Reflexiones de un Ciudadano Activo ..

 
Related

HAZ ESTO, Y VIVIRÁS.

Romero Pereira Roberto
612 points

¿SABES COMO DESECHAR EL ACEITE QUE UTILIZASTE PARA COCINAR?

Romero Pereira Roberto
1838 points



Most recent

Agricultores colombianos cuentan con dispositivo único para hacer frente a los fuertes inviernos

Prensa
10 points

Así son los hospitalizados Ómicron: sin vacunar, más jóvenes, más mujeres y menos riesgo UCI

NOTICIAS-ETF
8 points

Récord de calor en el Ártico: 38 grados en junio de 2020

NOTICIAS-ETF
8 points

Fiebre y febrícula: diferencias, tipos y cómo tratarla

NOTICIAS-ETF
206 points

Por fin: Un estudio USA recomienda reemplazar margarina, mantequilla y mayonesa por aceite de oliva

NOTICIAS-ETF
148 points

Remedios caseros para dormir sin tos: cómo aliviar esta molestia nocturna

NOTICIAS-ETF
176 points

EL CENTRO ES LA PERIFERIA

pensamiento Libre
48 points

Reabrió el Bar Mágico y Marcelo Insúa, su dueño se luce en el escenario

Cristian A. Dominguez
18 points

Un nuevo análisis de sangre detecta cáncer en personas con síntomas que suelen pasar desapercibidos

NOTICIAS-ETF
312 points

Desarrollo y Gobernanza Territorial

pensamiento Libre
60 points
SHARE
TWEET

Reflexiones de un Ciudadano Activo   ..

Por. Fernando Luís Morgado Graterol,
Coordinador General SUCRE POSIBLE

No es tarea fácil destruir la economía de un país petrolero, nadie pensó que la revolución pudiese hacerlo, arrastrando a PDVSA y sumiéndonos en la situación de precariedad que hoy sufrimos. Pero lo lograron. El señor Maduro y su antecesor, lograron llevar a Venezuela al caos del desabastecimiento y la descomposición moral sin precedentes. No existe una sola agencia calificadora de riesgo en el mundo que no opine que Venezuela esté en situación comprometida, donde cualquier cosa puede pasar. Son demasiados años de mal manejo de la economía, unido a niveles de corrupción como nunca antes habíamos visto.

Es difícil encontrar un gobernador, un ministro o un magistrado, que al abandonar sus cargos no ostenten grandes fortunas. Es triste ver como muchos militares se han enriquecido inmoralmente, dañando la reputación de las instituciones castrenses, triste que una minoría corrompida, enlode el nombre de la mayoría institucional, honesta y decente, pero silente. Sin saberlo, han ingresado con nombres y apellidos en la historia contemporánea de Venezuela, y las futuras generaciones se enterarán de sus complicidades con el régimen oprobioso. Es el precio que cobran por fingir su adhesión al socialismo del siglo 21 y su solidaridad irrestricta con quienes destruyeron la república.

No importa cuánto dinero recibamos de China, si este no se usa diáfana y correctamente no se resolverá la crisis. Así que si el nuevo préstamo sigue usándose en clientelismo político, y no en inversiones de infraestructura, fortalecimiento sustentable de la producción interna y en tecnología petrolera que nos permita alcanzar los 5 millones de barriles diarios, el resultado será el mismo que hasta ahora tenemos. El régimen está confiado en que cubrirá el déficit de este año, el cual asciende a un poco más de US$ 5.000 millones, y es posible que lo logre, pero eso solo le dará un leve respiro. Solo demorará el colapso que finalmente vendrá si no toma medidas correctivas en su política económica. Cabe recordar que del total recibido de China (US$ 51.691 millones), aun les estamos debiendo casi US$ 23.000 millones, y casi nada de ese dinero, fue invertido en obras tangibles que mejoren la calidad de vida de los venezolanos.

No hay manera de hacer entender a quienes ostentan el poder que el país necesita a la empresa privada como aliada y no como chivo expiatorio a quien culpar de todos los errores del régimen en materia económica. Empresas privadas que generen más divisas de las que requieren. No quieren admitir que este comunismo desfasado y anacrónico nos ha llevado a la destrucción del aparato productivo. No reconocen que todas las empresas confiscadas están dando pérdidas y que millones de hectáreas que antes producían alimentos en manos de sus propietarios, hoy son tierras abandonadas e improductivas por culpa de la revolución. Por supuesto que tampoco reconocen que esto se está viniendo abajo, que se está derrumbando sin posibilidad alguna de éxito. La negativa de admitirlo y entenderlo es simplemente porque están divorciados de la realidad, secuestrados entre ellos mismos, sin oir el sentir de los ciudadanos venezolanos. Por estar obnubilados y embriagados de poder y dinero mal habido, ellos serán los primeros sorprendidos de su caída. La historia así lo enseña…

Quienes somos demócratas, debemos insistir en la posibilidad de diálogo con aquellos que aun simpatizando con el oficialismo, han entendido al igual que nosotros, que tenemos que hacer algo para que esta situación cambie. A esos compatriotas que creyeron en las promesas de la revolución, pero que hoy se sienten defraudados debemos tenderles la mano y dialogar pues ellos también sufren el embate de la inflación y escasez, ellos también han sido víctimas del hampa y también tienen algún familiar que haya emigrado a otro país en búsqueda de un futuro más promisorio. A ellos les digo que independientemente de nuestras diferencias, si quieren un país y un Estado Sucre con menos corrupción y con más transparencia, se animen a cambiar y a darse otra oportunidad. Y esa oportunidad comienza con elegir una Asamblea Nacional donde su mayoría no sea afecta al actual régimen. Esa mayoría ayudará a la búsqueda de la verdad. Con esa verdad de lo que realmente está ocurriendo en Venezuela, lograremos que muchas cosas cambien para bien. Por ejemplo necesitamos cambiar el ventajismo en las elecciones y lograr una verdadera igualdad entre opositores y oficialismo.

El régimen no habla con la verdad, manipula y no busca el bien común de los venezolanos, sino de una parcialidad, así no podremos desarrollarnos como nación. El régimen busca afanosamente la destrucción de la Republica. Ya condenó a los pobres a seguir siendo pobres, y ahora está enfrascado en la destrucción de la clase media trabajadora, quien está llamada a convertirse en la defensora de lo que aún queda de institucionalidad. Esa clase media, tiene la palabra…

a través de..

[email protected]


SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content