EL JUICIO DE LOS PIUREK O HIJOS DEL AGUA

 
Related

CONSTRUYENDO TEJIDO SOCIAL A TRAVES DE LA GASTRONOMIA

PENSAMIENTO LIBRE
274 points

Buda: ¿el primer humanólogo en la historia de la Humanidad?

PENSAMIENTO LIBRE
692 points



Most recent

Otra vacuna que llega: La vacuna del Covid-19 de Moderna supera a la de Pfizer en eficacia

Henri Monzó Catalá
20 points

Santa Marta será sede del Encuentro Gastronómico Magdalena

Tecnologia
6 points

Turquía Colombia Rueda de Negocios Virtual 2020

Image Press
8 points

Experiencias, estilo e innovación, así regresa AC by Marriott Santa Marta

Tecnologia
20 points

Maradona era una mentira

Tv y Personajes
400 points

La digitalización de los productos gallegos

social
12 points

Murió Maradona

Henri Monzó Catalá
10 points

La COVID persistente afecta a las mujeres jóvenes y sus síntomas se mantienen más de seis meses

Henri Monzó Catalá
16 points

La vacuna de Oxford es segura en adultos mayores y genera respuesta inmune

Henri Monzó Catalá
274 points

Un perfecto e imprescindible, mundo irreal

Enrique TF
16 points
SHARE
TWEET
Foto tomada de Facebook

EL JUICIO DE LOS PIUREK O HIJOS DEL AGUA

“El Cauca se despierta en medio de los colores de la vida”
Diana Jembuel Morales

*Por Carlos Eduardo Lagos Campos.

Por estos días el país volvió a dividirse, en esta ocasión por cuenta del derribamiento de la estatua de Sebastián de Belalcázar en el morro de Tulcán, una especie de construcción piramidal ancestral de los indígenas de la etnia Misak; ubicada en Popayán, donde comuneros de los pueblos Misak, Nasa y Pijaos, derribaron la estatua del hasta ahora intocable y renegado conquistador.
“El día 16 de septiembre del 2020, el departamento del cauca volvió a ver los colores de movimiento indígena de los pueblos: MISAK, NASA y PIJAO del Tolima”, los cuales hacen parte del Movimiento de Autoridades Indígenas del Sur Occidente Colombiano (AISO) por sus siglas en español.
Caminando en silencio, al son de nuestra música: flauta y tambor, dimos el paso de volver las fuerzas a nuestra gente para que nuestros derechos se noten y nos respeten. Nuestra mujeres y hombres desde sus rostros de haber cogido la pala y el machete retomando el camino del cemento, nuestros jóvenes que estaban estudiando dejaron un momento el mundo de las teorías para dar su grito de esperanza, nuestras autoridades ancestrales liderando el paso del venir de nuestros pueblos con sus bastones de mando dieron a conocer que Colombia necesita cambios, cambios desde las bases.
Nuestra guardia cívica, llevando la batuta de los pueblos, iba abriendo paso para que los colores de la vida se resaltaran en una sola fuerza de toda la gente. Como lo decían nuestros mayores: “IpøNamuy køn ñim mørøik kucha; esto es de nosotros y de ustedes también”.
Y en medio de estas expresiones llenas de dignidad y soberanía ancestral se realizó lo que ellos denominaron el juicio de los Piurek o hijos del agua.
EL JUICIO:
El juicio de los piurek hijos del agua, descendientes de los pubenences a Sebastián Moyano y Cabrera alias Sebastián de Benalcázar, quien la historia de la voz racista y colonial lo describe como el conquistador de “Popayán”.
NOMBRE DE LA PERSONA JUZGADA:
Sebastián Moyano y Cabrera. Alias: Sebastián de Belalcázar.
DELITOS QUE SE LE IMPUTAN:
Genocidio, despojo y acaparamiento de tierras, desaparición física y cultural de los pueblos que hacían parte de la Confederación Pubenence, tortura por medio de técnicas de empalamiento y ataque con perros asesinos a los fuertes guerreros Misak Pubenences y asesinatos de Taita Payan, Taita Calambas y Taita Yasguen. Hurto del patrimonio cultural y económico de la herencia Pubenence, repartición arbitraria de tierras, esclavitud por medio de la institución de las encomiendas, despojo forzado del NUPIRE gran territorio Pubenence, violación de mujeres, esclavización de la mano de obra indígena para enriquecimiento ilícito. Imposición de costumbres y creencias como el cristianismo, profanación de sitios sagrados y desarmonización espiritual. Todo lo anterior con los siguientes agravantes: las conductas anteriormente descritas fueron realizadas con sevicia y dolo, bajo la voluntad deliberada de cometer un delito a sabiendas de su arbitrariedad.

FUENTES DE LOS HECHOS PROBADOS:
Todos los anteriores hechos fueron probados con lo descrito en las Crónicas, relatos historiográficos, reconstrucciones, expedientes de archivo muerto y archivo clasificado del Archivo Central del Cauca, Archivo General de la Nación, textos producto de investigaciones desde la academia convencional e historias fidedignas de la tradición oral de nuestros pueblos ancestrales Misak.
DECLARACIÓN:
Nosotros, PIUREK – hijos e hijas del agua, del sueño, la palabra y el aro iris, de los que no pudiste matar ni torturar nos encontramos hoy aquí, después de 485 años reclamando justicia por la memoria de la resistencia y reexistencia de nuestros Taitas Payan, Yazguen, Calambas y Petecuy y Mama Machagara, de los miles de nativos que combatieron en las guerras sanguinarias.
Este juicio lo enmarcamos dentro de un compromiso que tenemos frente a la memoria colectiva de nuestra sangre, razón por la cual estamos convocados a reescribir la historia liberándonos de toda huella producto de la colonialidad del saber. Declaramos que la estatua erigida desde la década de los 30´s (por iniciativa del que han disfrazado de poeta y estadista -siendo solo un racista y aristócrata- Guillermo Valencia), cuando Popayán conmemoro 400 años de la derrota de nuestros pueblos por la bota española genocida, hace parte de la violencia simbólica que nos ha oprimido y nos ha puesto en un lugar de olvido. Los pueblos ancestrales, no hacemos parte de la historia colonial, estamos vigentes desde nuestro DEBER Y DERECHO Mayor y primigenio sobre estos territorios, aún más en este territorio hoy llamado Popayán, por nosotros denominado YAUTU, centro político de la Confederación del Valle de Pubenza. Bien celebran algunos payaneses el día de la supuesta Fundación de Popayán, sin conocer la historia que antecedió a este suceso. El día de la fundación de Popayán, es un día de duelo, de invasión y saqueo territorial, porque la grandeza de lo que en algún tiempo fueron nuestros pueblos antes de la llegada del conquistador, se desdibujo con la sevicia de las tropas comandadas por Juan de Ampudia y Pedro de Añasco, militares encargados del hoy juzgado.
Hoy en el espacio llamado Morro de Tulcán, haremos justicia con la persona que tras el hambre de oro, llevo a nuestros pueblos a la reducción demográfica más alta, el más alto índice de desaparición de indígenas durante los primeros años de la conquista, a debacle demográfico que solo se puede comparar con las otras ciudades y poblaciones que también fueron víctimas del juzgado.
DESICIÓN: El Consejo de Tatas, Taitas, Mayores, Mayoras, Shures y Shuras determina que Sebastián Moyano y Cabrera, alias Sebastián de Belalcázar, es culpable de TODOS los delitos aquí descritos y que por tal motivo es condenado a reescribir en la historia universal como genocida de los pueblos que hacían parte de la confederación del valle de Pubenza.
Se declara que el hoy llamado Morro de Tulcán, debe honrarse como Territorio Sagrado del Pueblo Misak como herederos directos de la Gran Confederación Pubenence, y por lo anterior debe quitarse y destruirse, ubicando a la Mama Machagara, Taitas: Payan, Yazguen, Calambas y Petecuy.
Que Colombia y el mundo den cuenta que la conciencia y memoria histórica de los pueblos indígenas florece sobre estos territorios que han sido despojados. Que el clero y la clase política criolla, heredera de este legado genocida que han vivido invadiendo y explotando nuestra madre tierra. Sepan, nunca hemos sido vencidos y estamos aquí, con la fuerza de la gente. Esta es una invitación a revisar las mentiras que nos han contado sobre las cualidades del condenado: “descubridor, fundador, caballero e hidalgo.
A los desposeídos, a los procesos urbanos y rurales, intelectuales, estudiosos y críticos de la historia, las luchas estudiantiles, obreros y proletarios, al campesinado, al movimiento afro y negro, los llamamos a desalambrar los moros de la colonización europeo/ capitalista/ militar/ cristiano/ patriarcal/ blanco y cuestionemos lo que nos han dicho que es la historia oficial, porque “Esto es de nosotros y de ustedes también” “Ipe namuykɵn, ñim merey kucha”.
Finalmente convocamos al estado colombiano en su conjunto al territorio ancestral del pueblo Misak de la María Piedamo donde las Autoridades del Pueblo Misak Nunakchak y el Movimiento de Autoridades indígenas del Sur Occidente AISO exigimos la reparación histórica en tiempos de racismo, discriminación, feminicidios, corrupción y asesinato de líderes sociales.
Rueda de prensa 3mp del 25 de junio del 2020.
Lugar: Territorio Ancestral del Pueblo Misak de la María Piendamo Cauca
“RECUPERAR LA TIERRA Y RECUPERAR LA MEMORIA, PARA RECUPERARLO TODO” “SOMOS RAIZ Y RETONO”
Tras estos hechos, los medios de comunicación las autoridades y las redes sociales dividieron sus sentimientos entre el movimiento soberano de los indígenas y entre quienes abogaban por el mantenimiento de la estatua del conquistador, sin mayor argumentación que las tesis del odio y de los hechos cumplidos.
Las autoridades locales ofrecieron recompensas para la identificación de los líderes de esta acción, lo que provocó una reacción generalizada en redes sociales con el eslogan todos somos Misak, mientras que un grupo de más de 600 antropólogos, sociólogos, psicólogos, investigadores sociales, líderes comunitarios, profesionales, artistas y ciudadanos, se adhirieron al llamado de la Universidad del Cauca y al Gobierno Nacional para generar espacios deliberativos que permitan profundizar y poner sobre la mesa los derechos de los pueblos indígenas en Colombia.
Efectivamente tras las sesiones de diálogos que sostuvieron el gobierno nacional con los indígenas Misak en el resguardo La María, el Ministerio de Cultura confirmó que la estatua de Sebastián de Belalcázar no volverá al Morro de Tulcán en Popayán.
El abogado Miguel Ángel Del Río Malo defino en su cuenta de Twitter “Un símbolo es una construcción histórica de carga emotiva. Las estatuas son insignias narradas desde el poder. El lenguaje del despojador. Una imposición artística. Los Misak propugnan la justicia del lenguaje y de la historia. No es violencia. Es dignidad.”
Desde el centro de pensamiento libre hemos pensado que este hecho en lugar de llamarnos a la división debe llamarnos es a una reflexión en torno al por qué se producen estas reacciones frente a determinados monumentos, cómo puede suceder con la nación pastusa, la cual debe soportar la presencia de manera estoica la estatua del general Venezolano Simón Bolívar, quién fue el autor del genocidio más grande que sufrió este pueblo, el 24 de diciembre de 1822 y durante tres días más; pero no satisfecho con esto continuó con un mes de terror a través de la jura, el lanzamiento de los matrimonios en el río Guáitara y el reclutamiento forzado de jóvenes, para posteriormente instalar una colonia militar en la ciudad, desplazando a familias enteras hacia otros países; esta fue la razón para que la Guaneña fuera entonada en la batalla de Ayacucho.
Encontrándonos a escasos dos años de cumplirse los 200 años de este fatídico hecho, desde el Centro de Pensamiento Libre hacemos un llamado a todas las autoridades de pasto para que se traslade la estatua de Simón Bolívar a las afueras de la ciudad.

*Miembro de número del centro de Pensamiento Libre.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content