Se va otro grande la radio y la tv de Colombia: Carlos Pinzón.

 
Related

Lecciones que nos deja la pandemia del Coronavirus Covid-19

Bernardo Andrade Tapia
858 points

Todo lo que debe saber de la pandemia del coronavirus o Convid-19

Bernardo Andrade Tapia
820 points



Most recent

Cuando todo se veía en blanco y negro

Henri Monzó Catalá
18 points

PROGRAMAS DE ASITENCIA EN SEGURIDAD Y DEFENSA NO VIOLA LA CONSTRUCCIÓN

PENSAMIENTO LIBRE
10 points

Mensaje al Centro de Pensamiento Libre

PENSAMIENTO LIBRE
92 points

La Pandemia nos está volviendo locos

Enrique TF
8 points

CAIMANES DEL MISMO POZO

PENSAMIENTO LIBRE
34 points

Carcoma y termitas: principales diferencias entre dos plagas que consumen madera

Linfocitos
358 points

Julia Ward Howe

PENSAMIENTO LIBRE
32 points

Elon Musk reabre Tesla a pesar de la orden de confinamiento y se ofrece para ser arrestado

Actualidad
258 points

ENTRE EL VIRUS, PASTO SE MUEVE HACIA LA GRAN CAPITAL

Luis Eduardo Solarte Pastá
14 points

La educación digital es para los pobres y los estúpidos

Enrique TF
40 points
SHARE
TWEET
Carlos Pinzón Moncaleano, fue una figura de la radio y televisión en Colombia. Nació el 24 de octubre de 1927 en Choachí, Cundinamarca, sus padres: el doctor Carlos Pinzón Sánchez (médico y poeta) y Aura María Moncaleano. Falleció a sus 92 años.

Se va otro grande la radio y la tv de Colombia: Carlos Pinzón.

Fotos en: el tiempo.com, Facebook, Kienke.com, El periódico de Chía.
elperiodicodechia.com

Desde muy joven se dedicó a programas de entretenimiento, al teatro y la radio a la que dedicó gran parte de su vida. Por su gran carisma y dedicación por el trabajo lo llevaron a ser uno de los fundadores de programas radiales para jóvenes. Se desempeñó como locutor en emisoras de Tunja en 1945, Bogotá, Medellín, Girardot e Ibagué. También, dirigió desde pequeñas emisoras a grandes cadenas radiales. Y apoyó grandemente a muchos artistas y locutores que se iniciaban, y hoy son figuras en el ámbito musical y radial.

El 20 de julio de 1969, transmitió por la televisión la llegada del primer hombre a la luna (Neil Armstrong) desde el cerro de Jurisdicciones, en Norte de Santander; su voz fue modelo para los comunicadores de los años sesenta y fue el gran mecenas del rock colombiano; siendo director de Emisoras Nuevo Mundo, les dio la oportunidad a Jimmy Raisbak, Gonzalo Ayala, Alfonso Lizarazo, Vicente Cortez Almeida, Jaime Martínez, Julio Nieto Bernal, entre otros.

Fue empresario, creador del programa El Club de la televisión en 1972 por donde pasaron grandes artistas de todos los géneros, miss Universos, modelos, deportistas grandes personalidades. También creó el Festival de Música Clásica de Zipacón en busca de ayudas para los más necesitados, fundador del Museo del Disco con colección privada de las discotecas de Fernando Gómez y Otto de Greiff; y la Capilla del Arte donde exponen figuras importantes de la pintura nacional.

En 1980, creó la Teletón e hizo campañas para recaudar ayudas invertidas en centros de rehabilitación para personas con discapacidad, ubicados en Barranquilla, Cartagena, Manizales y Soacha.

Con su iniciativa y para profesionalizar el oficio crearon la Asociación Colombiana de Locutores, fue la representación oficial de los comunicadores ante Colombia y el Mundo.

Por su profesionalismo y vocación social recibió reconocimientos desde la India Catalina hasta la máxima condecoración colombiana, la Cruz de Boyacá, entre otros premios. En el ámbito radial desde muy joven se lo conocía como "Mister Promociones" por sus campañas para apoyar a varios deportistas colombianos participantes de los Juegos Olímpicos de Melbourne (Australia) y Tokio (Japón) y las competencias ciclísticas C-100.

Notas: de Bernardo Andrade Tapia, 30 de abril de 2020

* * *

¡Adios! A Carlos Pinzón, creador de la Teletón, hombre de radio y televisión

Entrevista de Pantalla & Dial. Édgard Hozzman. Publicada por Armando L. Plata en Facebook, 30 de abril de 2020

En medio del frío y con una altura de 3.106 metros sobre el nivel del mar, en la casa de los transmisores de la televisora nacional en el Cerro de Jurisdicciones, en Norte de Santander, los hermanos Julio Eduardo, Leopoldo, Germán y Carlos Pinzón les dieron la noticia a los colombianos, ese 20 de julio de 1969, sobre la llegada del primer hombre a la luna: Neil Armstrong.

La sintonía fue total. En las casas las personas miraban la pantalla chica y salían a los patios o a las terrazas tratando de divisar el Apolo que había alunizado. Algunas personas lloraban, otras se santiguaban y más de uno, presagiaba el fin del mundo.

Se emitía desde el Cerro de Jurisdicciones porque en ese momento era el punto ideal para recibir la señal de Cabo Cañaveral y para difundirla en Colombia.

Si para los Estados Unidos fue la gran noticia, en el país lo era mucho más. Eran los tiempos de un par de canales, que transmitían en blanco y negro y que tenían una programación que arrancaba a las cuatro de la tarde e iba hasta las once de la noche.

Carlos y sus hermanos comentaban cada suceso de lo que ocurrió en el alunizaje y luego, los primeros pasos de Neil Armstrong por la luna. Fue un momento histórico, único.

“Para mí, ese fue un momento inolvidable en la televisión y me enorgullece haber sido su presentador”, cuenta ahora Carlos Pinzón, el maestro de maestros de la pantalla chica que acaba de cumplir los 90 años, en medios de homenajes en Zipacón, Cundinamarca, donde montó El Museo del disco.

Carlos Pinzón Moncaleano ha sido uno de los grandes en la historia de los medios de comunicación de Colombia.

Su voz fue el modelo para los comunicadores del decenio de los sesenta lapso en el que su obra tuvo una gran proyección, fue el gran mecenas del rock colombiano, organizó los incipientes conciertos con los primeros aspirantes a ídolos de la juventud como “Los Dangers”, “Los Dinámicos” y los solistas, Guillermo “Pipo” Valderrama y Humberto Plazas, en los teatros Colombia y México. Fue el primer Disjokey.

Como director de Emisoras Nuevo Mundo, creyó y le dio la oportunidad a Jaime Martínez, Jimmy Raisback, Alfonso Lizarazo, entre muchos más.

Hoy después de medio siglo, los pioneros del Rock en Colombia y España lo recuerdan con cariño y agradecimiento como Óscar Lasprilla, Rodrigo García, Yamel Uribe y Guillermo Acevedo.

Dejó una positiva huella como productor de radio y televisión, sus ideas y obra fueron definitivas en la proyección de estos medios a nivel nacional e internacional.

Como filántropo comprometido con los más necesitados, sin esperar absolutamente nada. El Club de la televisión y Teletón son el reflejo de su bondad y genialidad.

--¿Quién le dio la primera oportunidad en la radio?

--Mi hermano Julio Eduardo Pinzón fue quien primero creyó en mí, él fue mi gran maestro me guio y estructuró como locutor y comunicador. Él era director de Radio en Tunja, me llamó para que le colabora. Esto fue en 1945.

--¿Cuál fue su modelo radial?

--Mi modelo radial fue Julio Eduardo Pinzón, a quien admiré por su vocalización, dicción su pronunciación era perfecta reposada, segura, natural lo que le daba gran credibilidad. Escucharlo leer un noticiero era una catedra de locución, por esto fue llamado a leer y presentar el noticiero de televisión, El Mundo al vuelo.

--¿Su personaje radial inolvidable?

--Un entrañable amigo, colega y compañero Julián Ospina, gran profesional.

--¿Cómo se informa ahora, a quién escucha a quién ve, a quién lee?

--Leo El Tiempo, escucho la W, me gustan los informes de sus corresponsales internacionales y veo canales de televisión internacional.

--¿Qué representa para usted saber que le ayudó a tanta gente?

--Una gran alegría de haber podido ayudar a quien lo necesitaba, esto lo hice sin esperar otra cosa que la satisfacción de haber cumplido con mi propósito de tenderle la mano a quien pude y lo necesitaba.

--¿Los artistas que ayudó fueron agradecidos con usted?

--El creer en el talento nacional, es una satisfacción recordada, sin esperar nada de nadie.

--¿Recuerda cómo nacieron los dos pegaditos de Emisoras Mil XX?

En una de mis visitas a México escuché una promoción radial que me llamó la atención. Hice la versión para Colombia y así nacieron “Los dos pegaditos” para anunciar en Mil XX dos canciones.

Para anunciar la hora en Emisoras Mil XX, contraté a “Los Isleños”, quienes me grabaron la promoción “Señor locutor diga usted por favor ¿qué hora es?”. El impacto fue inmediato. Este jingle hoy después de medio siglo la emite ocasionalmente Julio Sánchez Cristo en la W.

--¿Cómo nació EL Club de la televisión?

--En 1972 la televisión colombiana había producido exitosamente todos los géneros, desde la comedia, drama, musicales, información noticiosa, pero no se había hecho un programa de contenido social. Fernando Gómez me propuso en el horario de las 6:30 pm en la licitación que presentó. El resultado fue sorprendente, “El Club de la televisión” fue el gran suceso. Por este espacio pasaron grandes artistas de todos los géneros, miss Universos, modelos, deportistas grandes personalidades. Encontramos niños perdidos, logramos soluciones para personas que realmente las recitaban. Se obtuvo por primera vez que la televisión sirviera para causas sociales. Como consecuencia del Club de la Televisión surgieron otros eventos, C 100 para el Roosevelt, entre otros más.

--¿Cómo nació su devoción por la música clásica?

--Mi padre Carlos Alfonso Pinzón Sánchez nos inculcó la buena música la que se quedó en mi gusto. Por aquella época el Ministerio de Comunicaciones exigía a las emisoras programar una vez al día música culta.

--¿Ha vuelto a Zipacón?

--Los días 4, 5,6 de noviembre celebramos los 40 años del Festival Musical y la Alcaldía y los habitantes me rindieron un bello y gran homenaje celebrando mis noventa años, con partida de torta incluida.

--¿Las compañías discográficas le colaboraron para El Museo del Disco en Zipacón?

--No, doné mi colección privada y logré que parte de las discotecas de Fernando Gómez y Otto de Greiff también fueran obsequiadas al museo del disco en Zipacón.

--¿Cómo nació La Asociación Colombiana de Locutores?

--En 1954 Existían “Las voces de Oro”, se me ocurrió crear la ACL. Para profesionalizar el oficio de la locución, Julio Sánchez Vanegas fue el primer secretario. Rápidamente la membresía creció y nos convertimos en la representación oficial de los comunicadores ante Colombia y el Mundo.

--¿Quién fue un visionario de la radio y le televisión en Colombia?

--Sin lugar a dudadas, Fernando Londoño Henao.

--¿Una inolvidable anécdota?

--Cuando era joven trabajé un año en Argentina, conseguí un empleo como embalador, la única condición que me pusieron para aceptarme, debía hablar con acento argentino.

--¿El mayor acontecimiento del que fue testigo?

--En medios fui protagonista del cambio de la televisión en Blanco y Negro a Color en 1979, siendo presidente Julio César Turbay.

--¿Su personaje inolvidable?

--Mi padre, médico, poeta y escritor de una charada diaria en el tiempo.

--¿Cómo recuerda “La Nueva Ola “?

--La revolución musical que marcó el decenio del sesenta, la llegada del rock and roll a Colombia. Un lapso amable que le abrió un espacio a la juventud, sus inquietudes y actitudes.

--¿Cómo nació Monitor?

--Siendo director de Emisoras Nuevo Mundo se me ocurrió un programa para los sábados de 8 am 12 m. que llenara las expectativas de la audiencia, con notas actuales y culturales, música y la corresponsalía internacional de Gerardo Mosquera de la Radio Wado EE.UU y Andrés Salcedo, de La Dolche Welle Alemania. Periodistas que se proyectaron en Colombia a través de Monitor.

--¿Cómo nació Radio 15?

--Esta fue la respuesta a las necesidades de la juventud de comienzos de los sesenta, fue una explosión de creatividad de músicos, compositores e intérpretes, de Los EE.UU, Europa, México, Brasil Colombia y Argentina, que llegó para quedarse en el gusto de la juventud. Radio 15 fue la frecuencia joven de Caracol.

--¿Un tema musical de los sesenta?

--“El romance del cacique y la cautiva” de Oscar Golden.

--¿Cuál fue el mejor momento periodístico en su vida?

--En 1959 logré la primera entrevista para América Latina del líder chino Mao Tsé Tung. Este trabajo lo hice con una grabadora que me facilitó la embajada de los Estados Unidos. Era de manivela y había que darle cuerda cada dos minutos.

--¿A quién le cuenta tantas historias en los medios de comunicación?

--Hoy a nadie.

--¿Qué consejos les da a los nuevos profesionales de los medios de comunicación?

--Que continuamente investiguen, lean y se preocupen por el manejo de los idiomas y un lenguaje respetuoso. Que cuando entrevisten a un personaje lo hagan con conocimiento de su vida y obra.

--¿Cuál es su tema clásico preferido?

--La 9 Sinfonía de Beethoven.

--¿Le gustan más el folclore o el bolero?

--Son dos bellos conceptos musicales en los que se conjugan muchas emociones y momentos, obras nacidas en la sensibilidad de músicos y poetas.

--¿Qué emisoras escucha ahora?

--La W

--Usted inventa todos los días algo, ¿Cuál es su más reciente creación?

--A mis 90 años estoy en receso.

--¿Teletón lo hizo llorar?

--Muchas veces. La valentía de las personas en discapacidad me enseñó que en la angustia y el dolor hay una esperanza.

--¿Una satisfacción?

--El haber entendido que las dificultades son una gran razón para no deberle nada a nadie.

--¿Los cinco temas musicales de ser existencia?

--“La Quinta Sinfonía”, Beethoven,- “La Sinfonía del Nuevo Mundo”, Antonin Dvorak -“La 9 Sinfonía”, Beethoven- “Tu significas todo para mi” Alberto Vásquez. – “Que bonita es esta vida” Jorge Celedón.

--¿Un Pintor?

--Colombiano Rafael Penagos - Extranjero. Da Vinchi.

--¿Un Compositor?

--Ludwig Van Beethoven-

--¿Un Cantante?

--Colombiano, Fausto. Extranjero, El Puma.

--¿Una voz?

--Frank Sinatra.

--¿Un instante en su existencia?

Ver el mar siempre al lado de mi esposa Helena.

Esta entrevista se logró gracias a la gentil colaboración de la Periodista Helenita de Pinzón

[email protected]
Publicado en: https://www.facebook.com/armando.plata/posts/10157084298137231

* * *

Se va otro grande la radio y la tv de Colombia: Carlos Pinzón.

En su memoria esta semblanza escrita por Edgard Hozzman:

Publicada en Facebook, Armando L. Plata, 30 de abril de 2020

El hombre que hizo historia como pocos. Fue uno de mis referentes en mi profesión y luego tuve el honor de ser su amigo y colega. Grande Carlos!

Para escribir sobre Carlos Pinzón Moncaleano habría necesidad de escribir una enciclopedia de 100 tomos. Le cambió el sonido a la radio, le dio una nueva imagen a la televisión y se convirtió en el único mecenas del espectáculo. Impulsó a decenas de nuevos cantantes, ayudó a miles de familias con sus programas y fue quien dio conciencia a la humanización de tantas personas que estaban en situación de discapacidad.

Es un ícono de la radio, es una estrella de la televisión y es un maestro en la creatividad y la generosidad.

En 1961-62 descubrí la frecuencia que se identificaba con mis afanes musicales de adolescencia: Emisora Mil XX. Su programación rompió con lo establecido hasta entonces en la radio colombiana. Era la primera emisora ciento por ciento con sentido juvenil. Este fue uno de sus grandes aciertos: vislumbró el potencial de una generación que buscaba ser la protagonista de su historia.

Carlitos, como osadamente lo llamábamos quienes lo escuchábamos en sus programas periodísticos y disjokeys, era sinónimo de libertad para los jóvenes de los sesenta. Su estilo era inconfundible. Con él nació una escuela de locutores, periodistas y comentaristas musicales.

Carlos Pinzón es el padre y mecenas del rock colombiano. Eran los años en que todo giraba en torno a las necesidades de los adultos, el show business, la moda, el esparcimiento, la información y los nuevos movimientos musicales en el mundo.

Orlando Barriga, Orlando Arévalo, Humberto Monroy, Edgard Dueñas, Carlos Hernán Suarez y yo fuimos fieles asistentes a los primeros conciertos de Rock And Roll, que Carlos Pinzón organizó en el templo sagrado del rock colombiano: el Teatro Colombia, hoy Jorge Eliecer Gaitán. Fue en este escenario en el que presentó al mítico Bill Haley.

Carlos Pinzón. Revista Don Juan.

Los sábados el maestro Pinzón organizaba conciertos con la primera agrupación nacional de Rock and Roll, “Los Dangers” y a los precursores cantantes colombianos de la nueva ola: Guillermo “Pipo” Valderrama y Humberto Plazas. Elenco al que Carlos apoyó incondicionalmente, proyectándolos en sus espacios periodísticos de Emisoras Nuevo Mundo, la básica de la naciente Cadena Caracol, de la que Carlos era director.

A comienzos de los años sesenta los locutores eran grandes personalidades, estrellas, las que para mi generación eran inaccesibles. Conocí al maestro Pinzón cuando él, en la calle 19, animaba la colecta para apoyar la delegación deportiva que nos representaría en los Juegos Olímpicos de Tokio. Como oyente de Mil XX y Emisoras Nuevo Mundo lo admiraba. Viéndolo en vivo y en directo fue uno de los eventos más emotivos que había vivido.

En uno de los conciertos lo abordamos, Orlando Barriga, Carlos Hernán Suárez y Dino Soler, pioneros del rock nacional. Ese mañana descubrí a un personaje maravilloso, sencillo, humano y cálido. Sin protagonismo alguno, atendió nuestras inquietudes, apoyándonos, aconsejándonos y motivándonos para que continuáramos haciendo realidades nuestras fantasías de ilusiones en ese momento lejanas.

Su compromiso con nuestra generación fue ilimitado. Carlitos fue el gran promotor de la Nueva Ola, movimiento musical originado en Argentina en 1960. Fue el quien nos presentó a los primeros ídolos del cono sur del continente, Roky Pontoni, Los Cinco Latinos, Luis Aguilé, Palito Ortega, Johonny Tedesco, Violeta Rivas, Los TNT, entre otros artistas. Además de los grandes de la Nueva Ola mexicana, Enrique Guzmán, César Costa, Alberto Vázquez, “Los Locos del Ritmo”, “Los Hoolligans” en la programación de Emisoras Mil XX. Angélica María a quien presentó en Emisoras Nuevo Mundo, durante este evento la bautizó como “La novia de La Nueva Ola”, apelativo con que se le comenzó a identificar a lo largo de las Américas.

En 1962-63 lanzó la frecuencia que marcó toda una época, Radio 15. Si Emisoras Mil XX se identificó por la excelente campaña promocional de sus jingles, producidos por Carlos Pinzón y grabados en los estudios de La CMQ de Cuba, cuna de la radio latina.

Radio 15 fue lanzada con la mejor campaña de expectativa de la historia de nuestra radiodifusión, ideada, producida y grabada por Carlos Pinzón. La programación de esta frecuencia era sencillamente deliciosa, en ella se conjugaba el sonido del rock and roll original con Elvis a la cabeza y el sonido High School el que identificó a los Teenagers de la Unión Americana y los ídolos de la Nueva Ola iberoamericana.

En Radio 15 nacieron y se proyectaron los primeros grandes ídolos nacionales: Los Speakers, Óscar Golden, Harold, Guillermo “Pipo” Valderrama, Humberto Plazas, Los Ampex, Los Flippers, Los Beatniks y Lyda Zamora. Fue esta emisora la primera en difundir la obra de Los Beatles, la onda británica y el pop.

Carlos Pinzón promovió y les dio la oportunidad a los primeros locutores adolescentes, Jimmy Raisbak, Gonzalo Ayala, Alfonso Lizarazo, Vicente Cortez Almeida, Jaime Martínez, Julio Nieto Bernal, entre otros más.

A mediados de los sesenta, se asoció con Gloria Valencia y otros colegas para crear la primera gran Discoteca, La Bomba escenario desde donde se proyectaron los primeros grupos rockeros de Colombia, Los Speakers, Los Flippers, Los Ampex, Los Beatniks .

En la puerta de esta discoteca tuve mi segundo encuentro con Carlos Pinzón. Regresaba con Los Ampex de la gira de Milo a Go Go y muy gentilmente me invitó a la inauguración de La Bomba. Esa noche hacían su debut en Colombia “Los Cuatro Crickets”, agrupación mexicana.

Como promotor y empresario de “Los Ampex”, “Time Machine” y otras agrupaciones rockeras de mediados y finales de los sesenta, conté siempre con el apoyo incondicional de Carlos Pinzón para promocionar en sus programas de televisión a mis artistas, especialmente enDomingos Circulares.

Como Director Artístico de Discos Philips, en los años setenta comencé a tener mucho más contacto con él. Polygram editaba las mejores grabaciones de música Clásica, producidas en el mundo en el sello Alemán, Deutsche Grammophon. Gracias a este género de música culta descubrí al melómano exigente y conocedor de los clásicos, de los que hablaba con gran propiedad y autoridad.

Fueron muchas mañanas y tardes las que generosamente me regaló, guiándome y compartiendo sus conocimientos musicales, los que me fueron de gran utilidad en mi trabajo como productor musical.

En 1980 como Director Internacional de Discos CBS, le colaboré con el elenco artístico internacional más grande, en el lanzamiento de su primera Teletón. Este evento fue todo un éxito. En él, lanzamos en Colombia al Dúo argentino “Pimpinela”.

Lo acompañé en los Teletones del 81-82-83 y 84, apoyando la causa con el elenco Internacional de Discos CBS

En Carlos Pinzón encontré, un maestro, un amigo, un hombre superior, por su generosidad, quien hizo de las dificultades su gran razón para hacer realidad su vocación filantrópica, la que no conoció barreras, políticas, religiosas ni filosóficas. Su existencia la ha vivido con el sentimiento del más puro y exigente melómano, le dio razón, ingenio y pasión a su imaginación: este fue su gran acierto.

Gracias maestro por lo que ha hecho por Colombia, por la radio, la música y la vida.

Publicado en Facebook:
https://www.facebook.com/armando.plata/posts/10157084245192231


Fuente: www.facebook.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content