes ha sido poniendo el cepillo sobre el lavabo y moviendo la cabeza a ambos lados encima de él. Creo que tengo una hernia en los pectorales. Conducir no fue tan fácil; sólo al frenar y dar vueltas al volante me dolía hasta el pelo; estacioné encima de una moto... VANESA se impacientó un poco conmigo por considerar que mis aullidos de dolor al levantar las pesas molestaban a los demás socios del club. La verdad es que su voz resulta un poco aguda a esas horas de la mañana y cuando grita se vuelve nasal y muy molesta. Como no podía correr en la cinta porque me dolían los huevos, VANESA me puso a hacer steps, de forma que ahora me duele también el culo. Me dijo que me ayudaría a ponerme en forma y a disfrutar de la vida: otra de sus tantas gilipolleces y promesas.

Jueves:

VANESA me estaba esperando con sus dientes de vampiro y su sonrisita estilo the Joker. Llegué media hora tarde: fue el tiempo que tardé en ponerme los zapatos. La muy zorra me puso a trabajar con las argollas pero, cuando se distrajo, salí corriendo a esconderme en el baño. Mandó a otro entrenador a buscarme y, como castigo, me puso a trabajar en la máquina de remar y .. me hundí.

Viernes:

Odio a la hija de su madre de VANESA, más que a cualquier otro ser humano que haya odiado en la historia del mundo. Estúpida, anoréxica, anémica, zorra y desgraciada sin cerebro. Si hubiese una parte de mi cuerpo que pudiese mover sin un dolor desesperante, le rompería todos los huesos, la puta madre que la parió. Va y me dice que trabajara mis tríceps, ¡SI YO NO TENGO TRICEPS!!!... Y si no quiere que me caiga en el suelo, que no me pase las putas barras o cualquier otra cosa que pese más que un folio... Me desmayé en la bicicleta y me desperté en la camilla de la nutricionista, una flaca hija de su madre que me dio una cátedra de alimentación sana, ¡claro! La muy cretina no tiene ni puñetera idea de lo que es morirse realmente de hambre. ¿Por qué no me pudo tocar alguien más tranquilo, como un diseñador de moda o una estilista?

Sábado:

La anormal de VANESA me dejó un mensaje en el contestador con su vocecita repelente preguntándome por qué no fui hoy. Sólo con escucharla me dieron ganas de cargarme el móvil, pero no tenía la fuerza suficiente ni para levantarlo, incluso ni para levantar el mando de la tele, así que me pasé 11 horas seguidas viendo los documentales de la 2...... putos pajaritos saltando de rama en rama.

Domingo:

Hoy he ido a la iglesia para agradecerle a Dios que esta semana haya terminado. Me arrodillé y no pude levantarme. Aproveché para rezar y pedir que el año que viene, mi mujer me regale algo un poco más divertido, como una endodoncia, un cateterismo, un trasplante de próstata o una colonoscopia.


Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content