WARNING: Romero Pereira Roberto made this note and was not rated by users as credible.

HAZ ESTO, Y VIVIRÁS.

 
Related

¿SABES COMO DESECHAR EL ACEITE QUE UTILIZASTE PARA COCINAR?

Romero Pereira Roberto
1838 points

VIDA DEL FUNCIONARIO PÚBLICO

Romero Pereira Roberto
510 points



Most recent

¡Qué bello es vivir! - Una mañana en mi SPA favorito

El diario de Enrique
6 points

Tips para triunfar con una tienda online para expertos de un sector

Mis Noticia
6 points

Eduardo Romo Rosero y sus Semillas de Cambio social y espiritual.

Pablo Emilio Obando Acosta
8 points

Estar solo

El diario de Enrique
12 points

CARTA A LOS SRES. VETERANOS DE LA GUERRA EN COLOMBIA

pensamiento Libre
68 points

5 Consejos para fortalecer el sistema inmunológico rápidamente (comprobados científicamente)

NOTICIAS-ETF
102 points

La línea Kingston FURY libera el rendimiento en SSD´s

Turismo&Tecnología
8 points

AMLO ¿PREMIO NOBEL DE LA PAZ Y SECRETARIO GENERAL DE LA ONU?

Revista Ecos N.L-Coa
34 points

Epidemiólogos insisten en medidas de prevención anticovid en vacunados

NOTICIAS-ETF
10 points

SE ENCIENDE EL DEBATE POLITICO

pensamiento Libre
62 points
SHARE
TWEET

HAZ ESTO, Y VIVIRÁS.

Lucas 10:25-37 Reina-Valera 1960 (RVR1960) Y he aquí un intérprete de la ley se levantó y dijo, para probarle: Maestro, ¿haciendo qué cosa heredaré la vida eterna? Él le dijo: ¿Qué está escrito en la ley? ¿Cómo lees? Aquél, respondiendo, dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas, y con toda tu mente; y a tu prójimo como a ti mismo. Y le dijo: Bien has respondido; haz esto, y vivirás. Pero él, queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? Él dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.
Con los enfermos con hepatitis C, los discapacitados en situaciones sociales complejas (la mayoría), de las personas desahuciadas de su hogar en condiciones precarias y de riesgo para su salud, en los atrapados en las trampas crueles de la avaricia de los grandes bancos y cajas, del paro de larga duración que afecta a familias enteras, de los ancianos abandonados y sin recursos, de los retrasos en la atención sanitaria pública que supone en muchas ocasiones un serio riesgo para su vida, de los enfermos mentales que ruedan por las calles, las mujeres traficadas y/o abusadas. Por mencionar algunos, podríamos seguir con esta “lista negra”. Todas esas personas son también seres humanos. Y pareciese que en este caso los valores, la batalla moral y legal en su favor nada tiene que ver con la vida. Dirán muchos “próvida” que sí, que en teoría se les incluye, pero en la práctica están olvidados, dejados y sin formar parte de la lucha ideológica y legislativa.
Pero también todas las personas que están cerca de nosotros, y cuya existencia corre peligro o está en riesgo por culpa de los asaltos de los muchos ladrones de la vida que están al borde del camino que recorremos. ¿Estos son también nuestros prójimos? haz esto, y vivirás. POR. ROBERTO ROMERO
WARNING: Romero Pereira Roberto made this note and was not rated by users as credible.
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content