El estrés, enfermedad del siglo XXI, 8 señales que dicen estár demasiado estresado y no lo sabes

 
Related

Las 12 mentes brillantes: ¿Quiénes son los pensadores que más influencian a la gente hoy?

Bernardo Andrade Tapia
456 points

El consumo de marihuana en adolescentes altera su cerebro

Bernardo Andrade Tapia
2140 points



Most recent

Weather and Mood: Rainy With a Chance of Depression

Everything
322 points

Paella, the Best Way to Enjoy a Gastronomic Tour of Valencia

About everything
46 points

Most beautiful cities in Andalusia

Turismo Costa del So
38 points

Eye-catching NuBike goes with drive levers instead of a chain

Health at home
242 points

Are Blood Clot Risks in Your Genes?

Healthy Life
432 points

9 Ways HIV Is Not Spread

Healthy Life
248 points
SHARE
TWEET
Sin duda, el estrés se ha convertido en la enfermedad actual, debido a que lo padecemos un gran número de personas formando parte de nuestras vidas.

 El estrés, enfermedad del siglo XXI, 8 señales que dicen estár demasiado estresado y no lo sabes

Por Jose Pereyra, Consejos, Prevención, Salud, 26 de junio de 2018 - 3:29 am, en: todosenfamilia.com

Es importante que tratemos el estrés lo antes posible, ya que este puede desencadenar distintas enfermedades que afectarán nuestra salud considerablemente.

A continuación, en este artículo te mostraremos las 8 principales señales que te ayudarán a identificar si estás estresado para que puedas detectarlo a tiempo y hacer algo al respecto.

Lo que debes saber sobre el estrés para detectarlo a tiempo:

1. Cada vez tienes menos paciencia.

Un síntoma bastante evidente de que el estrés te está consumiendo es cuando te irritas con facilidad.

2. No consigues liberar tu mente de los problemas.

Recuerda que cuanto más pienses en los problemas que no has logrado solucionar más aumentará el estrés y tendrás más probabilidades de sufrir enfermedades.

3. Tu peso está descontrolado.

Sucede que con el estrés o comes en exceso o no comes nada, lo que provoca que aumentes o pierdas peso de forma considerable.

4.- Tu humor está pésimo.

Con el estrés el humor varía mucho, por lo que pasas de un estado feliz a uno triste de un momento a otro.

5.- Pérdida de la libido.

Debido al estrés la libido disminuye considerablemente, ya que sientes que el cansancio se apodera de ti.

6.- Tienes dificultad para dormir.

Esto se debe a que permites que la tensión se apodere de tu vida y los problemas de tu mente, por lo que te resulta difícil conciliar el sueño.

7.- Perdida del cabello.

Este suele ser un síntoma muy común, ya que el estrés afecta demasiado el cabello ocasionando que se caiga sin control.

8.- Tu cuerpo es un caos.

Como el estrés va de la mano con la ansiedad probablemente en varias ocasiones sentirás la necesidad de hacer algo aunque te sientas cansado, por lo que al final no harás nada porque querías hacer todo al mismo tiempo.

Publicado en:

http://todosenfamilia.com/2018/06/26/8-senales-que-demuestran-que-estas-demasiado-estresado-y-no-lo-sabes/


* * *
(2)

Vida Emprendedora

10 señales de que estás demasiado estresado

Estos son los signos que indican que es momento de bajarle un poquito a la velocidad y recuperar la paz interna a como dé lugar.

Todos tenemos algo de estrés en nuestra vida diaria –y es que, ¿quién puede presumir estar 100 por ciento libre de estrés en este mundo moderno?–. Sin embargo, si la tensión y las preocupaciones superan un cierto nivel, nuestra salud física y mental puede verse seriamente afectada… y no tomar cartas en el asunto podría tener consecuencias graves.

Los expertos clasifican los síntomas del estrés en cuatro rubros: cognitivos, físicos, emocionales y de comportamiento. Estas son las principales señales que indican que es momento de bajarle un poquito a la velocidad y recuperar la paz interna a como dé lugar.

1. Te sientes cansado todo el tiempo.

Sea mañana, tarde o noche, la sensación de fatiga nunca abandona tu cuerpo. Aunque te vayas a la cama temprano y sientas que hayas dormido bien, te despiertas al día siguiente y te sigues sintiendo cansado. El estrés es uno de los principales vampiros energéticos.

2. Te enfermas con frecuencia.

Primero te da un ataque mortal de gripa; cuando te recuperas, una gastritis tremenda se apodera de ti. Sufrir padecimiento tras padecimiento es señal inequívoca de que tu cuerpo se encuentra bajo mucho estrés. Esto sucede porque no duermes bien, seguramente te alimentas mal y has adquirido hábitos poco saludables. De acuerdo con diversos estudios, la capacidad de protección de tu sistema inmunológico se reduce un 30 por ciento cuando estás estresado.

3. No puedes dormir.

¿Te ha pasado que das vueltas y vueltas en la cama y simplemente no puedes conciliar el sueño? Aunque te sientas increíblemente cansado, te resulta imposible dormir. En el momento en que recuestas la cabeza sobre la almohada, tu mente se empieza a llenar de tareas pendientes. Haz un alto en tu vida agitada si no quieres que tu salud se vea seriamente afectada.

4. Tu mente está dispersa.

Tu cabeza está en todas partes, y a la vez, en ninguna. Tienes tanto en mente que te olvidas de cosas simples, como dónde dejaste las llaves o alguna fecha importante. Asimismo, te sientes incapaz de concentrarte.

5. Te duele la cabeza.

Si todo el tiempo te duele la cabeza o te sientes mareado, es probable que necesites alejarte unos días del trabajo y el estrés citadino para recuperar tu calidad de vida. Asimismo, una rutina de ejercicio te ayudará a combatir este padecimiento.

6. Estás irritable.

Cuando estás muy estresado, tu tronco cerebral –la parte primitiva de tu cerebro– toma el control, y la parte que permite que planees cede parte de él. Por esta razón, puedes explotar prácticamente por cualquier cosa, por más insignificante que parezca: el sonido de un claxon, ropa tirada en el piso, una frase pronunciada por tu pareja… en fin.


7. Bebes (o fumas) más que antes.

Después de un día duro de trabajo, lo único que deseas es llegar a casa, abrir una botella de cerveza y beber mientras ves televisión. No tiene nada de malo tomarse una cerveza o dos después del trabajo, pero si sientes que éste es un método de escape, presta atención.

8. Pierdes el apetito o comes de más.

Debido a la ansiedad, comes todo el tiempo –y no precisamente cosas saludables– o, de plano, pierdes todas las ganas de comer. Esto se puede ver reflejado, entre muchas otras cosas, en tu peso.

9. Te vuelves negativo.

Los pensamientos negativos se han apoderado de ti: pase lo que pase, todo está mal. Ver el lado negativo de todas las cosas es señal de que no estás disfrutando lo que haces y de que tus actividades diarias te están abrumando.

10. Estás ansioso. Aunque sea fin de semana y te encuentres lejos de la oficina, te sientes ansioso y preocupado. Esto se ve reflejado en la adopción de manías como morderte las uñas o incluso en tics nerviosos.

Publicado en:

https://www.entrepreneur.com/article/269345


* * *
(3)

El estrés, una enfermedad del siglo XXI

Salud, 02 de Noviembre de 2016 - 09:45

Este 2 de noviembre se celebra el día de vencer el estrés, una enfermedad que se relaciona con la incidencia de los pensamientos sobre las acciones y las cuales aumentan la presión interior de una persona.

Este miércoles se celebra el día de vencer el estrés, una enfermedad que se ha vuelto tendencia durante los últimos años y la cual está relacionada con el desarrollo de las nuevas tecnologías y el afán del día a día. Vivir alterados, corriendo, y al filo del consumismo, así como el trabajo bajo presión son algunos de los factores desencadenantes de esta enfermedad que también es conocida como una de las que nació en el siglo XXI.

Uno de los pioneros en investigar las causas de esta enfermedad fue el estudiante de medicina de la Universidad de Praga Hans Selye en los años 30, cuando estaba en segundo año de carrera empezó a desarrollar su teoría sobre la influencia del estrés en la capacidad de adaptarse a las consecuencias de lesiones o enfermedades.

Selye, quien fue director del Instituto de Medicina y Cirugía Experimental de la Universidad de Montreal en Canadá, contempló tres fases para detectar el Síndrome de Adaptación General, forma en la que llamó al conjunto de síntomas.

1. Fase de Alarma

Alteraciones de orden fisiológico y sicológico que presenta el organismo ante una posible situación atípica, generando ansiedad o inquietud.

2. Fase de resistencia

Fase de adaptación a la situación estresante.

3. Fase de agotamiento
Si la fase de resistencia fracasa, es decir, si los mecanismos de adaptación ambiental no resultan eficientes se entra en la fase de agotamiento donde los trastornos fisiológicos, psicológicos o psicosociales tienden a ser crónicos o irreversibles.

Por su parte, Marjorie Rodríguez, psicóloga clínica con enfoque cognitivo conductual y docente de la Universidad del Norte, le explicó a EL HERLDO cuales son algunos de los factores que producen el estrés y de qué forma se puede tratar.

“Se estudia los pensamientos de las personas y cómo estos tienen una reacción en las conductas, muchas de las razones por las que se da esta patología tienen que ver con el tipo de pensamiento que nosotros tenemos, los cuales pueden ser: anticipatorios, catastróficos o el denominado Maximización de lo negativo y minimización de lo positivo”.

De acuerdo a Rodríguez, los pensamientos anticipatorios son aquellos que tenemos cuando nos adelantamos a hechos que aún no han sucedido, cuestionándonos como van a suceder las cosas, generándonos un alto nivel de ansiedad.

Los pensamientos catastróficos, por su parte, se desencadenan cuando las personas ven de manera fatal las situaciones.

En cuanto a la maximización de lo negativo y la minimización de lo positivo, las personas se centran en el punto negro, ver más relevantes las cosas malas que las buenas durante el día.

Asimismo, señaló que el método de indagación para saber si un paciente padece estrés puede hacerse a través de la línea ABC que significa: pensamiento-emoción-conducta.

“Dependiendo del tipo de pensamiento que tenemos nos va a llevar a un tipo de emociones que van a ser acorde a estos pensamientos, los cuales pueden ser negativos (que no podemos controlar) lo que traduce en conductas que son insanas, tóxicas, como desarrollar obsesiones o una ansiedad generalizada”.

Y añadió “La raíz del estrés tiene que ver mucho con la manera como pensamos y la forma como interpretamos la realidad.

Consecuencias de padecerlo

Si no se tienen las herramientas para afrontarlo y para regularlo, puede desencadenar en trastornos como: ansiedad, ataques de pánico, ansiedad generalizada, desarrollo de obsesiones o depresión.

Y otros asociados con trastornos del sueño como el insomnio y trastornos del sexo, pues hay personas que disminuyen su conducta sexual cuando están estresados.

Tips para el manejo y prevención del estrés

Ir al psicólogo como método de prevención:

Cuando las personas sienten que pueden sufrir de estrés, deben acudir al especialista –de acuerdo a Ramírez– para prevenir que la enfermedad se intensifique. “Se tiene la creencia que uno va al sicólogo cuando se está loco y no es así, uno debe ir al especialista con regularidad por prevención”.

Técnica de respiración diafragmática:

Es un proceso en el que se enseña al paciente a respirar desde el vientre hacia arriba de manera continua.

Mindfullness:

Técnica nueva que se centra en el “aquí y en el ahora”, en el día a día se hacen muchas cosas sin conciencia y sin focalizar, comemos por comer, hacemos todo por hacerlo entonces se enseña a prestar atención detenidamente a todos los estímulos del día.

En esta técnica se emplea la respiración consiente y la concentración.

Hábitos saludables:

Hacer ejercicio y comer sano son otros consejos fundamentales para tener una vida tranquila y controlar los altos niveles de estrés.

Bailar y escuchar música: esto ayuda de manera contundente a relajar el organismo ya producir hormonas de felicidad.

Publicado en:

https://www.elheraldo.co/salud/el-estres-una-enfermedad-del-siglo-xxi-299279


* * *
(4)

Síntomas y consecuencias del estrés.

Conociendo los síntomas y consecuencias del estrés, estamos dando el primer paso para podemos eliminarlo y evitar el daño que nos causa.

Sabes con qué te estás enfrentando?

Aprende a liberarte del estrés.

"Conocer bien las cosas, es liberarse de ellas". Marguerite Yourcenar (Escritora, galardonada con la Legión de Honor francesa.)

Conoce a tu enemigo.

Cada uno de nosotros es diferente, por lo tanto, no necesariamente experimentamos todos los síntomas y consecuencias del estrés de la misma manera o con la misma intensidad.

Por eso es importante observarnos, para detectar, de lo que nos está sucediendo, cuáles son síntomas del estrés y cómo nos están afectando.

En este sentido, uno de los principales problemas es que, con frecuencia, ni siquiera nos damos cuenta de nuestro nivel de estrés.

¿Por qué?

Nos acostumbramos a la vida que llevamos y ya no le prestamos atención a lo que sentimos.
Le quitamos importancia, porque creemos que no podemos hacer nada para cambiar lo que está pasando.

En relación al primer punto, quiero contarte un experimento que se hizo en un laboratorio:

Un grupo de investigadores puso a hervir una olla con agua. Cuando el agua empezó a hervir metieron a una rana.

Ésta, al contacto con el agua hirviendo, saltó hacia fuera inmediatamente.
Así salvó su vida.

Más adelante, colocaron a la rana dentro de la misma olla, pero con agua fría. Pusieron la olla en la lumbre, con una flama muy pequeña.
El agua se calentó e hirvió lentamente.
La rana no se dio cuenta del cambio de temperatura y murió.

Cuando el estrés forma parte de nuestra vida diaria, nos acostumbramos a él.
No nos damos cuenta de cómo influye en nuestra salud y en nuestra vida en general, hasta que nos enfermamos o los problemas nos rebasan.

¿Te das cuenta cuando esto te sucede a ti?

Cada quién manifiesta el estrés de distinta manera y con diferente intensidad. Depende de las características personales, por lo que a veces no reconocemos los síntomas del estrés.

El estrés y sus manifestaciones.

El estrés se manifiesta a:

1. Nivel físico.
2. Nivel emocional y psicológico.
3. Nivel de conducta.

A nivel físico.

Revisa los síntomas que aparecen en la siguiente lista.

¿Sientes uno o varios, con frecuencia o con mucha intensidad?

Opresión en el pecho.
Hormigueo o mariposas en el estómago.
Sudor en las palmas de las manos.
Palpitaciones.
Dificultad para tragar o para respirar.
Sequedad en la boca.
Temblor corporal.
Manos y pies fríos.
Tensión muscular.
Falta o aumento de apetito,
Diarrea o estreñimiento.
Fatiga. Etc.

Estos son, sólo, algunos de los síntomas del estrés.
Algunos medicamentos o enfermedades pueden provocarlos.
Si tienes duda, consulta a tu médico.

A nivel emocional o psicológico.

¿Crees que algunas de las siguientes características forman parte de tu vida en estos momentos?

Analiza cada una de ellas:

Inquietud, nerviosismo, ansiedad, temor o angustia.
Deseos de llorar y/o un nudo en la garganta.
Irritabilidad, enojo o furia constante o descontrolada.
Deseos de gritar, golpear o insultar.
Miedo o pánico, que si llega a ser muy intenso puede llevar a sentirnos "paralizados".
Preocupación excesiva, que se puede incluso manifestar como la sensación de no poder controlar nuestro pensamiento.
Pensamiento catastrófico.
La necesidad de que "algo" suceda, para que se acabe la "espera".
La sensación de que la situación nos supera.
Dificultad para tomar decisiones.
Dificultad para concentrarse.
Disminución de la memoria.
Lentitud de pensamiento.
Cambios de humor constantes.
Depresión. Etc.

Recuerda que el estrés tiene solución. Pero necesitamos saber cómo se inicia y cómo se manifiesta, para poder resolverlo.

A nivel de conducta.

Cuando estamos ansiosos o tensos nuestra conducta se altera, a veces sin que nos demos cuenta de ello.

¿Has notado o te han comentado que presentas algunas de estas conductas?

Moverse constantemente.
Risa nerviosa.
Rechinar los dientes.
Tics nerviosos.
Problemas sexuales.
Comer en exceso o dejar de hacerlo.
Beber o fumar con mayor frecuencia.
Dormir en exceso o sufrir de insomnio.
Etc.

Cuando nos damos cuenta de nuestro nivel de estrés, éste se incrementa.

Nos sentimos mal.

Tendemos a negarlo o a pensar que cualquiera estaría igual y es cierto.
Cualquier persona que esté estresado constantemente, presenta algunos de estos síntomas.

Pero sólo si reconocemos el problema y vemos como nos está afectando, podemos solucionarlo. Por eso, es tan importante, estar conscientes de los síntomas y consecuencias.

Un cuento de nunca acabar.

Una situación estresante que no se soluciona, puede provocar un círculo vicioso.

Un problema nos causa estrés. Si éste se mantiene, aumentan nuestros o nos cuesta más trabajo solucionarlos.

¿El resultado?

El estrés se incrementa y se vuelve a dar todo el proceso.

Cuando esta situación se prolonga, surgen problemas de salud o repercute en otras áreas de la vida de la persona.

Por ejemplo, el estrés que empezó con un problema económico, puede provocar conflictos familiares o de trabajo.

Consecuencias del estrés.

Algunas de las consecuencias del estrés son:

•Ansiedad.
• Cansancio, agotamiento o pérdida de energía.
• Dolor en la espalda.
• Estreñimiento o diarrea.
• Depresión.
• Dolores de cabeza.
• Presión sanguínea alta.
• Insomnio.
• Sensación de "falta de aire".
• Caída del cabello.
• Tensión en el cuello.
• Malestar estomacal.
• Subir o bajar de peso.
• Cambios de humor.
• Presión de dientes o mandíbula.
• Tomar más alcohol, tranquilizantes o otras drogas.
• Fumar más.
• Disminución de la autoestima.
• Problemas en sus relaciones con los demás o en el trabajo
• Problemas en diferentes áreas de la vida.
• Dificultad para tomar decisiones.
• Cambios en el estilo de vida, sin razón aparente.
• Propensión a tener accidentes.

algunas de las enfermedades que pueden estar relacionadas con el estrés: gripa, gastritis, colitis y úlceras, migraña, contracturas musculares, artritis, alergias, asma, diabetes mellitus, infartos, cáncer, etc.

Como puedes ver, los síntomas y consecuencias del estrés son muchos y muy variados, por lo que debemos analizar las diferentes áreas de nuestra vida para poder detectarlos, todos, adecuadamente.

Publicado en:

http://www.crecimiento-y-bienestar-emocional.com/sintomas-y-consecuencias.html







Fuente: todosenfamilia.com
SHARE
TWEET
To comment you must log in with your account or sign up!
Featured content