¿QUE HA HECHO MAL EL ESTADO CON EL EJERCITO?

 
Related

El Juicio del Nazareno

PENSAMIENTO LIBRE
644 points

SON TIEMPOS DE TRANSFORMACIÓN DEL PENSAMIENTO.

PENSAMIENTO LIBRE
830 points



Most recent

La sala de espera del Hospital y el viaje a la Riviera italiana

Enrique TF
10 points

4 remedios naturales para limpiar tu vejiga y evitar infecciones urinarias

Henri Monzó Catalá
14 points

Sin complejos

Henri Monzó Catalá
12 points

En un planeta minúsculo

Enrique TF
20 points

La esencia de las cosas sencillas

Henri Monzó Catalá
22 points

Coronavirus: "El mayor riesgo se da en espacios cerrados y abarrotados, salvo si la ventilación es

Henri Monzó Catalá
640 points

¿Sabes interpretar tus datos para tomar decisiones correctas? Piénsalo nuevamente

Technews
8 points

LA INFECTOCRACIA by LEON LEGAZCUE. Entre la pandemia y el apocalipsis

Tango Uruguay Rioplatense Sur
30 points

El presidento argentino empieza a abrir el confinamiento

Hagamos ruido
132 points

Descubren que los casos severos de covid-19 presentan similar perfil hematológico

El mundo debe saber
960 points
SHARE
TWEET
*Por. Coronel. (RA) Manuel E Narvaez Q

¿QUE HA HECHO MAL EL ESTADO CON EL EJERCITO?

En el año 1.948 al desbordase el conflicto interno, desborda las capacidades de la Policía, por disposición política ingresan las FFMM y por obvias razones el Ejercito a suplir y mitigar la situación de ese plano tan complejo y delicado que es el control del orden público. A partir de allí todos los gobiernos acuden a sus FFMM, para combatir esa subversión armada que no se puede ser sometida por medios policiales y judiciales ordinarios.

Primera tesis

La paradoja más grande surge en el año 1.958 el presidente Lleras Camargo hablo de dos esferas distintas, la civil y la militar, error craso porque en una democracia la responsabilidad de las amenazas al Estado externa e interna es del poder civil y no de los uniformados. La fuerza Pública es ejecutora y como tal son instrumento político, razón por la cual la guerra y la paz es un instrumento político.

Segunda tesis

En estos 72 años de conflicto interno el Estado ha emitido 18 Políticas de SDN gubernamentales, mas no políticas públicas en esta materia, continuando con esa desconexión entre el gobierno civil y las FFMM, con la ausencia de una gran estrategia sin un respaldo político. Esa separación de la política y la guerra, fue la mayor debilidad del Estado.

Tercera tesis

Las FFMM no han contado con un marco jurídico para cumplir las funciones constitucionales y menos para enfrentar el conflicto interno: sin fuero militar, la JPM desmantelada, la carrera militar la rige unos decretos, directivas. Existen un par de leyes para el “servicio militar obligatorio” (con excepciones, situaciones especiales, aplazamientos, al final no se sabe quiénes lo van a prestarlo) ; una ley de inteligencia cuestionada, dilapidada y vilipendiada.

Cuarta tesis

Ese vacío entre las elites políticas y las FFMM, por la formación militar permitió que los mandos les tocara eludir su dependencia. Tomar decisiones y manejar el conflicto con autonomía, prescindiendo del Ejecutivo y el Legislativo, que se dedicaron a la trampa de los aplausos, adicionalmente las elites civiles con gran indiferencia crónica a los temas militares, sin tener una interlocución seria con la institución militar. Quien ignora no puede mandar.

Quinta tesis

El divorcio entre la política pública y la conducción del conflicto, llevo a pensar a la sociedad colombiana que era responsabilidad de las Fuerza Publica imponer un orden interno y para ello como cabeza de lanza estaba el Ejercito. Liberándolos de su responsabilidad de enfrentar los problemas estructurales que inciden en el incremento de la violencia y su prolongación, lo vieron como un ejército de ocupación y no un Ejército de la Nación.

Sexta tesis.

El Ejecutivo y el Legislativo, más las elites civiles, con el fin de no asumir responsabilidades en el conflicto no fueron capaces de promulgar una ley de SDN, la única que fue aprobada en el año 2001, fue derogada. A pesar que el presidente es el comandante en jefe de la Fuerza Publica la responsabilidad es política, que no es nada, basta lavarse las manos con una destitución o un arresto de militares y policías y se calma a la prensa. La responsabilidad del mando es de los militares.

Séptima tesis.

El Estado en vez de tener esa PSDN estatal, junto a una ley de SDN, permaneció hasta el año de 1991 con “estado de sitio con medidas de excepción”, que después la llamaron “estado de conmoción interior”, con medidas menos severas para mitigar la situación del orden público, sin la necesidad de invertir recursos para la modernización y capacitación de la Fuerza Pública, en particular para el Ejercito.

Octava tesis

Los generales, Ruiz, Valencia y Puyana, se opusieron a esa indeseable separación entre la política y el conflicto, por qué era necesario mirar desde la óptica socioeconómica y política; la solución fue llamarlos a calificar servicios. La salida de estos ilustres desarrollistas produjo un hondo vacío al interior de las FFMM y del Ejercito. Un ignorante politiquero dijo “el problema está en que los militares estudian, sociología, psicología, economía y política y luego inician a conspirar en contra del gobierno”.

Novena tesis

Las elites políticas por sus conveniencias se encargaron de vender una imagen errada, porque consideran a los militares como una amenaza, les rompe el statu quo y el protagonismo, entonces ceden algo de autonomía a cambio de subordinación, ellos fueron los que rotularon de poco preparados, burdos, chafarotes, gorilas de fuerza física y poco cerebro. Además, una ONG a nivel internacional venden la imagen de ser violadores de los DH.

Décima tesis

Las FFMM han tenido que enfrentar las amenazas externas e internas y han tenido que soportar autoridades civiles negligentes, presiones de instancias internacionales, ONGs proclives al terrorismo y narcotraficantes. Pero con mandos capaces de liderar y transformar la organización militar y hacerla prevalece por casi 201 años, gracias a esa preparación intelectual, profesional y militar se logró revertir la situación del conflicto en favor del Estado.

Décima primera tesis

La Fuerza Pública cuenta con cerca de 450.000 efectivos, el Ejercito 236.000; hijos de esta sociedad imperfecta, que se incorporan de todas las regiones del país con una variedad de culturas, muchos de ellos vienen de lugares azotados por la: violencia, corrupción, abandono familiar, descomposición social etc. Por causa de ese abandono estatal y la ineficacia gubernamental. No pida al olmo que de peras.

Décima segunda tesis

Los abusos de autoridad por parte de los miembros de la Fuerza Pública, tienen sus orígenes en la cultura, tal cual se ha descrito. Cuando se trata del llamado eufemismo “falsos positivos” hechos de extrema gravedad, que alguien no sé con qué intención emitió una directiva ministerial 029 de 2005, similar a lo ocurrido en la guerra del Vietnam (body count) rompió el centro de gravedad de la Fuerza Pública que es la legitimidad.

Décima tercera tesis

Una ecuación matemática simple: a más gente, más problemas. Súmele que las misiones están encaminadas al contacto directo con el crimen y la población, eso produce un efecto que contamina y predomina por el entonó en que se vive y se convive. Que caro están pagando estas nuevas generaciones esos errores unos voluntarios otros involuntarios. Lo importante es que se tomen las medidas de raíz.

Décima cuarta tesis

No hubo en su momento una capacitación profunda en DH y DIH, a las FFMM, nos crearon “enemigos” desde el plano ideológico, porque no caben dentro de la democracia. Se colocaron en contacto con fuerzas sociales y multinacionales poderosas que se convirtieron en aliados; apoyando con recursos, que más tarde se tomaban el derecho de exigir por los favores prestados.

Décima quinta tesis

Por mucho tiempo las FFMM han sufrido de maniqueísmo donde nos instauraron esa lucha a muerte entre el bien y el mal, blanco o negro, nos las repitieron una y otra vez y la causa fue por no contar con una preparación política profunda, una capacitación en DH y DIH que nos llevaron a satanizar a quienes no pensaban igual obrando dentro de las normas democráticas.

Décima sexta.

Al interior del Ejército existen otras posibles causas como fueron:

1. La falta de preparación en DH y DIH desde los inicios de la carrera militar, allí estuvo el vacío institucional y les llego a esa minora tarde.

2. No se le dio la importancia al combate emocional, ese entrenamiento debe ser simultáneo en lo mental y lo físico.

3. La mala incorporación en todos los niveles tanto en escuelas de formación y en el reclutamiento de conscriptos.

4. La falta de mando, liderazgo, control y dirección por parte de los mandos a todo nivel.

5. Esos incentivos perversos, representados en viajes al exterior, medallas, felicitaciones, permisos etc.

6. La Falta de filtros por no haber realizado un tamiz al interior del Ejercito, se cuantifico y no cualifico.

7. La politización de los mandos al querer acceder a un ascenso en apoyo de un politiquero.

8. La permisividad en los mandos a todo nivel, en no tomar las medidas necesarias de control, denunciar y sancionar.

9. Los ascensos por meritocracia, evitando que, protegidos, paracaídas lleguen a taparles lo que el gato hizo.

10. Apátridas, en vez de seguir los conductos institucionales, para denunciar ; acuden a las hienas de los medios de desinformación.

CONCLUSION

La nación exige un Estado capaz, ágil, eficiente, que promueva políticas públicas equitativas, viables, urgentes, para ellos re requieren un líder, un verdadero estadista, un dirigente que genere confianza, credibilidad, inspire, convoque, actúe, tome decisiones para que sea un verdadero Comandante en Jefe de la Fuerza Pública y por obvias razones el ejemplo cunde a los mandos de la Fuerza Pública a todo nivel. El Ejercito está pagando todos estos desaciertos y de aquí se pegaron las hienas, carroñeros y politiqueros a pescar en río revuelto.

*Miembro de número del centro de Pensamiento Libre.

El Centro de Pensamiento Libre es una entidad privada, sin ánimo de lucro, conformada por profesionales de diferentes disciplinas que están al servicio de la comunidad, abierta a todas las personas sin distingo de raza, sexo, nacionalidad, credo o filiación política, que organiza y realiza todo tipo de actividades encaminadas al fortalecimiento de la democracia, la libre empresa, la búsqueda del bienestar de las personas menos favorecidas y está en pro de la convivencia pacífica, el desarrollo socioeconómico y la búsqueda de la concordia nacional.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content