Los daños del alcohol en nuestra salud

 
Related

Vergüenza, asco, ansiedad: consecuencias de la violencia sexual fuera de la pareja

Henri Monzó Catalá
232 points

El estrés sostenido, dormir poco y el plástico engordan

Henri Monzó Catalá
362 points



Most recent

El Hombre de las Narices - (L Home dels Nassos)

Enrique TF
10 points

Resumen del año Teatral 2020, Tambien los fallecidos

Benjamin Bernal
14 points

Necesidad de Educación Integral

Enrique TF
12 points

Comida rápida con carne de búfalo, la ingeniosa propuesta de emprendedores colombianos

Juan José González
16 points

Los Reyes Magos no eran tres, eran dos

Enrique TF
236 points

2020 Game, el videojuego para superar todos los problemas de un año durísimo

videos virales de Gemelo malvado
80 points

Querer no es, siempre, amar.

Enrique TF
28 points

Dragón de Komodo - El Peligroso dragón REAL

Vicente León
192 points

JERUSALEMA EZ - LINE DANCE (Colin Ghys & Alison Johnstone)

Enrique TF
32 points

Cuatro años para vacunarnos a todos? (Spain)

Enrique TF
8 points
SHARE
TWEET

 Los daños del alcohol en nuestra salud


23 noviembre 2020

-Hablar de salud, de mala salud, es hablar del exceso de alcohol. Dejo aquí un artículo que nos aclara la situación:

¿Educar para reducir los daños del alcohol? No es suficiente.

13/11/2020

Me ha gustado mucho un artículo científico recién publicado por Nino Berdzuli , Carina Ferreira-Borges, Antoni Gual y Jürgen Rehm en la revista International journal of environmental research and public health. Su título es el siguiente: «Alcohol Control Policy in Europe: Overview and Exemplary Countries«.

El caso es que en él nos topamos, de nuevo, con cuáles son las medidas más efectivas para reducir los daños del alcohol en la sociedad:

1. Aumentar el precio de las bebidas alcohólicas mediante impuestos u otras medidas.
2. Reducir su disponibilidad (la foto que ilustra esta entrada la tomé en una gasolinera, donde ni por asomo debería estar, dado que ningún conductor debería beber alcohol).
3. Prohibir su publicidad.

¿Se han olvidado de la educación? No, hablan de ella. Pero no la citan como una de las medidas más efectivas. Es más, nos explican que los gobiernos suelen abrazar esta estrategia (poco efectiva) porque es una medida bien recibida y que no encuentra oposición alguna.

¿A quién le parece mal promover la educación? A nadie sin duda, y eso me incluye a mí, pero si no es una medida muy efectiva, toca decirlo y toca arremangarse y aplicar las medidas que de verdad funcionan. Por cierto, el lobby del alcohol es el primero en proclamar a los cuatro vientos que la educación es lo más importante y que lo demás son legalismos absurdos y coartantes. En el libro «Se me hace bola» expliqué que cuando el riesgo es muy alto, no basta con las advertencias. Y lo ejemplifiqué con una barandilla en el balcón de un sexto piso en el que viven tres niños pequeños. ¿Verdad que nadie duda de su utilidad? ¿O acaso alguien la quitaría por coartar la libertad infantil, y abogaría por educar a los niños en el riesgo de caer al abismo?

Cuando los gobiernos apuestan únicamente por la educación, da la impresión de que se preocupan por los daños del alcohol, algo muy políticamente correcto… pero evitan así toparse con la presión en contra que despiertan estrategias más útiles como el aumento de los impuestos, las restricciones de disponibilidad o la prohibición de su publicidad.

La educación, por cierto, suele dirigirse tan solo a los grandes bebedores o se centra en desaconsejar beber y conducir… evitando temas tan importantes (o más) como la capacidad de las bebidas alcohólicas de producir cáncer… incluso ante un consumo leve o «moderado».

Aprovecho para compartir una noticia muy relevante relacionada con el alcohol. Hoy mismo ha tenido lugar el Webinar del Ministerio de Sanidad español, titulado “Actualización de los límites de Consumo de Bajo Riesgo de Alcohol”. Su principal conclusión es que no existe un nivel de consumo seguro y que cualquier tipo de bebida alcohólica (eso incluye vino o cerveza) incrementa los muchos riesgos asociados al alcohol. Así que si escuchan eso de que el consumo moderado de alcohol es beneficioso, huyan. En palabras del Ministerio de Sanidad: «No consumir es lo único que evita sus efectos perjudiciales».

Pero lo importante es que se han actualizado los límites de consumo de bajo riesgo de alcohol, que se han reducido a la mitad. Los límites actuales a no superar, si los traducimos a copas de vino, son los siguientes: un máximo de media copa vino al día en mujeres y un máximo de una copa al día en hombres. A renglón seguido, insisten: “El riesgo sólo se evita si no consumes alcohol”.

Tenéis más información en este enlace:


https://www.mscbs.gob.es/gabinete/notasPrensa.do?id=5128


Fuente: https://juliobasulto.com/educar_alcohol/

Fuente: etf1949.wordpress.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content