CUANDO LOS SOLDADOS FALLAN

 
Related

HISTORIADOR CLAMA POR UNA AYUDA PARA EL PUTUMAYO EN MEDIO DEL OLVIDO Y LA PANDEMIA

PENSAMIENTO LIBRE
462 points

El Juicio del Nazareno

PENSAMIENTO LIBRE
656 points



Most recent

El santo de los casos imposibles te ayudará con tu trabajo.

Oraciones
20 points

Eduardo Legarda, una voz que hizo historia.

Pablo Emilio Obando Acosta
40 points

¿Por qué orar a Santa Rita?

Oraciones
20 points

ETEK estrena Chief Revenue Officer

Tecnologia
6 points

CORONAVIRUS: ¿Hay peligro de transmisión en las escuelas?

Henri Monzó Catalá
14 points

El sueño de la muerte, mi amor de siempre y el Da Doo Ron Ron

Enrique TF
12 points

5 cosas que invitan a los ladrones a entrar en tu casa en vacaciones

Mis Noticia
12 points

LA MODA SE LA JUEGA POR EL FÚTBOL

Tecnologia
12 points

Entrevista Radio Famailla

Miguel Alderete Garrido
12 points

Salirse del cuadro

Enrique TF
10 points
SHARE
TWEET
oto de

  CUANDO LOS SOLDADOS FALLAN

*Por Brigadier General Pablo Federico Przichodny

Sí existe un sentimiento que identifica a los soldados, de cualquier país del mundo, sin lugar a dudas es el sentimiento del honor. El honor militar definido como el valor y la virtud que orienta y guía su conducta y como motor que le impulsa a obrar siempre bien en el cumplimiento del deber. Lo anterior Implica que existe coherencia entre lo que él debe hacer y lo que él hace. Visto eso es imperativo decir que no existe honor sin disciplina y que esta simbiosis es la que da fuerza a la existencia de la organización militar.

Nuestro país se ha sacudido en las últimas semanas por noticias impactantes sobre la conducta de un pequeño número de militares, de diferentes grados, conductas que riñe con el deber ser en virtud de la importante investidura que ostentan. Entre los eventos conocidos por la sociedad colombiana y que ha despertado una enorme indignación, está el del abuso sexual a una menor de edad por parte de un grupo de 7 jóvenes que se encontraban prestando su servicio militar como soldados regulares en una zona perteneciente a la etnia Emberá Chamí, comunidad a la cual pertenece la menor ultrajada.

Todo acto contrario a lo que manda la estricta aplicación de los valores y de los principios institucionales del Ejército, los cuales no son diferentes a los que demanda la sociedad a la cual se sirve, es reprochable, condenable y debe ser objeto de las sanciones que tales actos merecen. Cuando los Soldados fallan la sociedad se resiente, se lesiona la dignidad de una noble institución y se rompe el honor militar, lo que se hace más evidente cuando la víctima es una persona menor de edad merecedora de todos los mecanismos de protección.

Cuando los Soldados fallan, se abren grietas profundas en la disciplina y los corazones de los miles de hombres y de mujeres que sirven a la patria fiel y lealmente, y que se encuentran dispersos por toda la geografía nacional, se llenan de dolor y de vergüenza y los que conformamos las filas de la reserva activa del Ejercito, nos unimos en ese sentimiento.

Cuando los Soldados fallan, así como fallaron estos siete, la indignación y la rabia aflora en la piel camuflada de los miles de soldados buenos, pues ellos también se convierten en víctimas del proceder de unos pocos, pues la sociedad en su ira ciega los juzga no por su condición de buenos o malos, sino por la de soldados, titula mancillado por un acto inhumano y cruel por parte de ese pequeño grupo de jóvenes sin honor.

Pero, ¿cómo incentivar el sentido del honor militar y el sentido del deber de preservarlo a unos colombianos que se les incorpora, aun en contra de su voluntad, se les entrena unos pocos meses y luego son enviados a las diferentes zonas del país para proteger a sus compatriotas?, ¿Cómo generar en los corazones y en las mentes de estos conscriptos el sentido del honor militar cuando sus pensamientos están más enfocados en el momento en el que terminará su servicio militar obligatorio?; ese es un reto enorme y los cuadros del mando durante las fases de instrucción tratan de hacerlo pero actos como estos nos muestra que no es suficiente y que tendrá que dársele alguna fórmula de solución.

Cada año, miles de jóvenes salen e ingresan de las filas del Ejército y la mayoría de ellos, la gran mayoría, cumple con su deber y al despedirse de la institución, al momento de besar la bandera, lo hacen con la satisfacción del deber cumplido pues cumplieron su obligación con honor; pero cuando los Soldados fallan (compañeros y/o superiores) opaca el brillo de la gloria que los debe acompañar en momento tan solemne.

Hoy repudiamos el acto vil, cruel, inexplicable de estos siete hombres que juraron ante Dios y ante la patria defender todo lo bueno que representa nuestra bandera, sus gentes, en su vida y honra. Rechazamos su terrible proceder, así como lo hizo nuestro Comandante del Ejército, quien con la entereza de un verdadero hombre de honor se desplazó hasta el resguardo de la comunidad Emberá y frente a sus líderes y a nombre de todos los Soldados de Colombia les pidió perdón por la falta de estos hombres que mancillaron la dignidad que les prodigo su uniforme y su investidura de servidores de la patria.

“A la menor, a su familia y a la comunidad indígena nuestros sentimientos institucionales de vergüenza, rechazo e indignación frente a un hecho que jamás debió haber ocurrido” fueron las palabras del señor General Eduardo Zapateiro Altamiranda cuando se presentó con humildad ante la sociedad del municipio de Pueblo Rico, Risaralda. Pero cuando los Soldados fallan, se le falla al país entero, pues es la nación entera la que deposita su confianza, su fe en sus soldados por ello el señor General, Comandante del Ejército manifestó, “A quienes fueron vulnerados con este obrar inaceptable y a los colombianos en general, les doy la certeza que he tomado las medidas internas que la ley me permite, y que la institución apoyara de manera decidida los requerimientos de las autoridades judiciales”.

Frente a este terrible suceso, solo resta decir que la justicia obre con total severidad acorde al proceso legal que se surta de su confeso proceder, pero también queda la reflexión sobre lo que está ocurriendo en nuestra sociedad, especialmente en la juventud que alimenta no solo la masa productiva de la nación sino que forma parte importante de la estructura de nuestras fuerzas armadas pues es necesario decir que lo ocurrido aquí con esta menor de edad no es producto de la condición de soldados de los abusadores sino que es resultado de problemas estructurales en la formación previa a su servicio militar pues las estadísticas así lo demuestra. El Instituto de Medicina Legal registra en el primer semestre del año 2020 más de 7.500 exámenes por presunto delito sexual de los cuales más de 6.000 corresponden a menores de edad, lo que indica que algo no está bien en la estructuración de nuestra juventud.

Cuando los soldados fallan, la patria llora, pues cuando lo hacen, fallan sus mejores hijos.

*Miembro de número
Del Centro de pensamiento Libre

* El Centro de Pensamiento Libre, es una entidad privada, sin ánimo de lucro; conformada por profesionales de diferentes disciplinas al servicio de la comunidad, abierta a todas las personas sin distingo de raza, sexo, nacionalidad, credo o filiación política, organizando y realizando todo tipo de actividades encaminadas al fortalecimiento de la Democracia, la Libre Empresa, la búsqueda del Bienestar de las Personas menos favorecidas en pro de la Convivencia Pacífica, el Desarrollo Socio Económico y la búsqueda de la Concordia Nacional.







SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content