La tapa del inodoro y los encuentros en la madrugada

 
Related

El suero de los supervivientes de COVID-19 puede ayudar a tratar a otros infectados

Henri Monzó Catalá
986 points



Most recent

La realidad del adulto mayor y la necesidad de un cuidado adecuado en tiempos de pandemia

Image Press
4 points

Nos cambiaron las preguntas

Enrique TF
12 points

Va por Usted, MUJER

Enrique TF
12 points

Yingli inaugura su nueva planta y parque solar, con una producción 5 GW anuales

Juan C
8 points

Turquía Colombia Rueda de Negocios Virtual 2020

Image Press
6 points

Los hombros y la responsabilidad

Camino y perspectiva
14 points

CARTA ABIERTA DEL CPL AL MAESTRO SANTAMARIA

PENSAMIENTO LIBRE
46 points

¿"Tiestodurez"?

Juan Cantalatabla
10 points

El Blog de Juan, Benet, la mujer anticovid, ministro gafe, Newton y el tango de Banderas

Enrique TF
14 points

¿Cómo Solicitar Préstamos Sin Nómina?

Prestamos Rapidos
14 points
SHARE
TWEET

 La tapa del inodoro y los encuentros en la madrugada


.................................................................... Alexander Kharlamov

05 julio 2020

– Hoy me levanté en plan buena persona, es decir, sin desearle mal a nadie y eso, en mi caso y dado como levanta a las seis de la madrugada la persiana de su dormitorio mi joven vecina tiene su mérito.

– Me acerco a oscuras hasta el baño y sin encender la luz, por aquello de que no despiertes de su letargo al amor de tu vida, y me siento en el inodoro para reposar mi talento, mi cuerpo serrano y ese culito respingón que se me está quedando que “paqué” y … ¡¡¡ZASPARRACUÁS!!! … me quedo encajado en la taza pues, al parecer y como siempre, no bajé la tapa del inodoro anoche. Duele dc, probadlo un día y veréis, ya no se os olvidará jamás … no se os olvidará abrir la luz antes de sentaros en el ino.

– Menos mal que llego a la zona noble donde ya la luz del nuevo día se hace notar y allí está mi niña viendo la tv … ¿Cariño, te has caído? – me dice mi Santa Flor – y con cara de haberme tropezado con un tanque ruso en la primavera de Praga, contesto … “No, que va, solo he tenido un malentendido con la tapa de la taza del Roca” … ¿No puedes dormir? – le digo – “No, me duele el cuello y me mareo” – me dice el amor de mi vida con voz ultratumba o de Santa condenada a la hoguera.

– Beso, abrazo, desayuno, afeitado, ducha y puesta en sitio de ropas menores, sin problema, quiero decir que me lo he hecho y puesto todo sin caerme, ni darme golpes en el canto de la puerta, ni resbalón alguno en la ducha, ni corte alguno con mi filomatic.

– Pero lo mejor de la mañana sucede al bajar en el ascensor. Llamo, me aseguro la mascarilla, y se abre la puerta. Una espectacular y linda señora vestida de azafata de Congresos se aparece ante mi. ¿Subo o no subo? ... subí:

- Buenos días
– buenos días
– que buen tiempo hace (Babeando)
– voy a tirar la basura que anoche se me olvidó
– no, pues no huele nada – (embustero eres, Enrique, pensé)
– yo me bajo en el menos dos
- pues yo la sigo, perdón, quise decir, yo sigo hasta el menos uno
– ah, ya, se le ha olvidado bajarse
– pues si, señorita, pues sí. (Más bien se me olvidó darle al botón del menos uno con tanta figura que recorrer con la mirada)
- Adiós caballero, vaya con cuidado de no caerse.
- (Esto último hice ver como si nunca lo hubiera oído).

- Sin duda, eso fue lo mejor del día, será difícil mejorarlo.

– Cosas del cada día.




Fuente: etarragof.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content