Los humanos acabaron con el 60% de la vida en tan solo 40 años

 
Related

Las 12 mentes brillantes: ¿Quiénes son los pensadores que más influencian a la gente hoy?

Bernardo Andrade Tapia
454 points

El consumo de marihuana en adolescentes altera su cerebro

Bernardo Andrade Tapia
2134 points



Most recent

Weather and Mood: Rainy With a Chance of Depression

Everything
322 points

Paella, the Best Way to Enjoy a Gastronomic Tour of Valencia

About everything
44 points

Eye-catching NuBike goes with drive levers instead of a chain

Health at home
242 points

9 Ways HIV Is Not Spread

Healthy Life
248 points

Most beautiful cities in Andalusia

Turismo Costa del So
38 points

Are Blood Clot Risks in Your Genes?

Healthy Life
432 points
SHARE
TWEET
Los sistemas actuales de producción (agricultura y ganadería) y consumo han reducido en un 60 % las poblaciones de todas las especies del planeta, en tan solo 40 años

Los humanos acabaron con el 60% de la vida en tan solo 40 años

Informe Planeta Vivo 2018 de WWF Medio Ambiente, 30 de octubre de 2018 - 9:00 p.m., Redacción Vivir, En: Elespectador.com

Por decimosegundo año consecutivo, la organización WWF presentó su informe anual sobre el estado de la naturaleza. En él, se confirma lo que ya en ocasiones anteriores se ha demostrado: el impacto de los seres humanos —que apenas representan el 0,01 % de todos los organismos vivos— sobre el resto del ecosistema es poderoso y nocivo.

Una de las conclusiones más impactantes es que en menos de 50 años (desde 1970), los seres humanos han causado una disminución del 60 % de las poblaciones de especies de aves, peces, mamíferos, anfibios y reptiles. Al ahondar en las causas de estas cifras, la WWF se encontró con que el modelo de desarrollo humano está íntimamente ligado a la destrucción de los ecosistemas.

Y es que actividades como la ganadería o la agricultura de monocultivo han transformado de forma radical el paisaje de todo el planeta. En mayo de este año, una investigación publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, y realizado por investigadores de Israel y Estados Unidos, encontró que de todos los mamíferos vivos el 60 % son cerdos y vacas, y el 70 % de las aves son pollos para la alimentación humana. “Espero que este trabajo les brinde a las personas una perspectiva sobre el papel dominante que la humanidad juega en la Tierra”, dijo en su momento Ron Milo, autor del estudio.

A pesar del panorama, los 50 investigadores que participaron en el informe de la WWF dicen que hay motivos para creer en el cambio. El informe señala que los gobiernos mundiales deberán transformar sus modelos de desarrollo “para combatir el cambio climático, aumentar la ambición de sus compromisos, fomentar un desarrollo sostenible y detener y revertir la tendencia de pérdida de la naturaleza”.

Publicado en:

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/los-humanos-acabaron-con-el-60-de-la-vida-articulo-821004


* * *
(2)

La población mundial de vertebrados disminuyó 60% en los últimos 40 años

Medio Ambiente, 30 de octubre de 2018 - 8:07 a.m., Con información de EFE

Tras analizar el estado de más 4 mil especies desde 1970, la organización WWF publicó el informe Planeta Vivo. Según el documento, el panorama más preocupante es el de los vertebrados de agua dulce: se han reducido un 83%.

La conclusión del último informe Planeta Vivo, del Fondo Mundial por la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), arroja una cifra inquietante: en los últimos 40 años las poblaciones de vertebrados, es decir, de mamíferos, aves, peces, anfibios y reptiles, se han reducido 60%. Un panorama que resulta aún más preocupante para las especies que habitan en ecosistemas de agua dulce: han disminuido en un 83%. Es “la tasa de extinción más alta en el siglo XX”, advierte la organización.

Para llegar a esas conclusiones, el documento, publicado este martes 30 de octubre, recoge los datos más recientes del Índice Planeta Vivo (IPV). En total ha analizado el estado de 16.704 poblaciones de 4.005 especies de vertebrados entre 1970 y 2014.

Otro de los resultados indica que las regiones con el mayor impacto se encuentran en los trópicos, donde Centroamérica y Sudamérica han sufrido una disminución del 89 % de poblaciones de vertebrados respecto al año base.

¿Cuáles son las razones detrás de estas inquietantes cifras? A los ojos de WWF, el grave descenso de la biodiversidad se debe al “descontrolado” modelo de consumo del ser humano. Es el “responsable” de la sobreexplotación de los ecosistemas y la agricultura, además de la contaminación, las especies invasoras y enfermedades o el cambio climático.

En este sentido, “la enorme presión” ejercida sobre los recursos naturales “está amenazando la estructura viva que sostiene a la humanidad”, advierte Marco Lambertini, director general de WWF Internacional.

Servicios ecosistémicos, en riesgo

De acuerdo con la organización, otra de las conclusiones más alarmantes muestra que en este período ha disminuido “el 20 % de la Amazonia” y “entre el 30 y el 50 % de los manglares”, mientras que en los últimos 30 años, la Tierra “ha perdido aproximadamente la mitad de sus corales de aguas someras”, o polinizadores como las abejas están “bajo creciente amenaza”.

Esos datos son preocupantes por una sencilla razón: la naturaleza proporciona servicios por un valor aproximado de $US 125 billones anuales y ayuda a garantizar el suministro de aire fresco, agua potable, alimentos, energía o medicamentos.

Los manglares, por ejemplo, atrapan casi cinco veces más carbono que los bosques tropicales; los cultivos parcialmente polinizados por animales representan el 35 % de la producción mundial de alimentos; y los arrecifes de coral protegen alrededor de 200 millones de personas contra marejadas y el oleaje de tormentas, señala el informe.

Sin embargo, funciones como estas “se habían dado por sentado hasta ahora, al no actuar contra la pérdida acelerada de la naturaleza”, ha lamentado el director general de WWF Internacional, Marco Lambertini. “Es hora de repensar con urgencia cómo usamos la naturaleza y apreciarla como un bien indispensable”.

¿Cómo frenar esta situación? Las soluciones son diversas, pero para WWF un buen inicio es sentar las bases de un acuerdo global para la naturaleza el próximo mes de noviembre. En Egipto se celebrará la XIV Conferencia de las Partes del Convenio sobre la diversidad biológica. “Será un momento clave”, dice.

Publicado en:

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/la-poblacion-mundial-de-vertebrados-disminuyo-60-en-los-ultimos-40-anos-articulo-820923


* * *
(3)

Medio Ambiente, octubre 30 de 2018

Humanos acabaron con el 60% de los animales salvajes en menos de 50 años

"Estamos llevando al planeta al límite". Esa fue una de las conclusiones que entregó el Fondo Mundial para la Naturaleza en su informe Planeta Vivo 2018. Según esta organización en un periodo de 44 años, comprendido entre 1970 y 2014, las poblaciones globales de peces, aves, mamíferos, anfibios y reptiles se redujeron en un 60 por ciento.

Suramérica y Centroamérica fueron los continentes que registraron la disminución más dramática en las poblaciones de especies, al llegar al 89% en el mismo periodo de tiempo.

Las poblaciones de vertebrados de agua dulce se redujeron en un 83 por ciento, según el informe Planeta Vivo 2018 realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). Suramérica y Centroamérica fueron los continentes que registraron la disminución más dramática. Colombia debe encender las alarmas.

Aún más preocupante resulta el hecho de que las especies de agua dulce hayan disminuido en un 83% desde 1970, así como el área de hábitat adecuado para mamíferos, que se redujo en un 22 por ciento, siendo el Caribe la región que presentó la mayor reducción, al superar el 60 por ciento.

El estado de las especies, tras medir las tendencias de 16.704 poblaciones, de 4.005 tipos de vertebrados, fueron los parámetros utilizados por la WWF para adelantar el informe.

Para el Fondo Mundial para la Naturaleza la forma en que los humanos se alimentan, proveen de energía, financian sus economías y, en últimas, consumen, está llevando a la naturaleza a su límite y pone en riesgo los servicios y los recursos que permiten su sustento.

"Preservar la naturaleza no es solo proteger a los tigres, pandas, ballenas, que apreciamos. Es mucho más: no puede haber un futuro sano y próspero para los hombres en un planeta con el clima desestabilizado, los océanos agotados, los suelos degradados y los bosques vacíos. Un planeta despojado de su biodiversidad", señaló Marco Lambertini, el director del WWF, quien afirmó que la enorme presión ejercida sobre la naturaleza está amenazando la estructura viva que sostiene a la humanidad.

El estudio señala que los principales motores detrás de los cambios planetarios sin precedentes que se están viviendo y que tienen una implicación directa en la pérdida de biodiversidad y en los beneficios que la naturaleza provee, son el consumo desenfrenado y el sistema actual de producción.

"En los últimos 50 años, nuestra huella ecológica, la cual mide el impacto de nuestro estilo de vida en el planeta, ha aumentado por el uso de los recursos casi en un 190%, generando fuertes transformaciones sobre las poblaciones globales de especies de vertebrados", explica el informe.

Principales amenazas

La sobrepesca y la deforestación, causada especialmente por la agricultura y la ganadería extensiva, se han constituido en las principales amenazas para las especies identificadas en el informe.

El estudio destaca, por ejemplo, como en solo 50 años ya ha desaparecido el 20 por ciento de la Amazonia y se han perdido aproximadamente la mitad de sus corales de aguas poco profundas, en las últimas tres décadas.

Asimismo, resalta la creciente amenaza en la que están polinizadores como las abejas y la disminución entre un 30 y 50 por ciento de los manglares.

Estas cifras encienden las alarmas, pues tan solo los manglares atrapan casi cinco veces más carbono que los bosques tropicales. Entre tanto, el 75% de los cultivos más importantes del mundo se benefician de la polinización.

"Los polinizadores son responsables de la generación de hasta 577.000 millones de dólares en la producción de cultivos cada año", indica el informe, que además adevierte cómo el clima cambiante, las prácticas agrícolas intensivas, las especies invasoras y las enfermedades emergentes han impactado la abundancia, diversidad y salud de las especies que cumplen esa función.

Esta debacle ambiental también genera repercusiones económicas ya que la naturaleza genera cerca de 125 billones de dólares anuales, a partir de sus servicios ecosistémicos.

Para el continente Suramericano, por ejemplo, los beneficios terrestres que provienen de la naturaleza tienen un valor aproximado de 24 millones dólares al año, equivalentes al Producto Interno Bruto (PIB) de la región, según la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES, por sus siglas en inglés).

“Hemos sabido durante muchos, muchos años que estamos llevando el planeta al límite. Esta no es una historia de fatalidad y pesimismo; es la realidad. De kilómetro en kilómetro y de especie en especie, el deterioro de los sitios naturales y las poblaciones de vida silvestre son un indicador del enorme impacto y la presión que estamos ejerciendo sobre el planeta, amenazando la estructura viva que nos sostiene a todos: la naturaleza y la biodiversidad”, explicó Marco Lambertini, director General de WWF Internacional.

Colombia también debe estar alerta

La mitad de los 85 ecosistemas clasificados en el país se encuentran amenazados (en estado crítico o en peligro) debido a su nivel de deterioro.

Así lo indicó el Informe Colombia Viva, publicado por WWF Colombia en 2017. Según este estudio, el 31% del área de estos ecosistemas estratégicos ha sufrido alguna transformación por las actividades humanas, debido principalmente a la deforestación y la conversión del suelo.

"Solamente entre 1985 y 2005, la tasa anual de pérdida de los ecosistemas de páramo alcanzó un 17 por ciento", señala el informe.

Entre las mayores amenazas para los ecosistemas terrestres del país se encuentran: la ganadería extensiva, la especulación de tierras, la deforestación y el uso para cultivos ilícitos. Mientras que, en ecosistemas de agua dulce como los humedales, una de las principales causas depérdida se debe a la intervención humana.

Según el IDEAM, Colombia se encuentra dentro de los 10 países con mayores tasas de deforestación en todo el mundo.

En el año 2017 fueron deforestadas en Colombia 220.000 hectáreas de bosque. Foto: archivo/Semana.

A pesar de los esfuerzos por reducir este fenómeno, este aumentó entre 2016 y 2017 en un 23%, con una tasa creciente de 178.000 hectáreas deforestadas en 2016, y 220.000 hectáreas en el último año.

En lo referente a la pérdida de especies, el Instituto Humboldt advirtió el año pasado que cerca de 2.194 especies de plantas y 503 de animales están amenazados en Colombia por la desaparición de bosques y selvas.

Ante este desolador panorama, Mary Lou Higgins, directora de WWF Colombia, hizo un llamado a las personas, empresas y gobiernos para que se movilicen y cumplan con un acuerdo de marco sólido y exhaustivo para la naturaleza y las personas, que impulse la acción pública y privada para proteger y restaurar la biodiversidad a nivel mundial, y cambie estas tendencias devastadoras.

“Colombia, como país megadiverso y consciente de la necesidad de revertir las tendencias actuales de deforestación y conversión de ecosistemas, tiene una gran oportunidad para fortalecer su liderazgo en el marco de la agenda nacional e internacional, consolidando al 2020 una agenda integrada para la conservación de la biodiversidad, la lucha frente al cambio climático y el desarrollo sostenible”, manifestó.

Publicado en:

https://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/humanos-acabaron-con-el-60-de-los-animales-salvajes-en-menos-de-50-anos/41948




Fuente: www.elespectador.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content