A sus 99 años, dueño de la empresa de electrodomésticos más importante de Colombia sigue trabajando

 
Related

El consumo de marihuana en adolescentes altera su cerebro

Bernardo Andrade Tapia
1902 points

El caldo de cuy un plato nutritivo, medicinal y saludable

Bernardo Andrade Tapia
576 points



Most recent

5 Reasons why you re gaining weight that have nothing to do with food

Health at home
152 points

George HW Bush s World War II love letter to Barbara Bush goes viral

You have to know
224 points

4 Super-Quick breakfasts you can make at the office

Health at home
152 points
SHARE
TWEET
Don José María Acevedo empezó como mensajero de un taller eléctrico en Medellín (Colombia) y ahora tiene una compañía que factura más de 800 mil millones de pesos al año.

 A sus 99 años, dueño de la empresa de electrodomésticos más importante de Colombia sigue trabajando

Por: Noticiascaracol.com, Economía, 22 de enero de 2019, 8:43 pm
Fotos captura de video Noticiascaracol.com

Este visionario asiste a Haceb, la empresa que fundó hacia 1940, todos los días para seguir entregando lo mejor de sí mismo. Su memoria está prácticamente intacta y evoca, como si fuera ayer, pormenores de hace más de 80 años.

“Mi papá era carpintero, él se formó para hacer puertas y ventanas. Éramos obreros y pobres y casi trabajábamos el día para ganar con qué alimentarnos”, cuenta Acevedo.

Vivía en ese entonces en una casa pequeña que todos compartían. “Era una casita de 25 metros o 30 metros cuadrados. Seis personas en un cuadrito muy pequeñito. Y ahí le cogí aborrecimiento a lo que era ser tan pobre”, recuerda.

Don José María cursó hasta, lo que en aquella época se denominaba, sexto de primaria.

“Mi papá quería que estudiara, pero no había donde”, dice.

Empezó a trabajar a los 10 años recogiendo naranjas en el solar de su casa para venderlas a los albañiles en los lugares donde su padre instalaba las puertas y las ventanas. Después se empleó como mensajero: “Empecé a trabajar haciendo mandados en un tallercito de reparaciones eléctricas. Miré como lo hacía el ingeniero, el que hacía las reparaciones”.

Al desarmar las partes de los aparatos descubrió dónde estaban sus falencias y decidió especializarse en reparaciones eléctricas: las hacía como ningún otro.

“Empecé a tener una fama de lo que yo hacía no tenía que volverse a arreglar”, resalta.

Hacia 1940, a los 21 años, José María decidió abrir su propio negocio de reparaciones eléctricas en el centro de Medellín. Se llamaba Taller Eléctrico Medellín y fue ahí donde, en plena Segunda Guerra Mundial y ante la escasez de parrillas eléctricas importadas, y de buena calidad, decidió fabricar las suyas.

Su genialidad estuvo en diseñar sus propios productos, dejar de reparar otros y prestar buen servicio. Inició con las parrillas eléctricas y bautizó su compañía con el nombre de Haceb.

Vinieron lámparas fluorescentes, calentadores de agua, estufas y neveras entrada la década de 1960. Después hornos, lavadoras y hasta aires acondicionados. Hoy, su compañía es una de las líderes en fabricación de electrodomésticos en América Latina.

Las instalaciones de Haceb, que factura más de 800 millones de pesos al año y emplea unas 4 mil personas, están ubicadas en el municipio antioqueño de Copacabana. Comprenden un área de más de 250 mil metros cuadrados.

Don José María las supervisa en un Renault 4 que lo lleva a las diferentes unidades que producen sus electrodomésticos, incluida, la planta de fabricación de lavadoras que, desde 2015, tiene en alianza con Whirpool. La compañía estadounidense lo buscó cuando la durabilidad de sus productos se hizo popular en otros mercados.

Haceb es una compañía familiar, pero administrada por terceros. La junta directiva es presidida por Héctor Arango. José María jamás aceptó involucrar a sus hijos en el negocio, pero desde hace muchos años les traspasó la propiedad.

"Yo no querían que sufrieran lo que sufrí yo. Me tocó trabajar varias noches y madrugar y hacer mucho esfuerzo, y no quise porque fueron hijas y no hijos, los que hubo en mi matrimonio. No había sino uno hombre que murió hace poco”, finaliza.

Publicado en:

https://noticias.caracoltv.com/economia/sus-99-anos-dueno-de-la-empresa-de-electrodomesticos-mas-importante-de-colombia-sigue-trabajando


* * *
(2)

Espero seguir mejorando: Don José María Acevedo

José María Acevedo, fundador de Industrias Haceb (en el centro), en la toma de juramento en el acto de graduación ante el rector del Politécnico, Libardo Álvarez y la decana de Administración, Nancy Patricia Ceballos. Foto Robinson Sáenz.

Por Ferney Arias Jiménez, el 25 de octubre de 2018, en el colombiano.com

El lejano taller de reparaciones eléctricas que José María Acevedo fundó en el Centro de Medellín es hoy una de las grandes empresas paisas cuya producción trascendió fronteras.

“¿Que si quisiera seguir trabajando? Tal vez con otro lote y otros cien años”. Con esa expresión, seguida de una corta risa, el creador de Industrias Haceb, José María Acevedo Alzate, dejó claro que no contempla su retiro y que seguirá usando sus capacidades para resolver los desafíos que a diario enfrenta el negocio de producir electrodomésticos, al que se dedica la empresa que fundó en 1940, con el nombre de Taller Eléctrico Medellín.

Ayer, a las 11 y 43 minutos de la mañana, en la sede de la compañía en el municipio de Copacabana, el rector del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, Libardo Álvarez, le tomó el juramento a don José María para otorgarle el título honoris causa en ingeniería de Productividad y Calidad.

“Usted no es un hombre. Usted es una leyenda para la historia profesional y humana de este país por el ejemplo que le ha dado a varias generaciones”, dijo Álvarez, quien le pidió a los estudiantes del Semillero de Productividad y Calidad de la institución educativa bautizar con el nombre de José María Acevedo ese grupo de trabajo académico.

Aunque advirtió que nunca ha sido su campo dar discursos, al recibir el diploma el empresario paisa se declaró agradecido y destacó la labor de los colaboradores que a lo largo de su trayectoria lo han acompañado, a quienes calificó como sus compañeros de trabajo. “Gracias a todos y espero seguir mejorando”, dijo durante el acto al que asistieron algunos de sus familiares, empleados que él mismo invitó, así como exdirectivos de la empresa y personal docente y administrativo del Politécnico.

Más que un juego

En tiempos en los que en el país se tratan de definir fórmulas que potencien y eleven la productividad laboral, en el caso de Haceb el “secreto” es simple: el ajedrez, juego que don José María aprendió y práctica desde los diez años.

“Un carpintero, amigo de mi papá, llevó alguna vez un tablero con las piezas. Él dijo que más allá del entretenimiento, lo verdaderamente importante del ajedrez es que enseña a pensar. Yo recomendaría que esto se convierta en un curso obligatorio en los colegios para que la máquina que Dios nos dio (el cerebro) se aplique sin límites”, dijo (ver Anécdota).

Y es que, según él, al igual que en el mundo del ajedrez, en la dinámica empresarial también hay niveles y grados de dificultad que conllevan a plantear una pregunta clave: “¿Qué es lo mejor que puedo hacer aquí? Y ante la complejidad del problema es necesario buscar hasta hallar una solución”.

Igualmente, tras graduarse, sostuvo que el título recibido es un reconocimiento a una labor bien hecha y se declaró orgulloso de lo que alguna vez desde un altar dijo un sacerdote: “Que esta es una empresa noble que producía estufas para hacer la comida de las familias y artefactos para servirles a los hogares”.

Ingenio al 100 %

Horas antes de la ceremonia, Cipriano López, gerente de Haceb, felicitó a don José María, pero este le respondió: “Todavía no, aún no me entregan el diploma”.

Pese a la objeción, desde la óptica de López el graduando ha sido un ingeniero y un innovador desde niño, y prueba de ello es que los productos Haceb son un referente para los hogares colombianos.

En el mismo sentido habló Darío Valencia, quien estuvo durante 39 años en la compañía (ingresó como auxiliar administrativo, posteriormente estuvo 20 años como gerente). “Él siempre ha tenido la idea de crecer como persona, como empresario y obtener los objetivos que se propone”.

Y es que el diploma que recién se le otorgó a don José María está respaldado, en la práctica, por la construcción de una organización empresarial de talla mundial y de las instalaciones físicas y plantas de producción y bodegas.

Mano a mano

Para el presidente de la junta directiva de Haceb, Héctor Arango, un factor esencial en la gestión del creador de Haceb es su preocupación permanente por los trabajadores. De hecho, su primer colaborador, Pedro Bedoya, aún está vinculado a la compañía.

“Don José explica que si en las empresas se les hacen museos a las máquinas, ¿por qué no voy a tener al primer trabajador acompañándome en las tareas diarias?”, explicó.

Desde el punto de vista técnico de productividad y calidad, la hoja de ruta de Haceb, por más de siete décadas, ha sido esa. “Es así como hoy esta sociedad antioqueña compite por el mercado nacional con las grandes multinacionales de electrodomésticos, manteniendo el liderazgo. Ese es un milagro industrial”, añadió.

El exdirector del periódico El Colombiano, Juan Gómez, comentó que gracias a una idea de este empresario fue posible la construcción del Teatro Metropolitano. “Hubo una norma que obligaba la suscripción de unos bonos a quince años. Él planteó que las compañías regalaran esos títulos y con eso y un cambio legislativo se consiguió la plata para esa construcción. Siempre ha sido muy recursivo”.

Consciente de que en diez meses ajustará cien años de edad, jocosamente, don José María anotó: “pediré prórroga para seguir trabajando”.

En definitiva. El lejano taller de reparaciones eléctricas que José María Acevedo fundó en el Centro de Medellín es hoy una de las grandes empresas paisas cuya producción trascendió fronteras.

Anécdota, tarea para el colombiano: Don José María recuerda que cuando la sede de este diario quedaba detrás del hotel Nutibara, en el Centro de Medellín, fue llamado para instalar una máquina nueva (rotativa) cuyos planos eléctricos se habían extraviado. “De un nudo plástico salían quince alambres, una cosa que yo no conocía. Analicé y conecté como creí que debía. Luego me llamaron. Me fruncí y pensé que la máquina se había quemado y provocado un incendio. Nada. Encontraron los planos y coincidían con lo que había hecho”.

Po Ferney Arias Jiménez. Periodista de economía de El Colombiano. Oidor de tangos. Sueño con una Hermosa sonrisa de luna.

Publicado en:

http://www.elcolombiano.com/negocios/don-jose-maria-acevedo-recibe-honoris-causa-como-ingeniero-AY9551453


* * *
(3)

"Empecé mi empresa con un alicate y dos destornilladores": dice fundador de Haceb

El nuevo Empresario Dinero es José Acevedo, el fundador y dueño de Industrias Haceb. Tiene 99 años y asegura que empezó en el negocio con un pequeño taller de electrodomésticos. Este empresario cree que en la honestidad y la disciplina está la clave del éxito en cualquier aspecto.

José María Acevedo, fundador de la empresa colombiana productora de electrodomésticos Industrias Haceb, pese a su avanzada edad, sigue al frente de su compañía y es el nuevo Empresario Dinero.

Haceb, la marca fabricante y comercializadora de electrodomésticos fundada en 1940 en Medellín, actualmente cuenta con un complejo industrial de más de 211.000 metros cuadrados en donde Acevedo aún permanece para estar al frente del negocio.

Este empresario, que es el más veterano del país, se moviliza en un peculiar vehículo que le permite llevar el control de toda la planta de producción, los empleados y todo lo que tiene que ver con la compañía situada en Copacabana (Antioquia).

Visite: A sus 98 años el fundador de Haceb es premiado por dedicar toda una vida al emprendimiento

Hoy, Industrias Haceb es una multinacional, marcada por la investigación e innovación, que diseña, fabrica y exporta electrodomésticos a 14 países.

El fundador aseguró que no tenía experiencia ni dinero para empezar el negocio, fueron las ganas de salir adelante y un ‘empuje’ de su padre -quien le decía que iba a ser el único profesional de la familia- lo que le permitieron empezar con un proyecto el cual no imaginó que llegara hasta donde está en estos días.

La honestidad y una vida saludable, entre otras cosas, son el secreto que le ha permitido a Acevedo llevar una vida longeva. "Yo no tomo, ni fumo, como saludable y siempre estoy pendiente de lo que haya que hacer. No es bueno quedarse quieto", resaltó el empresario.

En el tiempo que duró la Segunda Guerra Mundial, momento en el que se frenaron las importaciones al país por causa del conflicto bélico, desarrolló su primer fogón eléctrico y comenzó con la producción propia de electrodomésticos.

Después, este empresario tuvo mayor interés en conocer las tendencias internacionales para diseñar su primera nevera. Este suceso aceleró la expansión de la compañía y, en los años noventa, llegó a los mercados de la región Andina, Centroamérica y El Caribe.

José María Acevedo insiste en seguir al frente de su compañía practicando una vida tranquila, sana y jugando ajedrez de la mano de su familia, hasta que la vida se lo permita. En agosto de 2019, Acevedo llegaría a sus 100 años de vida.

Publicado en:

https://www.dinero.com/empresas/multimedia/empresario-dinero-con-jose-acevedo-fundador-de-industrias-haceb/262172



Fuente: noticias.caracoltv.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content