Patrullero Ángel Zúñiga Valencia, el policía del año

 
Related

Lecciones que nos deja la pandemia del Coronavirus Covid-19

Bernardo Andrade Tapia
894 points

Todo lo que debe saber de la pandemia del coronavirus o Convid-19

Bernardo Andrade Tapia
842 points



Most recent

¿QUE HA HECHO MAL EL ESTADO CON EL EJERCITO?

PENSAMIENTO LIBRE
10 points

¿Es fiable Invictus, el algoritmo para apuestas deportivas?

Mi mundo
12 points

Piscinas desmontables: ¿cuánto peso soporta la terraza de una vivienda?

MaríaGeek
14 points

Buda: ¿el primer humanólogo en la historia de la Humanidad?

PENSAMIENTO LIBRE
606 points

10 tendencias de colores para el cuarto de baño

Ideas para el hogar
8 points

Esteban Erazo González, un pastuso que triunfa y se impone en Nueva Zelanda

Pablo Emilio Obando Acosta
44 points

La falta de conocimiento digital agrava las consecuencias del COVID-19, según Marketeros Agencia

Comunicae
366 points

Me enamoré de la vida, es la única que no me dejará sin antes yo hacerlo

Enrique TF
8 points

Ser abuelo y eso de "Si nada tiene sentido, el espíritu debe al menos afrontarlo."

Henri Monzó Catalá
10 points

Estados alterados... ¡Bah!

Juan Cantalatabla
18 points
SHARE
TWEET
N. de la R. Hay seres humanos con gran sensibilidad hacia las calamidades y azotes de la vida, cuya demostración de valentía hacen “retroceder” en su actuar cuando va a “sembrar” dolor y desesperanza a las familias, niños, ancianos y jóvenes. Este es el caso de patrullero de la policía colombiana que no acató la orden judicial para desalojar a campesinos que habían invadido una área de espacio público para construir allí sus cambuches (casuchas construidas con cartón, latas y madera) a orillas del río Pance, sector de la Viga, corregimiento de Pance, zona rural de Cali.

 Patrullero Ángel Zúñiga Valencia,  el policía del año

En estas épocas de pandemia, hemos visto policías enfrentando su “autoritarismo” contra los más vulnerables: ancianos, vendedores ambulantes, conductores de carros que buscan con desespero el sustento diario para sí y sus familias; allí está la policía no entregando comida, ni asistencia social sino “aplicando la ley”, imponiendo comparendos que se acercan al millón de pesos. O como el caso de Estados Unidos, en que un policía estadounidense, blanco, le puso la rodilla en la nuca y en menos de 8 minutos le quitó la vida, o el ciudadano negro del Cauca, que policías le propinaron garrotiza en la cabeza y al cabo de pocas horas el agredido falleció.
Nos fortalece, que al menos haya un policía que tenga sentimientos en su vida y conozca que al aplicar autoridad se enfrenta con seres humanos, y sepa que estas personas tienen derechos que se les deben respetar. Así lo demostró el patrullero Zúñiga de Colombia, dijo: "Yo me metí a esta profesión para proteger, no para ser abusivo" (al negarse a practicar un desalojo de unas familias en el Valle).

Un campesino grabó el actuar del policía y la hicieron viral en las redes, son miles los cometarios de apoyo por la actuación del uniformado, sin embargo sus superiores amenazaron con medidas disciplinarias) por no acatar la orden) que pueden retirarlo del cargo. Para ejemplarizar, todo puede ocurrir, pero tiene el respaldo ciudadano y de su familia. Es oriundo de Totoró, Cauca, tiene 30 años y lleva 10 al servicio en la Policía Nacional.

Nos reconforta que el presidente Duque reconozca que en época de pandemia, de calamidad sanitaria, de hambruna y de una economía familiar quebrada, el patrullero Zúñiga acató su decreto presidencial de no desalojar a las familias de su lugar de vivienda, tampoco –dijo- pueden suspender los servicios de agua y energía eléctrica. Y a muchos vulnerables les prometió en sus charlas televisivas ayudas económicas y comida, pero hay casos que nunca les llegó. Otro mal que se acentuó paralelo al covid-19, es la pandemia de la corrupción galopante, el hambre, el desempleo, la delincuencia en las calles, los sobreprecios en artículos de salud, alimento, transporte, vivienda y servicios públicos.

Un grupo de parlamentarios (senadores y representantes) han sugerido que se le reconozcan el “acción humanitaria y una actitud ejemplar”, y se le imponga una condecoración especial; también solicitaron no “se tomen represalias en contra de este valiente funcionario”.

Finalmente, el médico y periodista Aníbal Arévalo propone que al agente Zúñiga se lo declare: Héroe de la Patria #ZúñigaEsMiHéroe, en reconocimiento a su valor civil en defensa de los más desprotegidos; y que se haga un aporte económico en una cuenta bancaria para que su producido se invierta en construir viviendas para los humildes, que los iban a desalojar, familias procedentes de Taminango, Nariño. Loable labor que se sobrepone a las obligaciones del Estado, de entregarles techo, educación, salud, trabajo a los desposeídos de la fortuna.

* * *
(1)

El lado humano que tiene al patrullero Ángel Zúñiga con un pie fuera de la Institución.

En: facebook.com/alvaro.s.gonzalez.33, 9 de junio de 2020
Fotos: en redes sociales, 2. bluradio.com, 3. Noticias Caracol

El agente desobedeció la orden directa de ayudar en un operativo de desalojo a orillas del río Pance en el Valle del Cauca (Colombia) en plena cuarentena, es decir, no le importó arriesgar su trabajo para ponerse del lado de los habitantes que estaban desalojando y en medio de su protesta entregó su arma de dotación y su radio. Pero lo más hermoso fue que tuviera la valentía de hacer un video que hoy es viral en el mundo donde mostraba su desacuerdo con el operativo, porque para él era injusto que sacaran de sus ranchos a esas personas humildes en medio de esta cuarentena, dando a conocer de antemano que este procedimiento era un abuso en contra de los derechos humanos. Para el policía, esto era una arbitrariedad, el hecho le dolió en el alma y no quiso participar ni obedecer una orden superior porque al final de esos operativos la pobre gente desalojada queda en la calle, nadie los reubica, y nadie les da vivienda. Por consiguiente, el agente argumentó que le dolía ver a esa gente desamparada y que el cuándo decidió ser policía lo hizo con el fin de proteger a los ciudadanos y no para abusar de ellos. En sí, el patrullero sabía que se estaba enfrentando a una suspensión, a un traslado y lo más probable a que lo echaran de su trabajo. Hoy esa suerte está en manos de los altos mandos de la Policía Nacional, donde las opciones para que el patrullero conserve su trabajo son escasas a menos que La Policía le dé un perdón extraordinario.

Ante la suerte que correrá el patrullero Zúñiga, hay preocupación en millones de colombianos, los cuales están al tanto de lo que suceda con él. Pero lo que sí es seguro, es que el patrullero solo no está y si llegara a quedar sin trabajo conseguiría otro empleo muy bueno en menos de lo que canta un gallo, porque Colombia se enamoró de sus palabras, de su preocupación por esas nobles almas, de su gran corazón. Sin duda alguna, Ángel Zúñiga es el policía del año y tiene el apoyo de todo un país que de manera conjunta se siente orgullosa de su uniformado.
Publicado en: https://web.facebook.com/alvaro.s.gonzalez.33

* * *
(2)

La BBC de Londres se interesó por el caso del patrullero Zúniga, y su corresponsal Daniel Pardo de Colombia, escribió el siguiente artículo:

Patrullero Zúñiga en Colombia: "Yo me metí a esta profesión para proteger, no para ser abusivo": el caso del policía que se negó a realizar un desalojo

Por Daniel Pardo, corresponsal de BBC Mundo en Colombia

"Yo me metí a esta profesión para proteger a los ciudadanos, no para ser abusivo contra ellos".

Palabras de Ángel Zúñiga, patrullero de la policía de Cali, Colombia, en un video que lo muestra negándose a cumplir órdenes superiores: desalojar a un grupo de campesinos que ocuparon un terreno a las afueras de la tercera ciudad más grande del país.

El camarógrafo, al parecer uno de los campesinos, lo felicita entre llantos. "Usted es un héroe", le dice. "Esto es histórico en Colombia", añade.

Acto seguido, Zúñiga hace un gesto de renuncia: entrega el arma a su superior. Y se atiene a las consecuencias: "Si quieren, me echan".

El video fue viral en las redes sociales en Colombia, un grupo de congresistas de izquierda solicitó formalmente que Zúñiga sea condecorado y su familia dijo temer por su vida y pidió "que no lo castiguen por haber seguido su corazón y ayudar a una familia pobre".
El patrullero —como se conocen acá a los policías de menor rango— está ahora detenido y espera ser sometido a un proceso disciplinario en la justicia militar.

Los desalojos son comunes en Colombia, el país con más desplazamiento interno del mundo, según Naciones Unidas.

Pero lo que ha generado indignación pública es que los procedimientos continúen durante la pandemia por el coronavirus.

Poco más de la mitad de la población en Colombia depende de la economía informal, ahora congelada por la cuarentana. Las cifras de desempleo se dispararon hasta llegar a un histórico 20%, según cifras oficiales.

El brote de miseria desatado por la pandemia, sin embargo, no ha detenido los desahucios en las principales ciudades del país, que han sido trasmitidos casi en vivo por las redes sociales y generado cada tanto una ola de ira colectiva.

En pandemia todos los desalojos parecen iguales

El operativo que se hizo famoso por el video de Zúñiga, según explicó la alcaldía de Cali, buscaba recuperar zonas de protección natural aledañas al río Pance, en el sur de la capital del Valle del Cauca.

El proceso judicial por el terreno comenzó hace dos años y el grupo campesino ha promovido 20 acciones judiciales —conocidas como tutelas— para quedarse en él. Todas fueron declaradas "improcedentes" por la justicia.

El acalde de la ciudad, Jorge Iván Ospina, dijo: "No deben posibilitarse invasiones aprovechándose de la crisis del covid-19, no debe permitirse ninguna invasión de gran constructor, ni de ninguna comunidad de las riberas del Rio Pance, no debe existir desalojo que no respete dignidad y derechos humanos".
Así como este desalojo buscaba proteger una reserva natural, ha habido otros que pretenden evitar una tragedia.

El mes pasado, por ejemplo, 50 familias fueron desalojadas en uno de los barrios más pobres de Bogotá, Altos de la Estancia.

Los colombianos vieron cómo una mujer encapuchada gestionaba el desalojo en una imagen que para muchos recordó los tiempos de tomas paramilitares en barrios populares persiguiendo guerrilleros subversivos.

La alcaldía de Bogotá, sin embargo, explicó que la mujer encapuchada era una contratista y que el desalojo era necesario porque el inclinado terreno donde estaban las viviendas informales era particularmente propenso a un derrumbe, sobre todo ahora, que estamos en época de lluvia.

Una tercera causa de desalojos es, por supuesto, la falta de pago.

El presidente, Iván Duque, prohibió los desalojos por esta razón mientras dure la cuarentena y avaló prórrogas en el pago de arriendos, una medida común en muchos países durante la crisis del covid-19.

Esto, sin embargo, no impidió que cientos de personas, sobre todo migrantes venezolanos, hayan sido expulsados de las residencias informales donde se alojaban y muchos hayan tenido que devolverse a su país en crisis.

La propiedad en Colombia

Las viviendas informales son comunes en América Latina.

Pero en Colombia hay varios elementos que hace más complejo el fenómeno. Ocho millones de personas fueron desplazadas de sus casas por la violencia. Una de las causas del conflicto armado de 60 años es precisamente la propiedad de la tierra. Y la diversidad geográfica y política del país, así como como la ilegalidad y el narcotráfico, han impedido centralizar y ordenar los registros catastrales.

En ese contexto, para millones de colombianos la única forma de tener tierra o vivienda es a través de la invasión ilegal.

"En estos procesos de desalojos lo que siempre llega al público es el video y el drama del desalojado, pero lo que no se suele entender es que detrás está la inmensa incapacidad del Estado para resolver los problemas de fondo y un entramado de ilegalidad que incluye a funcionarios, notarías y poderosos gestores conocidos como tierreros", explica Alberto Sánchez Galeano, experto en seguridad ciudadana.

Los tierreros se encargan de habilitar el terreno para ser invadido y gestionar una suerte de legalización de la propiedad para quienes les pagan. Son considerados una de las mafias más crueles y poderosas del país.

"Y para colmo, el Estado luego intenta solucionar esa propiedad ilegal a punta de represión y policía, que está muchas veces sobreexplotada e incapacitada, y tenemos como resultado un círculo vicioso que se repite y se repite", añade.

En teoría, las personas que son desalojadas de residencias informales deben ser restituidas con viviendas formales, pero los expertos coinciden en que el Estado colombiano no tiene ese alcance logístico ni burocrático.

"No es que sea por falta de plata, sino por falta de coordinación entre las entidades locales y nacionales, que no se logran centralizar y focalizar los recursos de subsidios y las necesidades de vivienda", opina Guillermo Sinisterra, profesor de economía urbana de la Universidad Javeriana.

Esa es parte de la queja del patrullero Zúñiga, que en el video dice: "No les van dar vivienda, no les van a dar reubicación, están abusando de sus derechos humanos".

Y en efecto: la vivienda es un derecho fundamental, según la Constitución colombiana de 1991. Pero el Estado sigue siendo incapaz de garantizarlo.

Publicado en:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-53002847


* * *
(3)

“No me arrepiento, estoy para servir a los demás”: patrullero Zúñiga

El uniformado se reúne con el comandante de la Policía de Cali la noche de este miércoles.
Por: Fábrit Cruz, BLU Radio, 10 de junio de 2020 - 20:21 p.m. Blu Radio, Colombia, Sociedad

Después de que la noticia le diera la vuelta al mundo y se hiciera viral el video en redes sociales, el patrullero Ángel Zúñiga Valencia habló por vez primera a un medio de comunicación para explicar por qué desobedeció la orden de desalojar a las familias que ocupaban un predio en el sector La Viga, a orillas del río Pance, al sur de Cali la mañana del pasado martes.

El uniformado dijo que no se arrepiente de su decisión porque su misión "siempre fue, es y será proteger a la comunidad, pero especialmente, a los más vulnerables".

“En este momento estoy con Dios y he pensado que me siento orgulloso de defender a los más vulnerables, y estoy para servir a la comunidad”, afirmó.

Asimismo, aseguró que no sabe aún si continuará en la Policía, pues se siente defraudado por el poco respaldo que le dio el mando de la institución.

Lea también: Mi hijo fue criado humildemente, no lo sancionen”: madre del patrullero Zúñiga

“Ustedes se pudieron dar cuenta, mis altos mandos, mis generales, no recibí apoyo y yo lo esperaba”, aseveró.

El patrullero Zúniga se reúne la noche de este miércoles con el general Manuel Vázquez, comandante de la Policía en Cali. Hay que resaltar que el uniformado es oriundo de Totoró, Cauca, tiene 30 años y lleva 10 al servicio en la Policía Nacional.

* * *
(4)

Promueven en el Congreso condecoración a Policía que se opuso a desalojo

Alexander López Maya @AlexLopezMaya

Más de 40 Senadores y Representantes a la Cámara radicamos proposición para condecorar al patrullero de la Policía ÁNGEL ZUÑIGA VALENCIA solicitando a @PoliciaColombia no se tomen medidas disciplinarias en su contra por haberse negado a desalojar a familias en condición de vulnerabilidad
Posted By: Cuarto de Hora, 10 de junio de 2020

Luego de que se conocieran el caso del patrullero de la Policía de Cali, Ángel Zúñiga, quien se negó a participar en un operativo de desalojo en Cali. Más de 40 congresistas de la oposición le solicitaron a las plenarias de Senado y Cámara que se otorgue la mayor condecoración.

Los parlamentarios coinciden en que el gesto de este uniformado corresponde a un “acto de humanidad y una actitud ejemplar”.

“Este patrullero se negó valerosamente a realizar un procedimiento que vulneraba los derechos de los más débiles y decidió no participar en el desalojo de varias familias campesinas en el sector de la viga corregimiento de Pance, zona rural de Cali”, indica la proposición.

Igualmente, los congresistas de estas bancadas también solicitan que el policía no sea sancionado por esa institución. “Ni se tomen represalias en contra de este valiente funcionario”.

La preposición está firmada por congresistas como Alexander López, Iván Cepeda, María José Pizarro, Gustavo Bolívar, Criselda Lobo, Juan Luis Castro, Katherine Miranda, Jorge Robledo, Aida Avella, entre otros.

…….
(5)

“No puede ser sancionado”: la defensa que prepara abogado del patrullero Ángel Zúñiga

Por: Noticiascaracol.com, Valle, Colombia, 10 de Junio, 2020

El defensor argumenta que el uniformado no incurrió en una falta, pues obedecía una orden presidencial de no desalojar a nadie en cuarentena.

El patrullero Ángel Zúñiga es tendencia en redes sociales desde que se opuso a participar del desalojo de cinco familias asentadas en la ribera del río Pance, en Cali, en la tarde de este martes 9 de junio de 2020.

Por negarse a hacer parte del operativo, ahora se ve inmerso en una investigación disciplinaria por desacato. Sin embargo, el abogado que lleva el caso asegura que está amparado constitucionalmente y no podrá ser sancionado.

“Lo que hizo él fue obedecer un mandato del mismísimo presidente, que prohibía el desalojo en tiempos de pandemia. Está habilitado constitucional y legalmente”, explicó Augusto Ocampo, abogado de Ángel Zúñiga.

Cabe anotar que el patrullero tiene previas anotaciones disciplinarias: en 2017 fue suspendido por 180 días y en 2019 lo amonestaron por incumplimiento de órdenes.

Con lo sucedido este martes, de encontrarse responsable en el actual proceso, serviría como referencia ante una posible sanción.

“Supongamos que en el remoto e hipotético evento que se halle responsable de una falta disciplinaria, esas anotaciones podrían servir para dosificar la sanción punitiva, en este caso, desde el punto de vista disciplinario”, anotó la defensa.

Actualmente el Zúñiga se encuentra laborando en su cargo con normalidad, a la espera de la decisión que se tome desde la Dirección Nacional de la Policía.

Por ahora, la oficina jurídica de la Alcaldía de Cali suspendió los desalojos en la zona hasta que revisen el caso.

Publicado en:

https://noticias.caracoltv.com/valle/no-puede-ser-sancionado-la-defensa-que-prepara-abogado-del-patrullero-angel-zuniga



Fuente: www.bbc.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content