Consejos para una alimentación sana

 
Related

Las páginas de parejas al descubierto

Ruben Galiza
420 points



Most recent

5 razones por las que la energía solar es tan rentable

MaríaGeek
252 points

Tipos de serums según tu tipo de piel

Saludables
14 points

Pandemia en Colombia acelera la Transformación Digital en empresas y negocios

Juan C
22 points

Hoy se estrena la nueva clasificación energética de electrodomésticos en la UE

Henri Monzó Catalá
32 points

Twitter anuncia el 'Super Follow', la suscripción para contenido exclusivo

Curiosidades
166 points

GRAN COLOMBIA GOLD RENOVÓ HOSPITAL DE REMEDIOS EN ANTIOQUIA.

Image Press
8 points

Margarita del Val alerta sobre un posible aumento de las muertes por covid-19 en dos semanas

Henri Monzó Catalá
70 points

República Dominicana inicia plan de vacunación masiva contra el COVID-19

Turismo&Tecnología
8 points

¿Y tú qué es lo que tienes?

Henri Monzó Catalá
8 points

La cuarta ola del coronavirus vendrá marcada por la virulencia de una de las cepas

Henri Monzó Catalá
16 points
SHARE
TWEET
Estos 3 consejos prácticos cubren los aspectos básicos de la alimentación sana y pueden ayudarte a tomar decisiones más saludables.



Consejos para una alimentación sana

Consejos para una alimentación sana

La clave de una dieta saludable es ingerir la cantidad de calorías adecuada para tu nivel de actividad, de modo que equilibres la energía que consumes con la que utilizas.

Si comes o bebes más de lo que tu cuerpo necesita, engordarás porque la energía que no utilizas se almacena en forma de grasa. Si comes y bebes demasiado poco, perderás peso.

También debes comer una gran variedad de alimentos para asegurarte de que llevas una dieta equilibrada y de que tu cuerpo recibe todos los nutrientes que necesita.

Se recomienda que los hombres ingieran unas 2.500 calorías al día (10.500 kilojulios). Las mujeres deben ingerir unas 2.000 calorías al día (8.400 kilojulios).

La mayoría de los adultos del Reino Unido ingieren más calorías de las que necesitan y deberían consumir menos.

1. Basar las comidas en hidratos de carbono ricos en fibra
Los hidratos de carbono con almidón deberían constituir algo más de un tercio de los alimentos que consumes. Incluyen las patatas, el pan, el arroz, la pasta y los cereales.

Elija variedades más ricas en fibra o integrales, como la pasta integral, el arroz integral o las patatas con piel.

Contienen más fibra que los carbohidratos blancos o refinados y pueden ayudarle a sentirse lleno durante más tiempo.

Intenta incluir al menos un alimento con almidón en cada comida principal. Algunas personas piensan que los alimentos con almidón engordan, pero gramo a gramo los hidratos de carbono que contienen aportan menos de la mitad de calorías que las grasas.

Vigila las grasas que añades cuando cocinas o sirves este tipo de alimentos porque es lo que aumenta el contenido calórico, por ejemplo, el aceite en las patatas fritas, la mantequilla en el pan y las salsas cremosas en la pasta.

2. Come mucha fruta y verdura
Se recomienda comer al menos 5 raciones de fruta y verdura variada cada día. Pueden ser frescas, congeladas, enlatadas, secas o en zumo.

Conseguir tus 5 al día es más fácil de lo que parece. ¿Por qué no picas un plátano sobre los cereales del desayuno o cambias tu habitual tentempié de media mañana por una pieza de fruta fresca?

Una ración de fruta y verdura fresca, enlatada o congelada equivale a 80 g. Una ración de fruta seca (que debe reservarse para las comidas) es de 30 g.

Un vaso de 150 ml de zumo de fruta, zumo de verduras o batido también cuenta como 1 ración, pero limita la cantidad que tomas a no más de 1 vaso al día, ya que estas bebidas son azucaradas y pueden dañar tus dientes.

3. Come más pescado, incluyendo una ración de pescado azul
El pescado es una buena fuente de proteínas y contiene muchas vitaminas y minerales.

Intenta comer al menos dos raciones de pescado a la semana, incluyendo al menos una ración de pescado azul.

El pescado azul tiene un alto contenido en grasas omega-3, que pueden ayudar a prevenir las enfermedades del corazón.

El pescado azul incluye

salmón
trucha
arenque
sardinas
sardinas
caballa


El pescado no graso incluye

eglefino
solla
cebada
bacalao
atún
raya
merluza
Puedes elegir entre fresco, congelado y en conserva, pero recuerda que el pescado en conserva y ahumado puede tener un alto contenido en sal.

La mayoría de la gente debería comer más pescado, pero hay límites recomendados para algunos tipos de pescado.

Fuente: alvaroartesanos.es
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content