La gran hez de la política patria

 
Related

El suero de los supervivientes de COVID-19 puede ayudar a tratar a otros infectados

Henri Monzó Catalá
974 points



Most recent

GRAN COLOMBIA GOLD REPORTA LA PRODUCCIÓN DE ORO DEL SEGUNDO TRIMESTRE Y DE LA PRIMERA MITAD DEL AÑO

Image Press
6 points

LA PROPUESTA DE TRANSFORMACIÓN HUMANA DESDE EL COACH ONTOLÓGICO.

PENSAMIENTO LIBRE
192 points

Revisión crítica del tema agropecuario y ambienta

PENSAMIENTO LIBRE
30 points

Un hombre tras violencia: "Es mi mujer, no puedo creer que por dos patadas me vayáis a detener"

El mundo debe saber
436 points

Ventajas de comprar sofás y muebles directos de fábrica

Mis Noticia
12 points

¿Qué está pasando con el agua en Santa Marta?

PENSAMIENTO LIBRE
18 points

IMUES EL VERDE SE HA TORNADO ROJIZO

Carlos Eduardo Lagos Campos
34 points

La sala de espera del Hospital y el viaje a la Riviera italiana

Enrique TF
10 points

VISIÓN Y PRACTICA DE UNA JUSTICIA MOERNA

PENSAMIENTO LIBRE
20 points

¿ESTAMOS EN EL OCASO DE LOS PENSADORES?

PENSAMIENTO LIBRE
24 points
SHARE
TWEET

 La gran hez de la política patria


Joven artista se duerme con la máscara de papel maché de Marlene Dietrich en su regazo, 1950.
............................... Imagen probable de la Política en su mejor y oculta, cara

15 mayo 2020

Un buen amigo me manda hoy uno de esos mil panfletos-e, fakes o no, que circulan por la red de redes, con una asiduidad, insistencia y, muchas veces, anonimato, en la que solo se habla de la bondad de unos y lo inútiles, manipuladores y totalitarios que son los otros.

En esos panfletos-e, (igual que sucede con los gurús televisivos que nos inundan de ciencia infusa en cualquier momento del largo día con que nos ametrallan a diario), todos ellos organizados, redactados y manipulados por los distintos grupos de la política hispana, siempre dividida en dos grandes bandos. En ellos nada se habla de los males de la gente; de las ayudas que no cobran los parados o acogidos a los ERTEs; de la gente que duerme en la calle, como me contaba esta mañana mi amiga Brianda cuando vio a uno de esos indigentes en la puerta de un Banco en el mismo centro de la Ciudad sin que nadie acudiera en su ayuda; de la inseguridad en su trabajo de millones de españoles que ven como cada día el goteo de bajas por despido debido al cierre de multitud de pequeños y grandes comercios se va incrementando y que poco a poco le van estrechando el círculo laboral; de esos cientos de miles de autónomos que han tenido que cesar en su actividad por que nadie les paga las deudas contraídas por su labor, por el cese de actividad de los clientes demandantes y por la escasa ayuda que las distintas administraciones les ofrecen para sobrevivir; de los viejos que mueren en casa porque les da miedo ir al Hospital; del miedo que da caer enfermo de cualquier mal o dolencia pues la dificultad para que alguien del servicio público de salud atienda un teléfono es casi imposible; de que algún Ministro del más atomatado color diga que la hostelería y la restauración de este País nuestro es un verdadero detrito pues no aporta más que malos contratos laborales y una escasa aportación al PIB y todo ello sin que nadie lo eche de su sillón; de donde colocarán a los hijos menores de seis años, los padres que trabajen presencialmente ambos … en fin, no se habla de la gente de a pie, de sus problemas, de sus inquietudes y tampoco se habla, para nada, de su futuro.

Pues con todo este panorama, me he atrevido a contestarle a mi querido y buen amigo con una pequeña nota llena de lágrimas que nadie va a escuchar, claro, pero que he decidido hacerlo seguramente para conformarme a mi mismo, en un intento de quererme demostrar que algo debo decir ante tanto despropósito informativo. Aquí dejo la, seguramente, poco recomendable contestación:

“Quedo maravillado, querido amigo, de la capacidad del personal por buscar razones políticas a cualquier gesto, lo cual, siendo cierto, no es nada nuevo, ni aquí, ni en ningún País del mundo, pero noto un excesivo interés por confrontar, por la lucha del poder y por el reparto de cargos.
Ayer cuando el tal Olorza, muy digno él, publicó hasta en la Hoja Parroquial de su Barrio, que, en un falso gesto de dignidad impropia de un político, había renunciado a cobrar los 1900 €/mes que le correspondían por dietas y como estaba en su casa no le parecía digno cobrarlo como sí lo hace, por contra, durante otros cuatro meses al año sin que se le caigan ni los anillos ni las vergüenzas por ello.

Tuvo que replicarle en Twitter un médico infectado por el dichoso CV19, sacándole los colores, contando que él tras trece años de estudios o más, se hizo médico para solo cobrar ahora 1.125 €/mes teniéndose que enfrentar a la muerte cada día.

En fin, querido amigo, ni Cayetanos, ni falsos comunistas, toda la política y lo que mueve, es como una gran hez pegada en un palo muy grande y que, además, apesta como si se tratara de una diarrea pestilente. Los únicos que no pintamos nada somos nosotros, los que dicen que tenemos derecho a votar pero solo a los que el Líder todopoderoso de cada partido escoge. Cuando oigo hablar de política, últimamente, tiro de la cadena y cierro la puerta. Hartazgo, asco, desilusión, bochorno, todo eso es poco cuando pienso en lo que siento por la Política y sus mediocres, falsos, inútiles, conniventes, golfos, egoístas y soberbios, representantes.”




Fuente: etfreixes.blogspot.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content