Nariño en la historia de la resistencia colombiana

 
Related

CONSTRUYENDO TEJIDO SOCIAL A TRAVES DE LA GASTRONOMIA

PENSAMIENTO LIBRE
274 points

Buda: ¿el primer humanólogo en la historia de la Humanidad?

PENSAMIENTO LIBRE
692 points



Most recent

Hola chaval: Puede que seas asintomático, pero puede que mates a tu abuela y/o a tu madre

Henri Monzó Catalá
16 points

Maradona era una mentira

Tv y Personajes
400 points

Experiencias, estilo e innovación, así regresa AC by Marriott Santa Marta

Tecnologia
20 points

Me dejó ver el cielo

Enrique TF
10 points

Cajita de música , el nuevo sencillo de la artista colombiana VAL

Tecnologia
36 points

¿Qué es y cómo funciona el capital privado?

MaríaGeek
14 points

Incluir probióticos en tu dieta para mantener los virus a raya

Henri Monzó Catalá
22 points

Formas originales de invitar a tus amigos a tu boda

MaríaGeek
6 points

Arduino: la alternativa para iniciarse en la domótica

MaríaGeek
14 points

como desagrupar archivos pdf de greys anatomy para sublimar

como sublimar/ fácil
8 points
SHARE
TWEET
Como hijo de estas tierras, rindo un tributo a esta región llena de historias, de mitos y leyendas que muchos desconocen y que han marcado hitos históricos. Nuestra heredad guerrera comienza con la resistencia de los Pastos y Quillasingas, de la mano de los caciques Tamasagra y Capusigra, para detener el avance de los orejones cuzqueños; que bajo el mando de Guayna Cápac pretendían extender el límite norte del Inca o Chinchaysuyo, pero son vencidos en el sitio conocido como Guajansango.

Nariño en la historia de la resistencia colombiana

El cacique Guáytara resistió la conquista española en 1554. La leyenda dice que los aldeanos lloraron tanto su muerte, que sus lágrimas desbordaron la quebrada convirtiéndose en el río Guáitara.

En Pasto don Gonzalo Rodríguez dio el primer alzamiento contra los españoles en 1564, pero fue traicionado decapitado y descuartizado en la plazoleta de Rumi pamba donde se erige su estatua.

Manuela Cumbal y Francisca Aucú, en la misa del 18 de mayo de 1800 en Guaitarilla arrebatan de las manos del sacerdote el decreto de incremento de diezmos y acompañadas por don José Betancourt, Lorenzo Piscal y 300 insurrectos, marchan hacia Túquerres donde son apresadas Manuela, azotada cada domingo a la salida de la misa y Francisca, desterrada; los demás fueron descuartizados.

Pero los pastusos se opusieron a la independencia, entendieron que era un cambio en el ejercicio del poder de élites españolas a élites criollas, que traería guerra y desolación a la nueva república; como sucedió tras diez guerras civiles en el siglo XIX y dos grandes periodos de violencia en el siglo XX, hasta nuestros días.

Por ello los chistes y burlas que con intención se dicen de nuestras gentes tienen su origen en su lealtad a España y a sus instituciones. Así una vez consolidado el gobierno republicano se ejerció una deliberada estigmatización sobre nuestro pueblo que se tradujo en una caricaturización vigente en el inconsciente colectivo.

Por esto se dice que Nariño es una síntesis del heroísmo de Agualongo, símbolo de lealtad, valor y fundamentalismo pastuso y de la rebelión, insurgencia y liberalismo de las masas de los pueblos del sur encarnados en Aucú, Cumbal, Cucas Remo, Piscal y Carlosama.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content