Porqué las parejas felices no hablan sobre su relación en las redes sociales

 
Related

El consumo de marihuana en adolescentes altera su cerebro

Bernardo Andrade Tapia
1902 points

El caldo de cuy un plato nutritivo, medicinal y saludable

Bernardo Andrade Tapia
560 points



Most recent

4 Super-Quick breakfasts you can make at the office

Health at home
150 points

George HW Bush s World War II love letter to Barbara Bush goes viral

You have to know
224 points

5 Reasons why you re gaining weight that have nothing to do with food

Health at home
150 points
SHARE
TWEET
Estoy seguro de que no eres el único que notas a esa específica pareja en las redes sociales. Sus fotos de perfil son selfies de ellos juntos sonriendo. Sus estados son chistes internos o metas de su relación cursis. Pero cuando realmente pasas tiempo con ellos, te preguntas por qué realmente están juntos. No es una regla, pero en general, cuando eres una de esas parejas felices, lo último que planeas es exponer tu felicidad en las redes. Hmmm, ¿por qué será? Sigue leyendo para entender las razones.

Porqué las parejas felices no hablan sobre su relación en las redes sociales

Por Tay, Psicología • Relaciones de pareja

A diferencia de su fachada pública, a puerta cerrada, esta pareja siempre está discutiendo sobre todo, desde las tareas hasta las finanzas, y parecen estar a punto de romper.

Se vuelve tan tedioso que anhelas los días en que el estado de los medios sociales era simplemente un grito en tu perfil. Desafortunadamente, las redes sociales han evolucionado para convertirse en parte de nuestra vida cotidiana, lo que incluye compartir demasiada información sobre nuestras relaciones.

Porqué las parejas felices no hablan sobre su relación en las redes sociales

El hecho es que las parejas genuinamente felices no tienen que presumir de ello. De hecho, apenas discuten su relación en las redes sociales. Aquí hay ocho razones por las que las parejas con exceso de publicación pueden no estar llevándola tan bien como lo hacen parecer.

1. Convencen a otros para convencerse a sí mismos

Cuando dos personas constantemente publican chistes, confiesan su amor o comparten fotos de ellos mismos haciendo actividades divertidas y románticas, es una estratagema para convencer a todos los demás de que están en una relación feliz y saludable, que en realidad es solo una manera de engañarse a sí mismos para que creer que están en una relación feliz y saludable.

A menudo, las personas que publican mucho más en las redes sociales son las que buscan la validación de su relación de otras personas.

Los “me gusta” y los comentarios pueden ser tan valiosos que cuando alguien está realmente pasando por un mal momento, es ahí de donde se alimenta.

2. Los que publican más tienen más probabilidades de ser psicópatas y narcisistas

Una encuesta de 800 hombres de entre 18 y 40 años encontró que “el narcisismo y la psicopatía predijeron el número de selfies publicados, mientras que el narcisismo y la auto-objetificación predijeron la edición de fotografías de uno mismo publicadas” en las redes sociales.

Otro estudio descubrió que publicar, etiquetar y comentar en Facebook a menudo se asocia con el narcisismo tanto en hombres como en mujeres.

En resumen, cuanto más a menudo públicas o participas en las redes sociales, es más probable que seas narcisista o, lo que es peor, psicópata. Y en caso de que te estés preguntando, “los narcisistas son compañeros de relación muy malos”, dice el profesor Brad Bushman de la Universidad Estatal de Ohio.

3. Cuando eres feliz, no te distraes con las redes sociales

Por supuesto. Habrá muchas ocasiones en las que compartirás un estado o un par de fotos tuyas y de tu pareja. Las parejas felices, sin embargo, están ocupadas disfrutando de la compañía del otro en el presente. Esto significa que no van a dejar de disfrutar de la compañía de los demás solo para publicar un estado o tomarse una selfie.

Es por eso que verás a esta pareja publicar un collage de su viaje reciente después de que lleguen a casa. Estaban demasiado preocupados por divertirse como para publicar fotos.

4. Las parejas que publican mucho tienden a ser inseguras

Después de encuestar a más de 100 parejas, investigadores de la Universidad de Northwestern descubrieron que quienes publicaron con mayor frecuencia en las redes sociales sobre su pareja, se sienten realmente inseguros en su relación.

5. Las parejas están mejor cuando mantienen los argumentos fuera de línea

¿Alguna vez has estado en presencia de una pareja que está peleando? Es incómodo, por decir lo menos. Ahora imagina esa pelea que se juegan para que todo el mundo la vea en Facebook, Twitter, Instagram o YouTube.

En lugar de filmar y cargar un video lleno de furia y blasfemias, por ejemplo, el argumento debe discutirse en privado entre la pareja. No es necesario que laves tu ropa sucia enfrente de todos tus amigos, familiares, compañeros de trabajo o incluso clientes.

6. Los que publican mucho en las redes sociales confían que su relación los hará felices

Investigadores de la Universidad de Albright llaman a esta relación autoestima contingente (RCSE). RCSE se describe como “una forma no saludable de autoestima que depende de qué tan bien esté funcionando su relación”. Estas personas usan las redes sociales para jactarse de su relación, poner celosos a los demás o incluso espiar a su pareja.

“Estos resultados sugieren que los que están en RCSE sienten la necesidad de mostrarles a otros, a sus parejas y tal vez a ellos mismos que, su relación está “bien”, dijo la profesora asistente de psicología de Albright, Gwendolyn Seidman.

7. Las parejas felices no tienen nada que probar

Las parejas que son realmente felices no necesitan la validación de las redes sociales para demostrar lo felices que son. No necesitan presumir, hacer que otros sientan envidia o vigilar a su pareja. Están tan seguros y contentos en la relación que no hay necesidad de hablar a borbotones.

8. Las personas que se quedan fuera de Facebook son más felices

El Instituto de Investigación de la Felicidad de Dinamarca quería saber qué pasaría si las personas abandonan Facebook durante una semana. Entonces, condujeron un experimento que involucró a 1,095 personas.

“Después de una semana sin Facebook, el grupo de tratamiento informó un nivel significativamente más alto de satisfacción con la vida”, afirmaron los investigadores.

Antes del experimento, se les pidió a los voluntarios que calificaran sus vidas en una escala de 1 a 10, siendo 10 el más feliz. El grupo “sin Facebook” aumentó de un promedio de 7.75 / 10 a 8.12 / 10, mientras que el grupo que siguió utilizando Facebook disminuyó de 7.67 / 10 a 7.56 / 10.

Los investigadores también encontraron que los usuarios frecuentes de Facebook eran más propensos a sentirse enojados (20 por ciento frente a 12 por ciento), deprimidos (33 por ciento frente a 22 por ciento) y preocupados (54 por ciento frente a 41 por ciento).

Conclusión

En realidad, realmente no debe de importar mucho lo que dice la investigación. Importa lo que piensas y sientes. Sin embargo, los comentarios y hallazgos de los profesionales pueden ser algo como, para al menos, echar un vistazo. Y si sientes que un compañero o amigo tiene un problema de “redes sociales”, es posible que desees analizarlo de cerca.

Publicado en:

https://www.lavidalucida.com/porque-las-parejas-felices-no-hablan-sobre-su-relacion-en-las-redes-sociales.html


* * *
(2)

¿Por qué las parejas felices publican menos cosas sobre su relación?

Las redes sociales muestran, muchas veces, todo lo contrario a lo que sucede en realidad

Por Rosa Santander, Sociedad, 15 de agosto de 2017

Las redes sociales se han convertido en una buena forma en la que los investigadores pueden conocer un poco de la salud mental de las personas, todo esto debido a la importancia que tienen plataformas como Facebook y Twitter en los adolescentes.

Y no es algo difícil de deducir, ya que en la actualidad, si algo no está en Facebook, no tienes pruebas de que en verdad ocurrió. Así, sólo compartimos las cosas que son más dignas de que las otras personas vean.

El problema es que esto sólo es el comienzo, convirtiéndose en una proyección de nuestra autoestima, identidad y conexión, por lo que las redes sociales rápidamente se convierten en un lugar donde podemos medir y comparar en qué estatus social nos encontramos, claro, todo sin ser conscientes de ello.

Esto mismo pasa en las relaciones amorosas. Si una pareja comparten menos publicaciones en las redes sociales es debido a que son más felices juntos, pero ¿por qué las parejas felices publican menos cosas sobre su relación?

Si las personas se sienten más felices de nuestra relación, nosotros seremos más “felices”
Las redes sociales juegan parte importante en una relación de pareja; no por nada hace tiempo se descubrió que las reacciones de las personas (amigos, familiares y ex novios) ayudan a formarnos un sentimiento en nuestras cabezas. Por ejemplo si la gente de nuestro entorno reacciona bien en las redes sociales por iniciar una relación con una persona, tendremos mayor satisfacción emocional que los que no recibían una buena respuesta.

El problema es que muchas personas confunden satisfacción emocional con felicidad o amor, por lo que subconscientemente estamos “felices” con la otra persona sólo gracias a lo que piensan los demás, y eso no es saludable.

¿Para qué quieres publicar sobre tu felicidad si ya lo eres con tu pareja?

Cuando publicamos fotos en Instagram, Facebook o Twitter y revisamos un poco lo que han subido nuestros amigos, familiares y conocidos, estamos perdiendo una gran cantidad de tiempo. Por lo que si como pareja son felices, ¿por qué tendrían que distraerse de su relación intentando que más gente vea sus fotos?

Su relación es valiosa para los dos, por lo que no necesitan esa validación de los demás
La alegría de estar los dos juntos no se demuestra al escribir constantemente publicaciones acerca de ello, sino en la propia felicidad de estar juntos compartiendo su tiempo.

Simplemente, no necesitan que más personas afirmen que los dos son el uno para el otro, sino que ustedes ya lo deben de saber y sentir.

No hay nada que probar

“No se están usando mutuamente para probarle al mundo que son felices, sino que están juntos porque lo quieren estar”.

Facebook, Twitter e Instagram pueden jugar papeles fundamentales en la autoestima de las personas, lo que se traslada directamente a las relaciones amorosas. Cuando una pareja es feliz, las redes sociales no le aportan algo muy especial a su relación, debido a que ya debería de ser especial por el simple hecho de querer estar juntos.

En conclusión:

Las personas que utilizan menos las redes sociales son más felices. Esto no sólo aplica en las relaciones, sino que las personas que utilizan menos las redes sociales demuestran una salud mental más fuerte.

Hace poco tiempo se descubrió que Instagram, Snapchat, Facebook y Twitter –en ese orden– son las redes sociales más negativas para las personas, pero en especial para lo jóvenes, donde la ansiedad, depresión y problemas de imagen corporal son mucho más peligrosos a esas edades.

Así mismo, la depresión ha sido vinculada a un uso excesivo de las redes sociales. ¿El problema? La mayoría de nosotros usa excesivamente Facebook, Instagram, Twitter o Snapchat sin siquiera saberlo. No por nada se descubrió que los que no utilizan Facebook durante una semana son mucho más felices que los que utilizan esta red social diariamente.

Por lo que si no eres feliz como persona, te será muy difícil serlo cuando tienes pareja o cuando convives con más personas.

¿Qué tanto usas las redes sociales?

Publicado en:

https://measombro.lavozdegalicia.es/2017/08/por-que-parejas-felices-publican-menos-relacion/


* * *
(3)

La diferencia entre aparentar ser feliz y serlo

Un estudio reciente asegura que se es más feliz sin publicar en redes sociales

Por: Luis Imperial, Estilo de vida, 4 de Febrero de 2018 • 22:59h

Se realizó una investigación entre las Universidades de Toronto, Norhwester, Winsconsin y Harverford, en dicho estudio se asegura que aquellas parejas que comparten constantemente en redes sociales fotografías, videos y estados afirmando que son muy felices, realmente no lo son debido a que realizan esta práctica más por presión social que por satisfacción personal.

Los investigadores afirman que en principio estas personas sienten la necesidad de dar a conocer a su nueva pareja, los detalles que comparten y las actividades que realizan. Sin embargo, cuando lo hacen de forma constante influye en que se esté pensando más en lo que se va a publicar y no en disfrutar los momentos de felicidad.

“Las parejas inseguras sobre sus relaciones sentimentales son las que más suben fotos y publicaciones, en exceso. Las parejas que son sólidas, exitosas y felices, por lo regular no publican diariamente su vida amorosa por internet, por lo que, son más seguros”, asegura la investigación.

La diferencia entre ser feliz y aparentar

La vida privada es uno de los aspectos en que más se enfatiza en la investigación, las personas seguras no tienen la necesidad de estar demostrando lo felices que son en sus redes sociales, porque lo que les interesa es serlo realmente.

Los expertos señalan que la felicidad y estabilidad de la pareja es algo que se irradia, es decir, no hay necesidad alguna de realizar muchas publicaciones para que las personas sepan de su amor incondicional.

El tiempo que se emplea para publicar puede ser utilizado para compartir momentos de calidad juntos. Las parejas que están comprometidos con su relación no le dan mayor trascendencia a la cantidad de publicaciones que se realicen, por esto, en caso de que las publicaciones provengan solo de una de las partes, las crisis pueden estar presentes.

El exceso de selfies

Las selfies pueden afectar la relación de pareja y puedan influir en su separación, aseguran algunas investigaciones. La Asociación Americana de Psiquiatría (APA por sus siglas en inglés) ha nombrado "selfitis" a este nuevo trastorno.

La asociación indicó que se existen 3 niveles:

Selfitis Borderline: Es cuando la persona se toma fotografías de sí mismo por lo menos tres veces al día, pero sin compartirlas en redes sociales.

Selfitis Aguda:

Se da cuando la persona se toma fotografías por lo menos tres veces al día y las publica en redes sociales.

Selfitis Crónica:

Se le llama así cuando la persona se toma fotos “sin control”. La persona se toma más de 6 selfies al día y los comparte en todas sus redes sociales en varias ocasiones.

Este fenómeno de las selfies estáestrechamente vinculado al boom de las redes sociales. Son un gran avance para la comunicación y el entretenimiento, pero no es tan beneficiosos para las relaciones humanos, específicamente las relaciones de pareja se pueden ver muy afectadas.
Un estudio realizado por la Escuela de Negocios de Birmingham, en Inglaterra, reveló que las personas que están en una relación no se sienten bien cuando su pareja comparte demasiadas fotos, ya sea de sí mismo o la pareja.

Otra cosa que debes de considerar es que cuando aumenta el número de imágenes compartidas, la intimidad de una pareja se reduce, aseguran los investigadores.

A largo plazo la pareja siente que las fotos no son representan la realidad, pues pasan mucho tiempo posando y muy poco tiempo con ellos mismos.

Daniel Halpern, especialista en medios sociales y digitales y profesor en la Pontificia Universidad Católica de Chile, estudió y analizó la relación entre la calidad de las relaciones de pareja y la tendencia o no de sus miembros a compartir selfies.

El estudio concluye que las selfies no ayudan a fortalecer el vínculo sentimental, por dos razones principales.

1. Los celos y los problemas en la pareja, aumentan paralelamente al incremento de los selfies publicados por uno de sus miembros.

Al mostrar la intimidad, no solo nos fotografiamos a nosotros mismos, sino que también retratamos nuestra vida cotidiana, los comentarios e interacciones públicas y eso genera la alarma en la persona que no ha subido la imagen.

2. Lleva al aumento considerable del narcisismo, además, cuando alguien se fabrica una imagen ideal en redes sociales, tiende a minusvalorar a su pareja del mundo real, ya que la realidad del día a día no resiste la comparación con el mundo ficticio de las redes.

Otros estudios

Las selfies repercuten en la calidad de las relaciones de pareja e incluso influyen en la separación. Diversos estudios coinciden en esto.

Investigadores de la Ohio State University, de Estados Unidos y publicaron un estudio en la revista Personality and Individual Differences, señalan que cuanta más tendencia tiene una persona a publicar selfies en las redes sociales, presenta una mayor predisposición a padecer trastornos de personalidad como narcisismo o psicopatía.

En la Universidad Estatal de Florida se llevó a cabo otra investigación que afirma que los celos que producen las selfies pueden detonar la agresión y la violencia en la pareja. Para los investigadores, las selfies en las que la persona muestra su cuerpo, con poses provocativas y ropa muy sexy, pueden causar inseguridad en las parejas, propiciar celos excesivos y originar violencia verbal o física, en los casos más extremos.

Se puede apreciar notablemente en los resultados de los estudios que los hombres sufren más celos sexuales y las mujeres, emocionales.

En la Universidad de Brunel, Londres, se hizo un estudio en el que se reveló que al compartir selfies de pareja no solo se rompe la línea de la privacidad, sino que además se originan desacuerdos, porque muchas veces la otra persona no se siente cómoda con la fotografía, se siente expuesta o simplemente no le gusta cómo se ve en esa imagen que se ha compartido públicamente.

The Independent señala que la obsesión por las selfies reduce la interacción entre las personas y afecta la comunicación de las parejas, lo que da como resultado relaciones de mala calidad donde los malentendidos son cada vez más frecuentes.

Publicado en:

https://www.enpareja.com/estilodevida/La-diferencia-entre-aparentar-ser-feliz-y-serlo-20180204-0017.html










Fuente: www.lavidalucida.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content