La cola de las verduras y la edad terciaria

 
Related

Cómo hacer una limpieza de colon

Enrique TF
384 points

Cosas para hacer a diario sin que mueras en el intento

Enrique TF
404 points



Most recent

Las brasas del poder efímero

Henri Monzó Catalá
30 points

Colombiana gana concurso de canto en Dubái

PENSAMIENTO LIBRE
118 points

Mensaje al Centro de Pensamiento Libre

PENSAMIENTO LIBRE
6 points

¿Seguro que saben del coronavirus?

No hay que callar...
662 points

5 razones para comprar los auriculares Focal Utopia

MaríaGeek
18 points

SECTOR DE CAMBIO DE DIVISAS ABRE SUS PUERTAS

Carlos Eduardo Lagos Campos
36 points

Gustavo castro Caycedo, un humanista humanizador.

Pablo Emilio Obando Acosta
112 points

Un reputado médico ruso cree que el coronavirus "se ha quedado sin aliento"

Henri Monzó Catalá
10 points

Mensaje al Centro de Pensamiento Libre

PENSAMIENTO LIBRE
92 points

CAIMANES DEL MISMO POZO

PENSAMIENTO LIBRE
34 points
SHARE
TWEET

 La cola de las verduras y la edad terciaria


.............................................. DESCANSA, POR FAVOR- oleo de Caro Guarinos

18 mayo 2020

Siempre digo que una de las grandes cosas que inventaron los Fenicios fue su innegable vocación y arte por y para, el comercio. Sin ganas de ir más lejos sobre el asunto diré que gracias a ellos, los Fenicios, se inventaron los comercios y con ellos la cola de la “verdulería” sin la cual mi vida no sería, lógicamente, la misma. En la cola haces amigos, hay tertulia sobre lo difícil que es la supervivencia en esta crisis que arruina a nuestros hijos y con ello pone puntiagudos todos los pelos de nuestro cuerpo y, además, salen siempre temazos de actualidad sobre inverosímiles dolores de huesos, musculares, uñas de los pies, dedos, codos y alguna otra intimidad tan frecuente de contar y explicar, en la gente de edad terciaria.

Ciertamente, hay placeres que, a cierta edad, no siempre tienen que ver con la sensualidad, la política, el fútbol o la minifalda de la niña de la cofia, no, son solo cosas intangibles, cosas raras, como leer un libro, reírse con el vecino de la tertulia de los viernes la nuit o, simplemente, con que un niñito te diga: Avi, te quiero.


Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content