Estados Unidos: Crónica de un fraude anunciado

 
Related

Víctimas de vacuna: Enfermas, muertas y olvidadas

No hay que callar...
2058 points

Las vacunas nunca han funcionado

No hay que callar...
366 points



Most recent

Los hombros y la responsabilidad

Camino y perspectiva
20 points

Beneficios para tu productividad de usar una agenda de papel

Saludables
12 points

Un perfecto e imprescindible, mundo irreal

Enrique TF
12 points

Formas originales de invitar a tus amigos a tu boda

MaríaGeek
6 points

Cómo se lleva a cabo el trabajo de los detectives privados

MaríaGeek
8 points

El Blog de Juan, Benet, la mujer anticovid, ministro gafe, Newton y el tango de Banderas

Enrique TF
16 points

Hola chaval: Puede que seas asintomático, pero puede que mates a tu abuela y/o a tu madre

Henri Monzó Catalá
14 points

Pedía créditos utilizando la identidad de un compañero y la foto de Alec Baldwin

Henri Monzó Catalá
18 points

LA VIDA DE UN CHAVAL DE 25 AÑOS: UN CURRANTE EMPRENDEDOR Vs UN VULGAR POLÍTICO

Henri Monzó Catalá
8 points

Los daños del alcohol en nuestra salud

Henri Monzó Catalá
22 points
SHARE
TWEET
¡Hasta la distribución matemática de los votos denuncia el fraude!

 Estados Unidos: Crónica de un fraude anunciado

Suspenden los conteos en los estados en que Trump iba ganando el martes por la noche, en horas de la madrugada aparecen camiones cargados de votos y a la mañana siguiente Biden está a la delantera o muy cerca en estados que había ganado Trump en las elecciones pasadas y donde Biden tenía pocos acogida. No se permite la entrada de los observadores republicanos al conteo de votos, las maquinarias electorales corruptas de estados como Michigan o Pensilvania se apoderan del conteo electoral y como dice el dicho, “el que escruta elige” .

¿Cuál fue el truco para montar este gigantesco fraude, tal vez el más grande visto en las historias de las poco limpias elecciones norteamericanas?

Creerlo o no la falsa pandemia juntó un papel muy grande en este fraude, casi como si hubiera sido hecha a la medida del mismo. Algo sin precedentes tuvo lugar en estas elecciones: La mayoría de los votos fueron enviados por correo, que como había advertido el mismo Trump, era el camino más fácil para cometer fraude. Los votantes fueron alejados de las urnas con la excusa de la falsa pandemia y las aglomeraciones: Una pandemia hecha a la medida para llevar a cabo un fraude electoral.

Las irregularidades de las elecciones no fueron una ni dos, fueron centenares de irregularidades.

Informa el portal naturalnews.com al respecto:

“Ahora mismo, los medios de comunicación y el Partido Demócrata esperan que todos creamos que Biden de alguna manera estableció un nuevo récord al ganar el mayor número de votos en una carrera presidencial. Esto es a pesar de que prácticamente nadie asistió a los "mítines" de Biden, así como su pésimo desempeño en las primarias.

Casi nadie de la izquierda apoyó a Biden desde el principio, prefiriendo a candidatos como Bernie Sanders y Elizabeth Warren que claramente tenían grandes seguidores y un entusiasmo vivo, como Trump, de parte de sus partidarios. Sin embargo, el Comité Nacional Demócrata (DNC) aún seleccionó a Biden.

Se esperaba que muchos demócratas se quedaran en casa el día de las elecciones como resultado, o tal vez que irían a dejar una voto para Biden si se encontraban en el área y tenían algo de tiempo extra. En otras palabras, el entusiasmo demócrata se desplomó después de que Biden fuera seleccionado, mientras que el entusiasmo por Trump se disparó.

Avancemos rápidamente al 3 de noviembre y ahora nos dicen que [cada votante registrado](https://www.naturalnews.com/2020-11-04-fraud-wisconsin-unprecedented-88-percent-voter-turnout.html) en los bastiones demócratas como Milwaukee se presentó en las urnas. En algunos casos, más gente votó por Biden que el total de votantes registrados.

La tasa de participación en las elecciones presidenciales de EE.UU. es históricamente alrededor del 40-45%, pero algunos estados tuvieron el doble de esta cantidad en los bastiones demócratas", escribe Joe Hoft para /The Gateway Pundit/.

"Durante la noche de las elecciones, alrededor de las 4am en Michigan, cientos de miles de votos aparecieron repentinamente y todos fueron para Biden ... Lo mismo ocurrió en Wisconsin’”.

El fraude estaba muy bien organizado… de no haber sido por un pequeño detalle, el candidato Biden, quien aparentemente sufre de demencia y es dado a equivocarse en todo tipo de situaciones, en una entrevista dio a conocer la verdad del fraude que venía en camino, estas fueron sus palabras:

“En segundo lugar, estamos en una situación en la que hemos organizado, y ustedes lo hicieron para el gobierno de Obama, antes de esto, hemos organizado lo que creo es la organización de fraude electoral más amplia e integrada en las historia de la política norteamericana”.
(Ver: [Joe Biden brags about having “the most extensive and inclusive VOTER FRAUD organization” in history. - YouTube](https://youtu.be/MA8a2g6tTp0)

Y así fue cómo esta organización “amplia e integrada!, trabajo en las sombras, mientras los votantes dormían, según reporta naturalnews.com:

“En la noche de la elección, Biden también estaba siguiendo masivamente a Trump en varios de los estados clave del campo de batalla, solo para tener cientos de miles de votos misteriosos que aparecieron en medio de la noche, todos a su favor.

En Pennsylvania, donde Trump había estado liderando por unos 700.000 votos, el Fiscal General Josh Shapiro le dio ganada la elección a Biden antes de que comenzara la votación.

Cuando se hizo evidente que Trump estaba a punto de ganar Pennsylvania en una avalancha, esos mismos votos misteriosos de Biden salieron de la nada en medio de la noche para inclinar los resultados a su favor.

Así que ahora vemos como siete estados - Nevada, Arizona, Wisconsin, Michigan, Pennsylvania, Carolina del Norte y Georgia - inclinan su camino de regreso hacia Biden, incluso después de que todos ellos estaban claramente a favor de Trump.

También han surgido muchas pruebas adicionales de fraude en estos mismos estados, incluyendo votos impresos fraudulentamente, votos faltantes, máquinas de votación rotas y toda clase de otras trampas”.

Por su parte, la organización Judicial Watch ha encontrado “1.8 millones de "votantes fantasmas" en 29 estados, y advierte de "elecciones sucias”, según reporta el periódico Washington Times. ([Judicial Watch finds 1.8 million ‘ghost voters’ in 29 states, warns of ‘dirty elections’ - Washington Times](https://www.washingtontimes.com/news/2020/oct/20/judicial-watch-finds-18-million-ghost-voters-in-29/)
Según el estudio de Judicial Watch:
“352 condados de EE.UU. en 29 estados lograron tener 1.8 millones más de votantes registrados que los ciudadanos en edad de votar.

"En otras palabras, los índices de registro de esos condados excedieron el 100% de los votantes elegibles. El estudio encontró que ocho estados mostraban tasas de registro en todo el estado que excedían el 100%: Alaska, Colorado, Maine, Maryland, Michigan, Nueva Jersey, Rhode Island y Vermont", informó Tom Fitton, presidente del grupo de veedores”.

El fraude adquiría proporciones gigantescas y múltiples formas, miles de votos falsificados entregados en la sombra de la noche para ser contados a favor de Biden, supresión de los observadores que debía certificar la limpieza del conteo, votos por personas inexistentes o fallecidas (más votos que personas registradas para votar).

Y, continúa naturalnews.com:

“Cuando decenas de millones de estadounidenses se acostaron el martes por la noche, muchos creyeron que, aunque todavía no se había dado Trump como triunfador en varios estados, este estaba muy por delante de su rival demócrata Joe Biden y de su compañera de fórmula, Kamala Harris.

Pero cuando se despertaron el miércoles, se sorprendieron al descubrir que, de la noche a la mañana mientras la nación dormía, cientos de miles de votos fueron repentinamente "encontrados" en algún lugar y entregados en los centros urbanos de los estados clave en contienda (sin duda para hacerlos parecer legítimos).

Y adivinen para quiénes era la mayoría de esos votos.

Para Joe Biden y Kamala Harris”.

No en vano, todas estas situaciones irregulares, todo este fraude a favor de un candidato que tenía tanto atractivo para los votantes como resbalarse en una cáscara de banano, ya están siendo denunciadas por el abogado de Trump, Rudi Giuliani. Estas son sus palabras desde Filadelfia:

“Según la ley se nos debía permitir observar el conteo de los votos. “Observar” quiere decir para cualquier persona inteligente el “poder mirar”. Sin embargo la maquinaria corrupta democrática de Filadelfia interpreta “observar” diciendo que los observadores deben estar a 6 o 9 metros de distancia, sin posibilidad de ver el voto mismo, sin ver si tenía la fecha correcta o si estaba dirigido correctamente, firmado, todas estas cosas que llevan a la descalificación de un voto o lo que hace muy fácil meter 50 mil votos inválidos porque no son observados. Esto sucedió por 20 horas, mientras ustedes pensaban que estaba sucediendo un conteo legítimo, en Filadelfia, era completamente ilegítimo. Así que apelamos a las cortes, el juez era demócrata que no sabía el significado de la palabra “observar”. Ningún republicano ha podido observar estos votos enviados por correo. (…) Filadelfia tiene una reputación de fraude electoral, donde los muertos votan. (…) También pusimos una demanda en Wisconsin donde misteriosamente en medio de la noche aparecieron 120 mil votos. (…) Hay una situación similar en Nevada, Arizona y Michigan. (…) Los votos por correo han sido una preocupación, ya que fácilmente pueden ser fraudulentos (…) al observador republicano no se le permitió observar 100 mil votos que fueron contados durante 20 horas”.

Giuliani está hablando de la posibilidad del al menos 100 mil votos fraudulentos en Pensilvania. Si tenemos en cuenta que Biden, quien siempre iba atrás en el conteo y que repentinamente tomó la delantera en este estado, va ganando por unos 29 mil votos, podemos ver que la inyección de fraude es la que le está ayudando a ganar en este estado al igual que en los otros estados en los que Trump iba adelante, como Georgia o Michigan, y también en Arizona, donde Biden va ganando por menos de 30 mil votos.

El proyecto Veritas, por su parte, ha documentado más instancias de fraude y tiene varias personas dispuestas a declarar que la oficina de correos (USPS) dio órdenes de cambiar la fecha de los votos recibidos tarde para que fueran contados. (ver: [Homepage | Project Veritas](https://www.projectveritas.com/?fbclid=IwAR2py5N8vhDlL3xouqHUPUo6qcAsjme-kKXQSev3RWYzUrFSkCCj0f5L8II)

Estados Unidos lo que enfrenta en estos momentos no solamente es fraude sino un golpe de estado electoral, planeado con anticipación y donde han participado múltiples actores, incluidos el partido demócrata, gobernadores, jueces, la Oficina Postal, el aparato electoral demócrata que han bloqueado la entrada a los observadores republicanos, donde se han falsificado votos, mandando a casas de ancianos votos impresos (falsos), marcados de antemano por el partido demócrata, instancias en que aparecen decenas de miles de votos por Biden y 1 o ningún voto por Trump, lo cual es estadísticamente imposible.

Las demandas de Trump aya están tomando efecto, en una de ellas la Corte suprema de los EE. UU. ordenó que se separaran em Pensilvania los votos llegados después de la fecha límite para recibirlos (aunque ya sabemos que alteraron las fechas), y para completar, un discurso de Trump en el que él estaba denunciando todas estas irregularidades fue interrumpido por las cadenas de TV, diciendo que contenía información falsa. ¿Habían las cadenas de TV investigado si una sola de sus afirmaciones era falsa? ¡No! Solo estaban favoreciendo al candidato golpista, haciéndose de hecho cómplices con el fraude electoral más grande del mundo, perpetrado a espaldas del pueblo y ocultado por los medios de comunicación para instalar en el poder a un individuo absolutamente corrupto, cuya vida privada también está llena de mentiras al igual que su vida pública. Su hijo, Hunter, ha sido acusado por un socio de recibir sobornos de la China para obtener arreglos comerciales en los Estados Unidos y que su padre, el candidato Joe Biden, supuestamente también fue receptor de esos dineros.
Esta ha sido la crónica. de un fraude anunciado, anunciado por el mismo candidato Biden, quien en un acto de ingenuidad o de demencia, reportó exactamente lo que su partido pensaba hacer en estas elecciones: Fraude. Y lo cumplió.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content