Así cambiarán los cruceros cuando vuelvan a navegar tras el COVID-19

 
Related

Cómo serán las duchas inteligentes de 2030

Mis Noticia
440 points

5 señales que indican que la caída de tu pelo debe preocuparte

Mis Noticia
958 points



Most recent

El amargo café, los antivacunas y el inefable Ignatius Reilly

Enrique TF
12 points

Cómo afrontar las relaciones sexuales esporádicas en tiempos de COVID-19

Saludables
4 points

Asaltan y drogan a un matrimonio mayor haciéndose pasar como falsos sanitarios del covid

Henri Monzó Catalá
6 points

De líderes hablando..., un poco

Camino y perspectiva
10 points

Rusia distribuye el primer lote de su vacuna contra el coronavirus

Henri Monzó Catalá
10 points

COVID-19: Dice la OMS que "Cuando haya vacuna la oferta será limitada"

Henri Monzó Catalá
16 points

Crean un fármaco contra el COVID-19 mediante una molécula que "neutraliza el SARS-Cov-2"

Henri Monzó Catalá
66 points

Buenas tardes y mucha suerte

Henri Monzó Catalá
10 points

Unos enmascarados secuestran en Minsk a la única líder opositora que quedaba en Bielorrusia

Henri Monzó Catalá
12 points

Protegernos en el trabajo

Oraciones
12 points
SHARE
TWEET
Casi todos los negocios se han visto afectados por la crisis del coronavirus, pero uno de los que peores consecuencias ha presentado son los cruceros. En la actualidad estos gigantes del océano siguen aparcados en los muelles, a la espera de que decidan despertarlos y cumplir el destino para el que han sido creados.

Así cambiarán los cruceros cuando vuelvan a navegar tras el COVID-19

Aún no se sabe a ciencia cierta cuándo se volverá a iniciar la navegación, pero la verdad es que las empresas navieras se encuentran ansiosas por encender los motores y comenzar a recorrer de nuevo el mundo. Aunque eso sí, lo viajes no serán los mismos de antes, al menos por un buen tiempo.

Si bien no se conocen fechas para la reactivación, la verdad es que las empresas comienzan a generar cambios para adaptarse a la nueva normalidad. En el siguiente texto te diremos algunos de esos cambios, con la esperanza de que nuevamente el mar reciba a sus gigantes dormidos.

VIAJES MÁS CORTOS
Una de las consecuencias más visibles e inmediatas en este sentido, será la duración de los viajes. Esto serán muchos cortos debido a que la reapertura en los puertos de las ciudades, alrededor del mundo, será diferente dependiendo de las medidas que tomen las autoridades locales. Aunque existen la posibilidad de que las ciudades europeas se sincronicen, pero no es algo confirmado aún. No obstante, mientras otras partes del globo continúes en alerta por el virus, la navegación tendrá que adaptarse.

Por otro lado, no todo de pende de los puertos, también se debe tener en cuenta que las conexiones aéreas estén activas. Esto se puede ver en Asia, donde ya se hay lugares donde los cruceros volverían a navegar.

CONTROL DE PASAJEROS
EL centro para control y prevención de enfermedades, emitió una prohibición a los cruceros, la cual precisaba que las compañías debían implementar ciertas medidas de seguridad para evitar los contagios en los barcos. Por lo tanto, en sus viajes debe hacer un control de limpieza profundo, así como de desinfección. De la misma manera, habrá dispensadores de gel alcohólico en la entrada de los restaurantes y bares, como en las áreas comunes donde se encuentren los viajeros.

Los buques exigirán a los viajeros de más de 70 años presentar un certificado médico donde se pruebe que no han sufrido de Covid-19, y que se encuentran en buen estado de salud para realizar el viaje tanto por río como por mar. Este comprobante también se exigirá en muchos puertos antes de emprender el viaje.

Una gran cantidad de navieras anunciaron que se mantendrás controles de temperatura periódicos en los pasajeros y el personal a bordo. Lo que se implementará, leemos aquí, es un escaneo rápido que dará resultado en menos de diez minutos. Aunque el reto es hacerlo a la gran cantidad de pasajeros que suelen mover estos barcos.

BARCOS MÁS PEQUEÑOS
La situación actual ha hecho que muchas personas decidan no viajar y por lo tanto, al no ver el cupo lleno, lo mejor es implementar barcos más pequeños. Algunas compañeras de navíos se han anticipado a la situación y dejarán sus barcos más grandes en el puerto y se concentrarán en aquellos que tienen menos capacidad.

La menor demanda ralentizará los planes de construcción de nuevos cruceros, aunque aún no se plantean utilizar barcos antiguos que son mucho más contaminantes. Así, los viajes podrán pasar de realizarse en mega-cruceros de 5.000 pajeros, a pasar a 1.000 personas por barco.

EL BUFFET
Algunas costumbres de abordo cambiarán irremediablemente. Un ejemplo de ello es el buffet. Lo que se buscaría es que los pasajeros no tuvieran que hacer grandes filas y que se ven obligados a tocar elementos para servirse, lo más seguro, en estos casos, es disponer de personas encargadas de servir platos y bebidas.

Otra alternativa que se está pensando a corto plazo, es optar por un menú a la carta, como el de los restaurantes tradicionales, lo cual ya se implementa en algunos hoteles. Aunque es una buena solución, el problema es el incremento en los costes que esto supone, sobre todo porque para ello se necesitarán muchos más tripulantes.

Fuente: somosmalasana.eldiario.es
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content