WARNING: Nicolás Acevedo S& made this note and was not rated by users as credible.

¿Cómo desarrollar el hábito de lectura?

 
Related

JULIO Y LA EXTRAÑA ASOCIACIÓN DE PSICÓLOGO Y PSICÓPATA

CAMBINIASA
2030 points

UNA JUSTA PROMOCIÓN PARA EL MAGISTRADO SAUL0 YSABEL DÍAZ.

CAMBINIASA
320 points



Most recent

¿Beneficiaría la nueva Ley de Ciberresiliencia de la Unión Europea a los consumidores colombianos?

Ciberseguridad
16 points

La vacuna contra algunos tipos de cáncer, cada vez más cerca

NOTICIAS-ETF
44 points

Seguimos viviendo

El diario de Enrique
10 points

Kingston dice adiós a las transferencias lentas para creadores de contenido

Prensa
12 points

En la razón solo entrarán las dudas que tengan llave (MB)

El diario de Enrique
10 points

LA IDEOLOGÍA INTERNACIONAL CONSUMISTA CONTRA LA COMUNISTA

Octavio Cruz Gonzalez
12 points

Evento anual British Council Partner Schools 2024: liderazgo reflexivo en la era de la IA

Prensa
38 points

Amanecer

El diario de Enrique
8 points

Carreras emocionantes y mucho agarre en la Hankook iON Race

Viajes y turismo
10 points

Cuando un amigo se va

El diario de Enrique
8 points
SHARE
TWEET
La lectura constituye la mayor riqueza interior que un ser humano puede atesorar. El mejor viaje para convertir la vida en una estación placentera y llena de sentido. Los aficionados a la lectura, los devoradores de libros, los que no podemos pasar un día sin la lectura, reconocemos la valía de adquirir el hábito de lectura.

¿Cómo desarrollar el hábito de lectura?

La lectura debe convertirse en un hábito, en una estrategia para conocer el mundo, con la implicación necesaria de saber lo que pasa en el mundo y de cómo se construye el pensamiento social, religioso, ético, cultural y económico. Hasta para comprender las tecnologías, la lectura es imprescindible.
Como hábito se requiere conocer los caminos y herramientas necesarios para “consolidar el hábito de lectura”. Me permitiré resaltar algunos medios para hacernos lectores asiduos e incansables.
El mejor consejo, predicar con el ejemplo.
De poco vale decirle a un niño que lea si nosotros mismos no les transmitimos la sensación de que es una actividad placentera y divertida. De pequeños, imitamos casi todo lo que hacen nuestros padres, así que nuestros hijos nos ven leer varias veces durante la semana no tardarán en querer hacerlo ellos también. Y es que se trata de una actividad muy importante y es bueno ser conscientes de cómo influye el hábito de leer en los niños. Podemos animarles a que se nos unan en la actividad, leyendo junto a nosotros en la misma habitación.
Lecturas adecuadas para la edad.
No es lo mismo leer a los 7 años un tebeo de Mortadelo que el Ulises de Joyce. Si no entendemos lo que estamos leyendo, nos vamos a aburrir al instante y vamos a cogerle tirria a la lectura. Conviene ir introduciendo a los niños a la lectura con contenidos divertidos y fáciles de asimilar, como libros infantiles (incluso adaptaciones de obras clásicas, si se quiere) y cómics.
Lee en voz alta.
Pocos placeres más grandes puede haber para un padre y un hijo que contar historias en voz alta. Si el niño aún no sabe leer, el padre o madre (¡o ambos a la vez!) pueden hacer de narradores de la historia.

Visita bibliotecas, librerías y ferias del libro.
Son los santuarios de la lectura, los lugares donde más culto se le rinde y donde se pueden descubrir nuevas obras que antes desconocíamos. Visitar con frecuencia y adquirir nuevos libros son una actividad culturalmente hablando de lo más saludable.
Regala libros.
"El regalo de un libro, además de un obsequio, es un delicado elogio", según reza el dicho. Regala libros o pide que te los regalen para tu cumpleaños, así no podrás decir que no tienes nada nuevo que leer. Pero además, por otro lado para los niños es un método perfecto para estimularles a que no dejen de leer y vean además que un libro es un objeto realmente muy valioso.
Fija una disciplina.
Tanto si quieres hacer que tus hijos lean, como si pretendes mejorar tu propio hábito lector, suele ser recomendable fijar una rutina cómoda de cumplir. Por ejemplo, reservar un horario para leer, como después de comer o antes de dormir. Así, la lectura se convierte en una actividad más del día a día y no requiere tanto esfuerzo ponerse a ello.

FUENTE: http://educacion.uncomo.com/articulo/como-desarrollar-el-habito-de-la-lectura-19584.html#ixzz3Yj825YSI

Sustituir la televisión por los libros
Vivimos en una era en la que los jóvenes dedican gran cantidad de su jornada a los dispositivos electrónicos como por ejemplo el celular, la computadora, el internet, entre otros. Dedicar al menos una de estas horas a leer un libro es una buena estrategia para comenzar a incorporar la lectura a tu rutina.
Leer algunos minutos por la noche
Muchos sienten pereza de leer durante el día porque prefieren dedicar ese tiempo a cumplir con otras actividades; sin embargo, lectores con gran experiencia aseguran que uno de los mejores momentos de la jornada para leer es la noche. No hace falta leer por horas, con algunos minutos cada noche verás que rápido comienza a forjarse este hábito en ti.

Evitar el aburrimiento de un viaje con un libro
El viaje a la universidad o a la oficina puede resultar sumamente largo o aburrido, pero nada mejor que un buen libro para hacer que el tiempo pase volando. Por esta razón, cada vez que tengas un viaje de al menos 30 minutos por delante no olvides cargar algún ejemplar que te interese en la mochila.
Comenzar por libros cortos
Cuando no se tiene la lectura como un hábito, un libro demasiado largo puede resultar bastante desmotivador, por lo que no tardará demasiado tiempo en quedar abandonado. La clave, según los expertos, está en comenzar a leer libros poco extensos, que tengan un lenguaje accesible y que traten sobre algún tema de tu interés.
FUENTE: http://noticias.universia.es/actualidad/noticia/2014/11/03/1114331/4-consejos-hacer-lectura-habito.html.
Para los adultos, mi experiencia de lector asiduo me lleva recomendar lo siguiente:
a) Elegir textos relacionados con su vocación personal y profesional. Para un abogado, por ejemplo, escoger textos jurídicos y textos literarios con temas de interés judicial. Son muchas las novelas clásicas de interés judicial: Los Miserables, Crimen y Castigo, El Extranjero, para citar algunos.
b) Efectuar una lectura activa: subrayar, marcar párrafos, escribir comentarios en las hojas, etc.
c) Cronometrar la lectura. Decidir cuántas horas del día serán para leer fijamente. Sería como un horario de lectura. Esto ayuda en la creación del hábito. También implica cuántas páginas de libro vamos a leer por día.
d) Compartir la lectura con otros lectores ayuda en la comprensión del texto.
e) Siempre tener un libro pendiente de lectura. Es para que la continuidad y permanencia no caigan. Si terminamos una obra literaria, debemos comenzar la otra inmediatamente, para no caer en una pereza intelectual.
f) Además de la lectura literaria, leer sobre tecnologías, informática, deportes y otras aficiones nos garantiza convertir la lectoría en una actividad imprescindible de la cotidianidad.

Dr. Nicolás Acevedo Sánchez
[email protected]
WARNING: Nicolás Acevedo S& made this note and was not rated by users as credible.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content